Sánchez llama al voto para "frenar" el extremismo de Vox: "Es una amenaza para la democracia española"

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha pedido este domingo el voto para "frenar la amenaza extremista de la ultraderecha" que representa Vox, ante las amenazas de muerte recibidas por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. "Vox es una amenaza para la democracia", ha sentenciado Sánchez en el mitin de ecuador de la campaña de las elecciones autonómicas de Madrid que ha celebrado el PSOE en Getafe, en el que ha arropado al candidato socialista, Ángel Gabilondo.

Sánchez ha aseverado que Vox representa una amenaza para la democracia española y ha alertado de que los seguidores del asalto al Capitolio de Washington están a "muy pocos metros". "Nos estremecemos cuando recordamos la marcha sobre el Capitolio de Washington, de la capital estadounidense, con su reguero de violencia y de odio, pero sus equivalentes, la gente que defiende lo mismo que vimos en el Capitolio de Washington, los tenemos a muy pocos metros de nosotros", ha sostenido Sánchez.

El presidente del Ejecutivo ha advertido de que hay que reconocer que la democracia española tiene un problema, la ultraderecha, que también afecta a democracias maduras como la francesa, la alemana o la estadounidense, y ha subrayado que los demócratas han de recurrir a la "fuerza del voto" como respuesta ante el odio.

"Nos horrorizamos cuando vemos al neofascismo competir, incluso con garantías de poder superar la primera vuelta de las elecciones francesas, pero sus amigos están a muy pocos metros de nosotros, se asoman a los medios de comunicación, esparcen el veneno del odio entre aquellos que no piensan como ellos", ha criticado.

Sánchez ha hecho hincapié en que el discurso del odio se está extendiendo: "Ha llegado la hora de ser claro y decir que Vox representa una amenaza para la democracia española, una amenaza para la convivencia de los españoles".

El secretario general de los socialistas ha indicado que ese partido cruzó una línea el pasado viernes en el debate de la Cadena Ser, al no condenar las amenazas de muerte al candidato de Unidas Podemos Pablo Iglesias y al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, pero ha asegurado que será "la última línea que cruce".

Sánchez ha dicho que el hecho de que la candidata de Vox Rocío Monasterio culpara a los amenazados de haber conspirado para enviarse a sí mismos las amenazas es "algo muy grave que lo ha cambiado todo" y que no va a ser un paso más que se considere una travesura.

Ha destacado que hasta ahora han soportado los gritos, los insultos, el odio, las mentiras e incluso las amenazas de la extrema derecha, algo que incluso se ha llegado a considerar "normal", pero ha advertido de que ha llegado el momento de reconocer que la democracia tiene un problema.

"Todos los demócratas estamos convocados, nos hemos levantado y nos hemos puesto en pie para decir 'basta'.(...) No es normal que aceptemos esto como algo normal. Necesitamos la máxima movilización porque se trata de nuestros derechos. No es normal quitar importancia a algo tan grave como una amenaza de muerte, se trata de la convivencia de todos y de todas. No es normal ser equidistante", ha afirmado.

"No es una anécdota, no es un caso aislado; lo que está ocurriendo aquí y en otras partes del mundo es algo que tenemos que parar de inmediato porque no se trata de Madrid, es nuestra democracia", ha añadido.

Sánchez ha enfatizado que Vox "no es un partido cualquiera" sino que "sostiene con su voto a gobiernos del PP en distintas partes de España" y es la formación con la que pretenden gobernar los populares en Madrid, ante lo que ha llamado a "defender la democracia con los votos" con serenidad y contundencia para evitar retroceder en derechos y libertades.

"Ante cada provocación van a tener una respuesta; ante cada insulto, nuestro repudio; y ante su odio, la fuerza del voto, la fuerza de la democracia", ha concluido.

También ha tomado la palabra en el mitin Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior, que ha vuelto a criticar la equidistancia de los partidos de derecha frente al señalamiento de las personas, sin "condena real" a esos hechos, y ha resaltado que el PSOE nunca dará un paso atrás y se seguirá enfrentando "al intolerante y al que no entiende que la diversidad es riqueza".

"Nos hemos enfrentado al que nos señala y nunca daremos un paso atrás, eso que lo tengan en cuenta", ha subrayado el responsable de Interior, mientras calificaba de "abominable" el cartel de Vox contra los menores extranjeros no acompañados por ser un ataque contra los vulnerables.

Por su parte, el candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha insistido en que estas elecciones “ganará la democracia o vencerá el odio”, y ha advertido a los “violentos” que los socialistas y la izquierda “van a frenar su paso”.

“Nos han querido convencer de que Madrid era del PP y el santuario de la ultraderecha pero Madrid ha despertado y ha dicho basta para poner fin a esta pesadilla”, ha aseverado el candidato socialista.

Además, ha reprochado a la presidenta regional y candidata a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, sus declaraciones de que “si te llaman fascista estás en el lado bueno de la historia” porque es la “cómplice” de la ultraderecha para “alentar el miedo y el odio”.

El acto electoral ha coincido con el 47 aniversario de la Revolución de los Claveles en Portugal que puso fin a la dictadura en ese país. Tanto Gabilondo como el secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, han recordado la canción que representa al 25 de abril , "Grandola Vila Morena", como símbolo del Madrid que quiere el PSOE: "En cada esquina un amigo, en cada rostro igualdad".

Polémica el mitin del PSOE

La presidenta madrileña y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado al partido socialista de celebrar un mitin en un polideportivo de Getafe dentro de una zona confinada, algo que ha desmentido el PSOE al defender que la entrada está en una área sin restricciones.

El mitin de Sánchez y Gabilodno han celebrado el mitin en el Polideportivo Municipal Juan de la Cierva, en Getafe, en la zona básica de salud de Las Margaritas, que lleva confinada desde el cinco de abril.

Sin embargo, fuentes socialistas han defendido que la entrada a dicho polideportivo se realiza desde la Avenida Juan de Borbón que pertenece al área de Las Ciudades, que no tiene restricciones.

En un acto de campaña en Alcorcón, Ayuso ha dicho a Sánchez que se cree que "está por encima del bien y del mal" porque "no ha tenido lugar mejor que hacer un mitin en contra de la Comunidad de Madrid en una zona confinada".

El consejero madrileño de Vivienda, David Pérez, ha añadido que el PSOE ha realizado un mitin en un área donde los ciudadanos "no pueden ver a sus madres ni ir a hacer la compra", pero el presidente del Gobierno "cree que está por encima de todo, esa es la mentalidad del PSOE".

En declaraciones a los periodistas tras finalizar el acto de campaña, la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, ha asegurado que el PP "no se entera de nada" y ha argumentando que la entrada al polideportivo está en una zona no confinada, por lo que se puede acceder para "practicar deporte o, en este caso, realizar un mitin".