Navalni reaparece muy demacrado tras su huelga de hambre: "Solo soy un esqueleto"

El líder opositor ruso ha perdido más de 20 kilos y asegura que ahora pesa "lo mismo que cuando estaba en la escuela"

El líder opositor ruso, Alexei Navalni, ha reaparecido este jueves muy demacrado y con la cabeza rapada tras su huelga de hambre en prisión durante una comparecencia desde desde prisión por videoconferencia en la vista judicial de apelación de la condena por difamación de un veterano de guerra dictada el pasado 20 de febrero.

"Me miré en el espejo. Por supuesto, solo soy un esqueleto terrible”, dijo el opositor, que permaneció tres semanas en huelga de hambre, para exigir ser atendido por médicos de su confianza debido al drástico empeoramiento de su salud. "He adelgazado, peso 72 kilos, lo mismo que cuando estaba en la escuela", agregó.

Navalni agregó que cada día come unas cucharadas de papilla de avena, y también puede comenzar a ingerir verduras, según la recomendación de los médicos.

El opositor ruso perdió la apelación contra el veredicto de un tribunal de Moscú que le halló culpable de difamación de un veterano de la Segunda Guerra Mundial y le impuso una multa de 850.000 rublos (unos 11.500 dólares). "Dejar sin cambios el veredicto", dice un comunicado del tribunal Babushkinski al que tuvo acceso Efe.

Navalni, que cumple una condena de dos años y medio de prisión por un antiguo caso de estafa, se declaró no culpable y aseguró que el caso por difamación del veterano se llevó a cabo con varias infracciones.

La Justicia rusa condenó al líder opositor ruso en febrero a una multa de 850.000 rublos, 100.000 menos de los que solicitaba la Fiscalía, por publicar en junio de 2020 un vídeo en el que llama "vendidos" y "traidores" a los protagonistas de una grabación que defendían las enmiendas constitucionales promovidas por el presidente ruso, Vladímir Putin, entre ellos, el veterano Ignat Artemenko.

El nieto del anciano demandó al opositor, que se declaró no culpable y acusó a los familiares de intentar sacar provecho de la situación, "comerciando" con su imagen.

La Eurocámara exige a Rusia su liberación

El Parlamento Europeo ha reiterado la petición a Rusia para ponga en libertad de forma inmediata a Navalni, cuya sentencia de prisión considera motivada políticamente y contraria a las obligaciones de Rusia en cuanto a Derechos Humanos.

En una resolución apoyada por 569 eurodiputados, con solo 67 en contra y 46 abstenciones, la Eurocámara recuerda que las autoridades rusas y en particular el presidente, Vladimir Putin, son responsables de la salud y la integridad física de Navalni, y le exige medidas necesarias para garantizar su bienestar.

Igualmente, la resolución afea el despliegue ruso en la frontera ucraniana, donde se han concentrado más de 100.000 efectivos que Moscú ya ha anunciado que retirará. Los parlamentarios aseguran que si la escalada militar acaba en una invasión, la UE debe dejar claro que las consecuencias de esa vulneración de la legislación internacional serán severas.

Y propone que la UE detenga sus importaciones de petróleo y gas desde Rusia, excluir al país del sistema de pagos SWIFT y congelar los activos y negar visados para los oligarcas vinculados a las autoridades rusas, como medidas para responder a una agresión rusa.

Sobre la explosión de un depósito de armas en República Checa en 2014, que dejó dos muertos, los eurodiputados se han solidarizado con el pueblo y las autoridades checas y han trasladado su apoyo en la disputa diplomática con Rusia, que ha incluido la expulsión de personal de las embajadas.