Un juzgado de Madrid investiga ya el rescate de Plus Ultra

Ha abierto diligencias contra el que fuera presidente en funciones de la SEPI, Bartolomé Lora, y el consejo de administración del organismo tras una denuncia por presunta malversación

El juzgado de instrucción nº 15 de Madrid ha abierto diligencias contra el que fuera presidente en funciones de la SEPI, Bartolomé Lora, y el consejo de administración del organismo tras una denuncia de Manos Limpias por presunta malversación en el rescate de la aerolínea Plus Ultra.

En un auto fechado el pasado 8 de abril, la magistrada Esperanza Collazos indica que "los hechos denunciados hacen presumir la posible existencia de una infracción penal".

Entre los miembros del consejo de la SEPI figuran cuatro secretarias de Estado, Esperanza Casteleiro (Defensa), Inés María Bardón (Hacienda), Sara Aagesen (Energía) y Ana de la Cueva (Economía y Apoyo a la Empresa). También el secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco, la directora del Gabinete de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Isabel Valldecabres, y el director del Gabinete de la ministra de Hacienda, Carlos Moreno.

El proceso de instrucción está aún en su fase inicial, y aunque la jueza ha solicitado documentación con relación a la denuncia, aún no ha llamado a nadie a declarar en calidad de investigado ni testigo.

La denuncia ha sido presentada por el secretario general de Manos Limpias -sindicato que ejerció la acusación popular en el caso Nóos-, Miguel Bernard, que está siendo juzgado en la Audiencia Nacional en el marco de la causa sobre Ausbanc.

El pasado 9 de marzo el Gobierno dio luz verde al rescate de Plus Ultra con 53 millones de euros en préstamos del Fondo de Apoyo a la Solvencia de las Empresas Estratégicas de la SEPI.

Ello suscitó las críticas de sus competidores y de los partidos de la oposición, entre ellos el PP, que solicitó la creación de una comisión de investigación en el Congreso al considerar que es una empresa española "no estratégica" con gran peso de capital venezolano y panameño.

Fue la segunda línea aérea, tras Air Europa, en recibir ayuda de este fondo, creado en julio de 2020 para dar apoyo a empresas estratégicas solventes y viables a las que la pandemia de la covid-19 ha puesto en una situación difícil.

Plus Ultra Líneas Aéreas es una compañía española que comenzó a operar en junio de 2015 y opera vuelos regulares de largo radio desde Madrid y Tenerife a diferentes destinos con aviones A340/300 y A340/600.

Da empleo directo a 345 personas y, de manera indirecta, a 2.500 personas.

Plus Ultra defiende su transparencia

Plus Ultra Líneas Aéreas ha aclarado que ha sido "totalmente transparente" con los datos, procesos y requerimientos de la SEPI para acceder a la ayuda temporal que se le ha concedido, tras la apertura de diligencias por una juez.

La aerolínea ha asegurado que el banco de inversiones Daiwa Corporate Advisory, Deloitte Legal como asesor jurídico y garante de los trámites administrativos y la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), "todas ellas entidades independientes de la SEPI y de Plus Ultra Líneas Aéreas", dieron un veredicto favorable a la concesión de las ayudas públicas.

Asimismo, Plus Ultra ha defendido que la petición de la aerolínea contó con la consultora PwC para elaborar el "corporate review", en el que se comprobaba si todos los puntos requeridos por la SEPI quedaban cumplimentados en el plan presentado por la aerolínea.

"Estamos absolutamente tranquilos con el exhaustivo y escrupuloso cumplimiento de los requerimientos establecidos por la SEPI en todos y cada uno de los puntos de tales requerimientos", ha añadido.

En cualquier caso, Plus Ultra Líneas Aéreas ha afirmado que colaborará plenamente con el Juzgado en las diligencias abiertas con el objetivo de que se clarifiquen todos los puntos que se consideren necesarios y con el convencimiento de la correcta actuación de la SEPI y de la compañía en la tramitación y resolución del expediente del apoyo financiero.