El debate, la guerra de encuestas y el pacto de Gabilondo con Iglesias condicionan la campaña madrileña

Los partidos de la izquierda van a rescatar en los mítines del fin de semana el lema de Podemos del ‘sí se puede’ conquistar Madrid

El debate electoral de Telemadrid y la encuesta del CIS de Tezanos en la que se prima una posible victoria de la izquierda en las elecciones madrileñas del 4 de mayo, van a marcar los mítines de este fin de semana en Madrid donde los partidos de la izquierda PSOE, Más Madrid y UP van a rescatar el lema fundacional de Podemos del ‘sí se puede’ conquistar Madrid.

El debate de Telemadrid, por más que se consuelen los dirigentes del PP y los analistas afines, que aseguran que Ayuso salió ilesa, ha sido malo para el PP porque Ayuso tenía en Madrid y en los errores del Gobierno de Sánchez argumentos suficientes para haber arrasado a sus contrincantes en tv.

Pero Ayuso no sirve para estos debates y sus asesores no le prepararon respuestas para la cuestión esperada más espinosa para ella de la muerte de ancianos en las residencias de Madrid.

E Iglesias se le escapó vivo a Ayuso y la izquierda salió convencida de que ganó el debate y mejoró sus posiciones lo que parece cierto pero no en los porcentajes suficientes para cantar victoria el 4-M. Y dentro de la izquierda todos coinciden en que Monica García fue la mejor, lo que hará que Más Madrid mejore sus expectativas y le quite escaños a Gabilondo e Iglesias.

En la derecha existe una razonable preocupación por el resultado del debate y su impacto en las encuestas, y temen que el posible hundimiento de Cs tire miles de votos del centro derecha a la papelera y mejore la oportunidad de la izquierda.

Un bloque de la izquierda donde, por orden de Moncloa, Gabilondo cambió su discurso y se abrió a incluir a Iglesias en su posible gobierno lo que le da al PP una buena oportunidad de dañar la candidatura de Gabilondo.

Y lo que viene a recuperar las posibilidades de Ayuso de volver a Gobernar, siempre y cuando no ocurra nada nuevo que le de un vuelco a esta larga campaña electoral en los 10 días que faltan para el 4-M. Y en los que los mítines de este fin de semana van a marcar una tendencia hacia la recta final.

Sobre la guerra de las encuestas parece claro que la del CIS de Tezanos, que habla de empate con ventaja de la izquierda, es una burda manipulación tal y como ocurrió con los pronósticos de Tezanos en el 10-N de 2019 y durante las pasadas elecciones andaluzas.

Y además todos los sondeos van a estar pendientes de los índices de participación el próximo 4-M que, si son altos en el centro derecha, pueden apuntalar la victoria y el gobierno de Ayuso para tranquilidad del PP. Aunque la izquierda cree que el pasado debate les va a mejorar la movilización de su electorado gracias al mensaje de Tezanos en el que se asegura que pueden ganar.

Lo que desde luego está por ver porque la mayoría de las encuestas en contra lo que dice el CIS garantizan la amplia victoria del PP que con los escaños de Vox puede repetir la formación de un nuevo gobierno popular en menoscabo de las pretendidas opciones de la izquierda que de momento han conseguido reanimar la incertidumbre electoral.

RELACIONADO