Sánchez reclama a la UE ir más allá de la propuesta de Biden y liderar el acceso igualitario a las vacunas

El  jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, pidió este viernes a la Unión Europea (UE) que lidere el debate en torno al acceso igualitario a las vacunas y no sólo apoyando la propuesta del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sobre la suspensión de patentes, sino siendo aún más ambiciosos. "La mayor desigualdad ahora en el mundo es el acceso a las vacunas", afirmó Sánchez en su intervención en uno de los tres paneles de trabajo en los que se divide la cumbre social de la Unión Europea en Oporto.

El panel en el que participó el jefe del Ejecutivo español estuvo dedicado a los retos de la UE sobre el empleo.

Ante el resto de líderes comunitarios, Sánchez defendió la iniciativa que su Gobierno planteó la víspera de esta cumbre para ir más lejos que la propuesta de Biden sobre la suspensión de las patentes de vacunas. España pide más ambición y plantea que se acelere también el proceso de transición de la tecnología y del conocimiento sobre las vacunas al conjunto de los países del mundo. Junto a ello, propone reforzar la capacidad de fabricación de vacunas y lograr una distribución más rápida de las mismas.

Sánchez dio la bienvenida al planteamiento de Biden, pero cree que ahora Europa debe dar pasos para liderar este debate. En ese sentido, mostró su respaldo a la posición de la Comisión Europea y de su presidenta, Ursula Von der Layen, que se mostró dispuesta a debatir esa y otras propuestas.

Sin embargo, a corto plazo, Von der Layen llamó a todos los países productores de vacunas a que permitan la exportación de inmediato y eviten medidas que interrumpan las cadenas de suministro.

Para Sánchez, 2020 fue un año terrible por la pandemia de coronavirus, pero también resaltó que fue una oportunidad para acelerar el proceso de integración europea. Eso cree que quedó evidenciado en acuerdos como los de reducir aún más las emisiones contaminantes o los fondos que van a facilitar la recuperación de cada uno de los estados y lograr una transformación de las economías para que sean más verdes y digitales.

Para ello abogó por aprobar modificaciones legislativas en cada país con el fin de incorporar los cambios que se consideren necesarios, y recordó que España ya ha abordado modificaciones en ámbitos como el del teletrabajo.

También ve crucial afrontar esos cambios con diálogo social, como afirmó que está ocurriendo en España.

En clave nacional y en una declaración ante los periodistas a su llegada a la cumbre, destacó el papel que va a jugar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía que ha aprobado el Ejecutivo español y que ha enviado ya a Bruselas. Un plan que dijo que permitirá transformar la economía y lograr un país más digital, más verde, más igualitario y más cohesionado desde el punto de vista social. "Por eso creo que España está mirando única y exclusivamente a lo que es importante, la salida de la emergencia sanitaria y el impulso para la recuperación económica y la creación de empleo", añadió.

Ese plan cree también que es una oportunidad única para poner fin a las deficiencias estructurales del mercado laboral promoviendo el empleo de calidad.

El presidente del Gobierno consideró muy oportuna e importante la cumbre de Oporto y felicitó a la presidencia semestral portuguesa de la UE por haberla organizado.

También aprovechó para exponer el proceso de vacunación en España, que parafraseando a su ministra de Sanidad, Carolina Darias, consideró que "va como un tiro".

Muestra de ello dijo que es el hecho de el jueves se vacunara a más de 530.000 personas, lo que aseguró que va a permitir cumplir el objetivo de que el 70 por ciento de la población esté inmunizada a finales del verano.