Concluye una atípica jornada electoral: de las colas a la jornada laboral y las protestas de Femen

El presidente del Gobierno ha recibido insultos y abucheos en su centro de votación en Pozuelo de Alarcón

La jornada electoral de este 4 de mayo ha marcado un hito histórico al convertirse en la primera ocasión en la historia en la que los madrileños acuden a las urnas en medio de una pandemia sanitaria, la del COVID-19, y la segunda ocasión en la que se producía una cita electoral en día laborable.

Dos circunstancias que han llevado a una jornada marcada por las colas que se han producido en los colegios electorales, principalmente a primera hora de la mañana, con esperas en algunas ocasiones que han llegado a superar la hora.

Se trata de la segunda ocasión en la historia de la Comunidad en la que los comicios han tenido lugar en día laborable, tras los celebrados el 10 de junio de 1987, miércoles.

Con la apertura de las mesas electorales, se han producido retrasos en las votaciones debido al aforo exigido en los locales y el distanciamiento en cumplimiento de las medidas sanitarias por la pandemia. Los propios candidatos han tenido que esperar la cola unos minutos para poder ejercer su derecho al voto.

Al inicio de la jornada, desde la Comunidad de Madrid han pedido "paciencia" a los ciudadanos debido a la situación excepcional generara por la pandemia que ha obligado en estos comicios a extremar las precauciones.

Las anécdotas de la jornada

Como cada jornada, la votación ha traído algunas anécdotas e incidencias si bien se ha desarrollado con total normalidad. Una de las primeras anécdotas ha sido el caso de una mujer que ha acudido junto a su marido a votar al colegio Ortega y Gasset de la capital tras romper aguas y antes de ir al hospital. "Hay que ser responsables e ir a votar lo primero de todo", ha dicho.

En Moratalaz, los vecinos han acudido a votar a la plaza de toros, mientras que en Becerril de la Sierra los habitantes han llegado al polideportivo habilitado para la jornada en el tren turístico del municipios al estar a un kilómetro del centro de la localidad.

Entre las incidencias producidas destaca la protesta de cinco activistas de Femen a las puertas del colegio electoral de la candidata de Vox, Rocío Monasterio. Las mujeres han sido detenidas e identificadas por la Policía Nacional.

Abucheos a Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido insultos y abucheos en Pozuelo de Alarcón, donde le han esperado una decena de personas con gritos de "sinvergüenza".

Otras de las anomalías han sido la retirada de una treintena de carteles de contenido electoral por su proximidad a los centros de votación.

En Las Rozas, el presidente de una mesa ha acudido con una camiseta en la que se podía leer: "Comunismo y libertad" y se le ha pedido que se la quitara.

En Villanueva del Pardillo, el presidente de otra mesa ha solicitado un equipo de protección EPI, se le ha indicado que no era necesario y se ha solucionado la incidencia. En Alcorcón un anciano de 90 años ha sufrido una caída a las puertas de un colegio electoral y ha sido atendido por la Cruz Roja.