La crisis del coronavirus

Golpe al turismo: Reino Unido deja a España fuera de su lista de países seguros para viajar este verano

El Gobierno británico ha decidido mantener la recomendación en vigor en contra de los desplazamientos turísticos a España y cualquier viajero que regrese desde este país deberá guardar cuarentena en un alojamiento a su discrección, según ha hecho saber durante la presentación del "protocolo de semáforo" para combatir la propagación de casos importados de COVID-19 en suelo británico.

España se encuentra en la llamada "lista ámbar" lo que implica que, en principio, quien regrese a Reino Unido desde el país deberá someterse a una prueba de coronavirus antes de regresar, y a la vuelta pasar diez días de cuarentena, pero no estará obligado a hacerla en hoteles, sino que podrá hacerla en su domicilio.

Asimismo, se les dará a los viajeros la opción de realizar, el segundo o el octavo día de la cuarentena, un test que permitiría abandonar el aislamiento de forma anticipada.

No obstante, el Gobierno británico ha pedido a los turistas que "no viajen a los países o territorios de la 'lista ámbar' por motivos de ocio", según un comunicado recogido en la página web del Gobierno británico.

Junto a España forman parte de esta lista Italia, Grecia, Francia o Estados Unidos, según había confirmado este mismo viernes en rueda de prensa el ministro de Transportes británico, Grant Shapps, recogida por la cadena BBC.

El ministro, no obstante, ha querido precisar que la lista será revisada cada tres semanas y espera que, según avance el verano, se eliminen condiciones para los destinos turísticos más "tradicionales" de la lista.

Portugal, Gibraltar o Israel formarán parte a partir del 17 de mayo de los 12 territorios que conformarán la lista "verde", por lo que los viajeros que deberán someterse a un test previo al viaje y otro posterior --en el primero o el segundo día-- pero no deberán guardar cuarentena ni son obligatorias más pruebas para acreditar que la persona no es portadora del SARS-CoV-2. Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Brunéi, Islandia o las Malvinas también forman parte de esta lista de restricciones al mínimo.

No obstante, Reino Unido ha introducido a Turquía dentro de la llamada "lista roja", que engloba a los territorios en los cuales los viajeros británicos deberán guardar la cuarentena de diez días, obligatoriamente en un hotel, y someterse a un total de tres pruebas, una previa al viaje y otras dos en el segundo y el octavo día tras llegar a Reino Unido. Además de Turquía, otros países incluidos en esta lista son Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Uruguay, Sudáfrica o Venezuela.

Dado que Estambul es la sede de la final de la Liga de Campeones de Fútbol, que enfrentará a dos equipos ingleses, el Chelsea y el Manchester City, Shapps ha ofrecido en nombre del Gobierno la posibilidad de albergar el partido en suelo británico.

España pide a Londres que reconsidere su decisión

El Gobierno español ha pedido este viernes a Reino Unido que reevalúe su "lista verde" y que lo haga con España en base a la situación epidemiológica "regional e incluso subregional", como en el caso de las islas, porque es la que ofrece una información "mucho más ajustada a la evolución de la pandemia".

Fuentes de Exteriores han indicado a EFE que España respeta que se trate de "una decisión soberana del Reino Unido sobre su propio régimen de fronteras", pero traslada a las autoridades del país que "la evaluación en base a las medias nacionales no ofrece una visión lo suficientemente precisa de la situación epidemiológica real" ya que es distinta en cada territorio de la península.

"El análisis a escala regional ofrece mayor flexibilidad y es mucho más ajustado a la evolución de la pandemia, como viene demostrándose en la Unión Europea desde la aprobación en octubre pasado de la recomendación 2020/1475 sobre libre circulación", añaden las mismas fuentes, que remiten al mapa de evaluación por colores del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

Añaden, desde el departamento que dirige Arancha González Laya, que España apuesta por "la importancia de restablecer cuanto antes la movilidad internacional segura" y subrayan que Exteriores "viene proporcionando regularmente al Reino Unido información completa y detallada sobre la  situación epidemiológica del país, incluyendo datos segregados a nivel regional e incluso subregional (islas)".

Estos datos, explican las fuentes, recogen la incidencia acumulada en cada región, el número y grado de positividad de los test realizados y la secuenciación y prevalencia de las distintas variantes  del virus en cada territorio.