El Govern permitirá desplazarse por toda Cataluña a partir del lunes 26 de abril

Los ciudadanos podrán moverse por la región incluso con otras burbujas de convivencia ante la situación "estable" de la pandemia

El Govern ha acordado levantar el confinamiento comarcal y permitirá desplazarse por toda Cataluña a partir del próximo lunes, 26 de abril, incluso con otras burbujas de convivencia, ante la situación "estable" de la pandemia, aunque ha pedido mantener la "precaución" para no dar pasos atrás.

Así lo han anunciado en una rueda de prensa telemática los consellers en funciones de Salud, Alba Vergés, y de Interior, Miquel Sàmper, que han detallado que la circulación libre por toda Cataluña estará vigente al menos hasta el próximo 3 de mayo y han pedido que si se viaja con personas de otras burbujas de convivencia se utilice la mascarilla y se garantice la ventilación.

El confinamiento comarcal estaba vigente en Cataluña desde el pasado 7 de abril, cuando el Govern volvió a imponer esta restricción en la movilidad después de permitir durante Semana Santa la circulación por toda la comunidad, siempre que se limitara al ámbito de las burbujas de convivencia.

Sàmper, que ha insistido en la necesidad de actuar con "prudencia", ha destacado que el ritmo de vacunación, la llegada del calor y la política de cribados que impulsa el Govern permiten entrar en un "nuevo paradigma" para "convivir" con el coronavirus, en el que debe haber una "corresponsabilidad bidireccional" entre las administraciones y la sociedad.

Se trata, según el conseller, de imitar el modelo japonés de aprender a "convivir con el virus" sin tener que seguir con el sistema de restricciones basadas en "abrir/cerrar", que han protagonizado las tres primeras fases de la pandemia en Cataluña.

Con la flexibilización de varias de las restricciones vigentes, una vez los índices epidemiológicos "son poco negativos, por no decir positivos", Sàmper ha subrayado la importancia de mantener los elementos clave de prevención: distancia social, limpieza de manos, uso de mascarilla y ventilación, como si fueran "prácticamente" una "forma de vida".

En este sentido, el conseller de Interior ha indicado que "no ayuda" que lleguen informaciones relativas a que pronto las mascarillas podrían dejar de ser obligatorias, porque "ahora más que nunca", justo cuando se puede impulsar una "reapertura lenta, pero segura", se tiene que "aprender a convivir" con las mascarillas y la distancia social.

Sàmper ha pedido también precaución con la interacción social, ya que, aunque no haya límite en las reuniones con otras burbujas de convivencia -aunque se mantiene el límite de seis personas en los encuentros-, ha recomendado reducir los contactos más allá del ámbito de convivencia si no son "estrictamente necesarios".

En este sentido, ha apuntado que es normal que ahora, una vez se abre el confinamiento comarcal, se vaya a otras localidades a visitar a padres o familiares a los que se hace semanas que no se podía visitar por las restricciones de movilidad, pero ha pedido "paciencia" con el resto de encuentros sociales, porque en uno o dos meses se habrá avanzado con la vacunación, que es lo que "permitirá realmente doblegar al virus".

Por su parte, el comisario portavoz de los Mossos d'Esquadra, Joan Carles Molinero, ha advertido de que este fin de semana seguirá habiendo controles de tráfico porque el confinamiento comarcal seguirá aún vigente hasta el lunes.

También se mantendrán los controles policiales para el cumplimiento del toque de queda nocturno, que no se ha modificado y seguirá vigente entre las 22.00 y las 06.00 horas, así como los dispositivos conjuntos con policías locales para evitar botellones y fiestas ilegales.