Tebas: "La Superliga ha hecho el ridículo y ha demostrado la ignorancia de sus líderes"

El presidente de LaLiga cree que "esta batalla la ha ganado el fútbol" e insiste en la clandestinidad en la que se ha gestado

El presidente de LaLiga, Javier Tebas, ha afirmado que el proyecto de la Superliga ha hecho "el ridículo" y ha demostrado la "ignorancia" de sus líderes por su desconocimiento de la industria del fútbol, así como declaró como 'ganador' al fútbol europeo y español frente a la nueva competición "secesionista".

"La Superliga ha hecho el ridículo y su concepto ha demostrado la ignorancia importante de sus líderes en lo que respecta a la industria y a los aficionados de todo el mundo, no sólo en España. El que gana la batalla es el fútbol el europeo y el español en general", dijo en un corrillo con la prensa delante de la sede de LaLiga en Madrid.

Javier Tebas subrayó que el conflicto "no es una batalla personal contra nadie", en alusión al presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, principal impulsor de la Superliga, sino que se trataba de la creación de una competición "totalmente peligrosa para la estabilidad del fútbol europeo".

En este sentido, Tebas recalcó que se debe a la defensa de los intereses de todos los clubs profesionales, no a la de ninguno en particular. "No trabajo para ningún club sino para LaLiga. No sigo órdenes de los clubes sino de la mayoría de los clubes. El Real Madrid no es mi jefe", reiteró.

A su juicio, el Real Madrid tendrá que ofrecer las "razones pertinentes" al resto de asociados de la patronal. "Tiene que decir si están o no detrás de la Superliga. Han faltado al respeto al resto de clubs de LaLiga haciendo un proyecto a escondidas. Si tanto decía que no hacía daño a las ligas nacionales, ¿por qué lo han hecho a escondidas", indicó.

A Tebas no le gusta emplear la expresión 'traición' porque de la Superliga "clandestina" se venía hablando hacía tiempo. "Pero cuando haces algo a escondidas estás ocultando algo que no es bueno para alguien. Si fuese tan bueno como dice el presidente del Real Madrid lo hubiesen hecho públicamente. Ahora que ha venido como 'salvador del fútbol mundial' no debía ser tan bueno al ser clandestina. No me siento traicionado, llevo muchos años en el fútbol y el egoísmo de algunos clubes lo conozco", subrayó.

Respecto a la postura del FC Barcelona de Joan Laporta, y si podría seguir el camino del Atlético de Madrid y desmarcarse del proyecto como los clubs italianos e ingleses, Tebas fue irónico. "No lo sé, estará preparando un torneo cuadrangular", apuntó.

"No me planteo sanciones"

No obstante, el presidente de LaLiga aseguró que no se plantear tomar represalias con los clubs españoles autoproclamados como 'fundadores' de la Superliga, Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid. "No me planteo sanciones. Veremos qué vamos a hacer en un futuro. Lo de las sanciones no es un tema tan fácil en el mundo del deporte", manifestó.

Por otro lado, no está de acuerdo con que haya un 'relax' del sistema de control del 'fair play' financiero de la UEFA. "Habrá que adaptar alguna norma, pero nunca puede ser un relax. No estoy de acuerdo. Veré cuál es el camino. Hay que hacer algo con el tema de la COVID, pero hay que tener mucho cuidado con el control económico. Mi postura sobre el PSG y el Manchester City no cambia, que sigan sin hacer trampas. No soy partidario de los clubes-estado, ni de los mecenas como en el Chelsea", repitió.

Consideró que no se deben alterar los formatos de LaLiga ni de la Liga de Campeones porque "funcionan" y que no entiende los "saltos al vacío con pleno desconocimiento del mercado" demostrado por los promotores de la Superliga.

"Yo también protejo a los que invierten en clubs. Fundamentalmente, si no se hacen trampas. En España estamos protegiendo a muchísimos inversores. Cuando exijimos que los 'clubes-estado' no se inventen patrocinios o el 'naming' de los estadios estamos protegiéndolos", reiteró.

Este jueves LaLiga celebrará una reunión telemática con sus clubs para analizar las consecuencias del proyecto de la Superliga, una iniciativa que ha encontrado la respuesta en contra de la UEFA, FIFA, LaLiga y los gobiernos de los países impulsores, España, Reino Unido e Italia.