Distancias, mascarillas, franjas horarias, gel y ventanas abiertas, así se votará este 4-M

La Comunidad de Madrid pondrá a disposición de los electores casi cinco millones de mascarillas quirúrgicas, además de 124.000 FFP2 para los miembros de las mesas, así como 55.000 litros de gel hidroalcóholico, dos millones de guantes y 45.000 pantallas de protección facial.

El consejero de Sanidad del Gobierno regional, Enrique Ruiz Escudero, ha informado este lunes, a través de una rueda de prensa celebrada en Ifema Madrid, donde está situado el Centro de Difusión de Datos de los comicios autonómicos, de que un dispositivo de 3.300 efectivos de limpieza se encargarán de la desinfección de los locales electorales cada tres horas; 2.168 personas encargadas de distribuir las mascarillas; y 4.032 representantes de la Administración que velarán para que la jornada electoral transcurra con "normalidad y seguridad".

Además, se dispondrá de un equipo humano formado por 18.000 personas, de las que 2.800 son responsables Covid que han recibido formación específica para realizar su labor durante la jornada electoral y que estarán dotados de equipos móviles para la gestión y el control de incidencias.

Entre otras funciones, se encargarán de controlar el acceso ordenado y el flujo de los votantes dentro el local electoral, velar por el cumplimiento de las distancias y el resto de medidas de seguridad.

Igualmente, dentro del protocolo, se han entregado 7.300 bandejas 'porta-documentos', para colocar el DNI y evitar así el contacto físico entre los electores y los miembros de las mesas electorales; 4.500 carteles informativos; y 254.000 metros lineales de señalética para facilitar el mantenimiento de las distancias de seguridad.

Escudero ha explicado que en los locales electorales se respetarán las distancias mínimas interpersonales de seguridad entre todas las personas presentes, tanto en los accesos como en las zonas de votación, se mantendrán las ventanas y puertas abiertas y en las mesas se establecerán distancias mínimas de seguridad entre los votantes y las personas integrantes.

La Comunidad de Madrid ha recomendado a las personas vulnerables y a los mayores de 65 años que acudan a votar preferentemente en la franja horaria de 10 a 12 horas y ha aconsejado a las personas con enfermedad activa o con sospecha de COVID-19 que acudan preferentemente de 19 a 20 horas.

Asimismo, aunque se debe acudir a votar sin acompañantes, habrá excepciones para aquellos que requieran el auxilio de otra persona por razones de disfuncionalidad, o bien en el caso de los menores que estén a cargo del votante.

Para minimizar los contactos, los electores colocarán su documento identificativo sobre una bandeja con la foto hacia arriba y mostrarán el sobre a los miembros de la mesa para que puedan comprobar que solo hay un voto. No se deberán retirarán la mascarilla a excepción de que la mesa se lo requiera para facilitar su identificación.

Si durante el proceso alguno de los presentes en el interior del local electoral manifiesta síntomas de infección por COVID-19, el responsable de seguridad sanitaria le acompañará a una sala habilitada para el aislamiento de posibles casos de infección y se activará el protocolo correspondiente por sospecha de contagio.