EEUU insta al régimen de Al Assad a "cooperar" con la OPAQ y renunciar a su programa de armas químicas

EEUU aplaude la decisión de la OPAQ de suspender algunos derechos y privilegios de Siria en el organismo

El Departamento de Estado estadounidense ha instado al régimen sirio de Bashar Al Assad a "cooperar" con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), "renunciar" a su programa en esta materia y "destruir" su arsenal. Así lo ha aseverado el Departamento de Estado en un comunicado en el que ha afirmado que acoge "con agrado" la decisión de la OPAQ de suspender algunos de los derechos y privilegios de Siria en el seno del organismo.

"El uso de armas químicas por cualquier estado presenta una amenaza de seguridad inaceptable para todos los estados. Como se ha demostrado, la comunidad internacional seguirá procurando la rendición de cuentas por el uso de armas químicas, para lo cual no puede haber impunidad", ha subrayado el departamento.

La decisión de la OPAQ ha llegado cerca de una semana después de que el organismo acusara a Siria de un ataque ejecutado con armas químicas en febrero de 2018 en la ciudad de Saraqib, informe rechazado por el Gobierno sirio, que señaló que estaba fundamentado en "hechos inventados".

La OPAQ, que supervisó precisamente la eliminación del arsenal químico en Siria con el conflicto ya iniciado, ha concluido que hay "indicios razonables" para pensar que el 4 de febrero de 2018, a las 21.22 horas, un helicóptero de la Fuerza Aérea siria lanzó "al menos un cilindro" con gas cloro sobre Saraqib.

Con el documento divulgado este lunes, ya son dos los informes elaborados por un equipo de la OPAQ que tiene como principal cometido señalar a los posibles responsables del uso de armas químicas en Siria y que aplica sobre el terreno la ampliación del mandato de la organización, que inicialmente carecía de la potestad de repartir culpas.

En su primer informe, publicado en 2020 y relativo a unos hechos ocurridos en marzo de 2017 en la región de Hama, los expertos también concluyeron que el régimen de Bashar al Assad había utilizado armamento químico prohibido, en concreto gas sarín y cloro.

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Siria ha condenado "enérgicamente" la decisión tomada por la OPAQ y ha tildado de "agresivo" el enfoque.

Para Siria, se trata de "una práctica horrible" que incluye "extorsión, amenazas, acoso y presión" por parte de los países occidentales, señalando especialmente a Estados Unidos, Reino Unido y Francia.