La participación en la Comunidad de Madrid se dispara al 69,27%, más de 11 puntos más que en el año 2019

Los candidatos animan a votar en unos comocios en clave nacional en medio de largas colas en los colegios electorales

La participación en las elecciones autonómicas a la Comunidad de Madrid hasta las 19.00 horas se sitúa en el 69,27%, más de 11 puntos más que a la misma hora que en los mismos comicios de 2019, según datos ofrecidos por la Comunidad de Madrid. En las elecciones autonómicas de 2019, la participación a la misma hora fue del 58,13%. El incremento se puede deber no obstante a que en la región es día laborable y muchas personas han aprovechado para votar a primera hora antes de incorporarse a su puesto de trabajo. Los comicios han arrancado de forma puntual a las 9.00 horas con la apertura de los colegios, en muchos de los cuales se han registrado desde entonces largas colas, provocadas por el cumplimiento de las medidas de seguridad contra el coronavirus. Todos los candidatos han animado a que haya una gran participación a pesar de los inconvenientes de que sea día laboral y por el protococolo COVID, que han provocado que haya más espera para votar que en otros comicios. Y lo han hecho en clave nacional porque según ha afirmado por ejemplo la presidenta en funciones, Isabel Díaz Ayuso, se está jugando en las urnas "el modelo de país que queremos".

Según datos del Gobierno regional a una hora del cierre oficial de los 1.084 colegios, 3.313.427 electores habían depositado su voto en las 7.265 mesas habilitadas hasta las siete de la tarde frente a los 2.762.191 de 2019.

Un total de 5.112.658 personas están llamadas a votar en estas elecciones autonómicas, de las cuales 4.783.528 residen en la región, en una jornada electoral celebrada en día laborable y marcada por las medidas de protección contra el coronavirus, en la que ha habido esperas en la mayoría de colegios.

A las ocho de la tarde está previsto el cierre de los centros electorales, si bien las personas que antes de esa hora estén esperando podrán hacerlo.

En estas elecciones autonómicas anticipadas del 4 de mayo se elegirá a un total de 136 representantes que conformarán la Asamblea de Madrid para la legislatura 2021-23. Habrá, por lo tanto, cuatro diputados más como consecuencia del incremento de la población en la región, tal y como estipula el Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid. La mayoría absoluta se conseguiría con 69 votos.

En cualquier caso, el consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ha destacado la normalidad en esta jornada electoral más allá de las largas colas y de un incidente que han protagonizado unas activistas de Femen en el colegio San Agustín, donde ha votado la candidata de Vox, Rocío Monasterio.

Precisamente han sido las colas las protagonistas durante toda la jornada. Entre los colegios en los que se ha formado una larga espera está el de La Navata, en Galapagar, donde ha acudido a ejercer su derecho al voto, a las 9.00 horas, el candidato de Unidas Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, uno de los más madrugadores de entre los seis principales cabezas de lista que concurren a estos comicios.

El propio Iglesias ha aguardado cola junto al resto de electores, rodeado de periodistas y cámaras de televisión. Otros colegios que han registrado largas colas son Julio Cortázar (Getafe) y en Madrid capital La Salle San Rafael, Juan Bautista de Toledo, Joaquín Turina y Nicolás Salmerón. En este último caso la cola la formaban alrededor de 200 personas que daban prácticamente la vuelta a la manzana. Incluso la candidata de Vox, Rocio Monasterio, que ha ido a votar al colegio San Agustín, al lado del Santiago Bernabéu, ha tenido que esperar una hora.

Edmundo Bal, el más madrugador

Los principales candidatos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid han acudido a lo largo de la mañana a sus colegios electorales para votar, salvo Mónica García, de Más Madrid, que ya lo hizo por correo, y que ha acompañado a su padre.

El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha ido a las 9:40 horas de esta mañana al centro cultural Alfredo Kraus, siendo el más madrugador de los candidatos. El candidato naranja ha llamado a la participación mientras que esperaba su turno: "Es un día muy bonito, es la primera vez que me presento como cabeza de lista. Estoy con mucha ilusión y muchas ganas. Es el día de votar, para dejarnos de descalificaciones. Llamo a votar a los ciudadanos".

Bal se ha mostrado esperanzado por la alta participación que predicen las encuestas. Además ha hecho referencia a la batalla vivida entre partidos durante la campaña electoral: La campaña ha tenido sus cosas, todos han vivido esta campaña con insultos y aspavientos. "Si algo significa ir a una urna y depositar un voto es moderación, sensatez, dejar de gritar. Me gustaría pedirles a los madrileños que vayan a ejercer su derecho, y que tengamos la participación más alta de la historia".

Iglesias ha sido el segundo candidato a la Comunidad de Madrid en ejercer su derecho a voto tras Edmundo Bal, de Ciudadanos. Iglesias ha hecho una larga cola en un colegio de La Navata, en Galapagar, donde ha acudido a ejercer su derecho al voto, pasadas las 9.00 horas.

A la salida del colegio, Iglesias ha asegurado que en estos comocios "nos jugamos pararle los pies a la mentira y a la ultraderecha" y "va a haber una enorme lección democrática de un Madrid que quiere servicios públicos".

"Me llega que hay colas interminables para votar, especialmente en barrios y pueblos de obreros. Creo que esta noche, gracias a la participación en los pueblos de la gente trabajadora vamos a conseguir que la Comunidad de Madrid tenga un Gobierno decente", ha aseverado.

Poco después, Ayuso ha ejercido su derecho al voto en el colegio La Inmacualada-Marillac en Madrid.

Tras votar, ha dado "las gracias a los madrileños por participar en unas elecciones en las que está pendiente todo el país". "Hoy votar es seguro. Les animo a la participación, aunque ya vemos grandes colas para votar, porque no hay nada más importante que los ciudadanos participen", ha dicho, pidiendo "paciencia".

"Somos conscientes de que hoy es laborable y que hay medidas de seguridad, ha indicado, recalcando la importancia de que "hoy elegimos el modelo de país que queremos y espero que lo hagamos en convivencia".

Ayuso ha trasladado su "orgullo" porque no puede haber nada "nada más importante que ir a unas urnas, a una contienda electoral, y que los ciudadanos participen".

La candidata de Más Madrid a las elecciones autonómicas, Mónica García, ha animado a los madrileños a aprovechar el que "puede ser un día histórico" para "convertir los aplausos en votos" y que así puedan ver "lo bueno por conocer".

García, que votó por correo, ha acompañado a su padre a votar al colegio Montserrat, en el distrito de Retiro de la capital, cumpliendo según ha dicho con una "tradición familiar".

A la entrada del colegio, ha declarado a los medios que "es un día de responsabilidad", en el que cada voto "es también un voto de ilusión y de esperanza", y en el que, pese a ser "una jornada complicada" por ser laborable", espera que la gente vea "una oportunidad para mejorar la Comunidad de Madrid".

Elecciones que van a "cambiar la política española"

Por su parte, Rocío Monasterio ha afirmado que las elecciones que se celebran este martes, 4 de mayo, en la región van a "cambiar la política española" y ha pedido a los madrileños que vayan a votar y no se queden en casa.

Así lo ha manifestado tras ejercer su derecho al voto en el colegio San Agustín, ubicado en el distrito de Chamartín, cerca de las 11.30 horas de esta mañana y tras hacer más de una hora de cola junto a su marido y portavoz de Vox en el Congreso de los Diputados, Iván Espinosa de los Monteros.

"Hoy por fin ha llegado el día de la votación, el día tan esperado por todos para poder cambiar el rumbo de España. Esta votación de Madrid va a cambiar la política española y Vox va a ser el partido que va ser clave para que no entre la izquierda. Esta noche veremos los resultados", ha asegurado la candidata a los medios de comunicación.

El último candidato en ejercer su derecho al voto ha sido el socialista Ángel Gabilondo, que ha alentado a los ciudadanos a votar "con convicción" en un día que califica como "la fiesta de la democracia".

Así lo ha expresado Gabilondo en declaraciones a los periodistas tras votar en el Colegio Joaquín Turina, en el barrio de Pinar de Chamartín. Ha esperado rigurosamente la fila para votar durante 45 minutos, donde no ha parado de pedir que, por favor, se dejara el paso libre para el resto de ciudadanos ante la expectación mediática.

"Agradezco a todos los que están haciendo posible que esta sea la fiesta de la democracia y, como ciudadano, agradecer que hayan hecho este esfuerzo", ha trasladado Gabilondo, al tiempo que ha alentado a los madrileños a que participen "explícitamente".

Al hilo, ha insistido en que llenen las urnas con "sus convicciones democráticas" y vayan a hacerlo con "ilusión, porque la Comunidad "se juega muchas cosas siempre que hay una elección".

Más de cinco millones de votantes

Un total de 5.112.658 personas están llamadas a votar en estos comicios, de las cuales 4.783.528 residen en la región, en una jornada electoral que estará marcada por las medidas de protección contra el coronavirus y por las consecuencias de los resultados no sólo en la comunidad autónoma sino también a nivel nacional. La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, ha afirmado que el dispositivo de seguridad en torno a las elecciones es especial por la "crispación" de la campaña y precampaña y por el "carácter nacional" de esta cita electoral.

"Fascismo", "democracia" y "libertad" han sido las palabras más habituales en una contienda marcada por la ideología, la tensión política y la polarización entre bloques, con amenazas incluidas.

Son unas elecciones singulares en la región al ser las primeras que se celebran por adelantado y las segundas que tienen lugar en día laborable tras las de 1987, aunque no habrá clase en los centros no universitarios.

Además, son las cuartas elecciones que tienen lugar durante la pandemia del coronavirus en España tras las gallegas, vascas y catalanas, lo que ha obligado a extremar las medidas de seguridad y a establecer determinadas reglas y recomendaciones.

Y pese a ser unas elecciones autonómicas, tienen más repercusión nacional que en otras ocasiones por la rivalidad planteada entre Ayuso y Sánchez, la incógnita sobre el futuro político de Pablo Iglesias y la expectación por los resultados de Ciudadanos tras la debacle de comicios anteriores.

En total, hay 1.084 colegios electorales en la región, frente a los 1.065 de las elecciones autonómicas y municipales de 2019, además de 7.265 mesas electorales, 9.000 urnas y 2.500 cabinas.

Los colegios electorales estarán abiertos hasta las ocho de la tarde, pero la Comunidad de Madrid recomienda que acudan a votar en la franja de 10:00 a 12:00 horas los mayores de 65 años o que presenten alguna discapacidad y, en su caso, sus cuidadores.

En el caso de las personas con coronavirus o sospecha de tenerlo, la recomendación es que vayan de 19:00 a 20:00 horas.

Los votantes deben ir al colegio electoral con su propia mascarilla y disponen en el local de una quirúrgica cuyo uso está recomendado por encima de la que lleven en ese momento. Además, habrá gel hidroalcohólico y guantes en los centros como medidas de protección adicionales.

Los colegios electorales tienen un recorrido de entrada y otro de salida, así como marcas en el suelo indicando los dos metros de distancia que se han de mantener entre votantes y miembros de las mesas, y entre estos últimos entre sí.

Se recomienda a los votantes que lleven el voto preparado y permanezcan en el interior del colegio únicamente el tiempo preciso para votar.

Para evitar riesgos, habrá bandejas en las mesas electorales para que los votantes depositen su identificación sin necesidad de que la manipulen los miembros de la mesa, quienes por su parte disponen de mascarillas FFP2, una pantalla de protección facial y guantes, aunque no llevan petos de protección.

Los electores pueden elegir entre veinte candidaturas, cinco más que en las elecciones autonómicas 2019 y siete de ellas nuevas.

Entre las candidaturas que repiten están las seis con representación actualmente en la Asamblea de Madrid: PSOE, PP, Ciudadanos, Más Madrid, Vox y Unidas Podemos.Con su voto, los electores eligen a 136 diputados (cuatro más que hasta ahora debido al incremento de población en la región), lo que convertirá a la Asamblea de Madrid en el parlamento autonómico con mayor número de representantes.

La Comunidad ha habilitado la web elecciones.comunidad.madrid y una aplicación móvil para informar sobre distintos aspectos del proceso electoral, como la participación, los resultados, detalles del protocolo anticovid y el porcentaje de aforo en los colegios electorales.

RELACIONADO