Campo dice que la retirada de la reforma del CGPJ estaba hablada con Podemos y pide al PP que no ponga una excusa nueva

Sostiene que Bruselas "no tiene nada que objetar" a que se limiten las funciones del Poder Judicial y solo pide su renovación

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha asegurado este miércoles que la retirada de la Proposición de Ley que planteaba la opción de renovar del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por mayoría absoluta "estaba hablada" con Podemos y ha pedido al PP que no ponga "una excusa nueva" para desbloquear la negociación.

En su intervención en Foro SER Navarra, el titular de Justicia ha negado que exista "ningún problema" con su socio de gobierno a cuenta de esta decisión. "Veamos no el debate, la discusión sino los resultados. ¿Qué hay ruido y se puede exteriorizar? Si, y no me preocupa. La cuestión es el resultado final, y hay un solo Gobierno", ha sostenido.

Así, y después de que los 'morados' mostrasen su malestar con la decisión de Justicia, Campo ha instado al Partido Popular a que "se decida" y a que no pongan más obstáculos o "palitos en la rueda". "Entienda que hay un mandato constitucional. Yo mantengo que el pacto está completamente hecho", ha insistido.

En esta línea, el titular de Justicia ha pedido a la formación liderada por Pablo Casado que deje de "arroparse con la patria y el Estado" y que facilite el fortalecimiento de las instituciones mediante su renovación, puesto que no existe "alternativa" al desbloqueo.

A su juicio, la estrategia del PP, que se basa en ralentizar la "marcha del Estado", es una "forma de populismo" que debe ser erradicada. "La confianza de los ciudadanos está en cómo funcionan las instituciones. Con este debilitamiento y ruido, impiden la actuación del Estado", ha lamentado.

El bloqueo del PP con el CGPJ es una "forma de populismo"

Preguntado por la valoración de la Comisión Europea, que este martes advirtió de la necesidad de una "reforma estructural" pactada entre las fuerzas políticas para que la mayoría de los vocales del órgano de gobierno de los jueces sean elegidos por sus pares, Campo ha afirmado que Europa considera que España "cumple los estándares del Estado de derecho".

"Yo he hablado con la vicepresidenta Jourova y Europa ha dado un primer mensaje que es renueven el CGPJ, un segundo mensaje que es renueven el CGPJ y un tercer mensaje: renueven el CGPJ", ha señalado el ministro.

En este contexto, Campo ha asegurado que Europa "no tiene nada que objetar al hecho de que se reduzcan las funciones" del CGPJ mientras este se encuentra en funciones porque es "algo incentivador para el pacto".

"Somos una democracia plena y se nos sitúa en las primeras cabezas del Estado de derecho y las democracias plenas", ha recordado Campo, que ha dicho que "entender" la ley que "limita los ámbitos competenciales" del CGPJ "como un castigo es un enorme error de percepción".

Asimismo, el ministro ha señalado que "puede haber opiniones de asociaciones judiciales que entienden" que los jueces "tienen que ser elegidos por los jueces". "Pero yo creo en la doble legitimación. Estamos confundiendo a la ciudadanía. Cuando el Congreso, el Consejo o el Senado eligen, no eligen entre el cuerpo de jueces de 5.500 sino entre 50 que han elegido los jueces. Es bien diferente el tema", ha continuado.

Con todo, y pese al "ruido político", Campo ha recordado que él mismo ha ofrecido la posibilidad de reforzar el sistema de elección, aunque ha lamentado que siempre sea "el mismo partido el que bloquea" el CGPJ.

"En vez de potenciar los órganos constitucionales estamos apedreándolo. Puedo entender que un amplio sector de la judicatura quiera la elección directa, es legítima, pero no digamos que eso quiebra el Estado de derecho. Si nos comparamos a los países de nuestro entorno no desmerece en absoluto la actuación del Poder Judicial", ha zanjado.

El PP mantiene sus condiciones

Por su parte, el PP asume que la preocupación expresada por la UE ante la necesidad de renovar el CGPJ es un varapalo para el Gobierno pero también una interpelación a su partido, que está dispuesto a retomar la negociación.

El PP ha subrayado que no está dispuesto a renunciar a sus condiciones y recalca que la pelota está en el tejado de Sánchez. Los populares aseguran que el PSOE sí aceptó su exigencia de apartar a los políticos del órgano de gobierno de los jueces, lo que dejaría fuera a la candidata de Podemos Victoria Rosell, delegada del Gobierno para la violencia de género. En cambio, siguen reclamando que el PSOE aparte al juez del caso Gürtel José Ricardo de Prada pues entienden que es un "fraude de ley" que el magistrado concurra como parte del turno de juristas, pese a ser un juez en activo.

En declaraciones a los periodistas en el Congreso, el presidente del PP, Pablo Casado ha vuelto a culpar del bloqueo al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, porque ha argumentado, no ha variado su posición en dos años y medio. Casado ha explicado que se levantaron de la mesa en verano cuando Podemos fue imputado y atacó al CGPJ y tras retomar la negociación porque el Gobierno se comprometía a impulsar una reforma legislativa, rompieron de nuevo porque el PSOE no aseguraba la independencia judicial al apostar por los jueces José Ricardo de Prada y Victoria Rosell como vocales.

El PP aboga por una reforma del CGPJ para que los jueces elijan a la mayoría de vocales de su órgano de Gobierno, pero está dispuesto a seguir las indicaciones de Bruselas de renovar primero el CGPJ y después pactar una nueva norma regulatoria. Sus condiciones siguen vigentes: imparcialidad en la Fiscalía; asegurar que una mayoría reforzada elige a los vocales del turno de juristas; acabar con la práctica de que juristas entren en el turno de jueces, y viceversa; no permitir que políticos y expolíticos sean vocales y, por último, una reforma para que sean los jueces los que eligen a los doce vocales judiciales.

El PP reprocha al Gobierno de Sánchez su mala actitud al negociar con continuas filtraciones a las que los conservadores no han dado respuesta hasta el punto de ser demasiado generosos, según ellos.