La Generalitat estudiará si el asado en casa de Messi vulneró restricciones

El futbolista ofreció en el jardín de su casa un asado argentino junto a todo el grupo, con la idea de cerrar filas en la recta final de la temporada

La Agencia de Salud Pública de Cataluña, adscrita a la conselleria de Salud de la Generalitat, "estudiará" en los próximos días si en la comida de ayer lunes en casa del capitán del FC Barcelona Leo Messi con toda la plantilla se vulneraron restricciones sanitarias vigentes por la covid.

Messi ofreció en el jardín de su casa un asado argentino junto a todo el grupo, con la idea de cerrar filas en la recta final de la temporada, en la que los azulgranas se juegan su futuro en LaLiga.

Tras la reunión semanal del Govern, el vicepresidente del Govern en funciones, Pere Aragonès, ha explicado que la Agencia de Salud Pública de Cataluña "estudiará" este caso y "determinará desde un punto de vista técnico" si "a partir de aquí hay que dar algún paso más" y tomar alguna medida en concreto.

Aragonès ha recordado que "hay unos procedimientos establecidos" para abordar este tipo de casos y ha hecho un "llamamiento a cumplir las medidas" de seguridad sanitarias para hacer frente a la pandemia de covid, un llamamiento especialmente dirigido a "personalidades con proyección pública", para que las cumplan de manera "más intensa" y así dar "ejemplo".

También la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó ha insistido en que la Agencia de Salud Pública de Cataluña "hará en los próximos días una valoración técnica" sobre el caso y comunicará al Govern su punto de vista sobre cómo proceder.

Expediente de LaLiga

Por su parte, LaLiga ha abierto un expediente informativo a los jugadores de la plantilla del FC Barcelona que acudieron al domicilio de Leo Messi a una comida a modo de conjura que podría haber incumplido la normativa actual del ente contra la pandemia.

Según confirmaron fuentes de LaLiga a Europa Press, a los jugadores del Barça implicados en esa reunión en casa del capitán blaugrana se les abre un expediente informativo para comprobar si hubo "vulneración del protocolo" de LaLiga.

A esa comida acudieron los jugadores de la plantilla, incluidos miembros del Barça B que entrenan asiduamente a las órdenes de Ronald Koeman, y algunas de sus parejas.

Según los frutos de ese expediente informativo, el caso podría acabar con un expediente disciplinario. De momento, el club no se ha pronunciado al respecto ni tampoco los jugadores.

Sí ha dado su opinión la consellera de Presidencia y portavoz del Govern de la Generalitat, Meritxell Budó, quien apunta a que la Agència de Salut Pública hará una "valoración técnica" de lo sucedido, al incumplirse la normativa vigente anti coronavirus.