Gabilondo afirma que la campaña toma un nuevo rumbo y es "contra el fascismo"

El candidato socialista ha estado arropado en el acto por Marlaska y María Gámez y quienes han condenado las palabras de Vox contra Iglesias

El candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha aseverado que en las elecciones del 4 de mayo lo que se decide en las urnas es la "democracia frente a la ultraderecha" y ha afirmado que la campaña electoral ha tomado un "nuevo rumbo" que va contra "el fascismo".

Hay que cerrar el paso al Gobierno de Colón. La señora Ayuso con la ultraderecha se sienten impunes y el pueblo de Madrid tiene que estar contra la ultraderecha y el Gobierno de Colón por nuestra libertad”, ha insistido este sábado.

Gabilondo ha dado un mitín ante unos 200 militantes en Puente de Vallecas, en la Plaza de la Constitución conocida como Plaza Roja, en el que han participado la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto; y la número dos por el PSOE en la candidatura a la Presidencia regional madrileña, Hana Jalloul.

También han participado el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, quienes, junto al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, han recibido esta semana amenazas de muerte en forma de balas.

El candidato socialista ha recalcado que quienes no condenen explícitamente la violencia, en referencia a PP y Vox, deben "ser vencidos en las urnas" y que estas elecciones "no solo van de Madrid, van de democracia" porque ante amenazas de muerte "no vale la equidistancia".

"Contra la mentira, nuestra palabra. Contra la xenofobia, nuestro abrazo. Contra la ultraderecha, el pueblo de Madrid. Contra el Gobierno de Colón, nuestra libertad", ha defendido Gabilondo.

Ha recriminado al PP y Vox los ataques a las personas de las colas del hambre, a los menores extranjeros no acompañados, a las mujeres y a los homosexuales, lo que ha insistido en que es un “alegato no democrático”, al igual que "dar cobertura a amenazas de muerte".

Se acabó la campaña como la conocíamos, como tantas veces en la historia, un PSOE muy fuerte podrá hacer ganar a la democracia”, ha aseverado.

Marlaska censura la equidistancia

La intervención del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha sido para censurar la "equidistancia" de Vox en la condena a las cartas amenazantes con balas que recibió él mismo, el secretario general de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez.

"Cuando hay señalamiento de personas no valen las medias tintas, no vale la equidistancia, hay que hacer la condena en concreto, porque sino, esa equidistancia nos recuerda a otros fascismos, a otros tiempos y a otro momento que este Estado de derecho recuperó y derrotó", ha proclamado Marlaska en un acto electoral del PSOE en Madrid.

En este contexto, Marlaska ha pedido la "condena" de esta actitud de Vox porque, según ha dicho, "es un deber de democracia, de convivencia y de tolerancia". "Madrid no es el Madrid del odio", ha subrayado el ministro del Interior.

Asimismo, también ha cargado contra la candidata del PP a estos comicios del próximo 4 de mayo, Isabel Díaz Ayuso, a la que ha alineado junto a Vox, asegurando que estas dos formaciones "tratan de enfrentar a esta Comunidad con el resto de España".