Illa acusa a ERC y Junts de "negociar, entre comillas, para disputarse la hegemonía del espacio independentista" catalán

Cree que muestran la misma falta de entendimiento que llevó al adelanto electoral y proponen "una vía muerta a ninguna parte"

El candidato del PSC a president de la Generalitat de Cataluña, Salvador Illa, ha acusado a ERC y Junts per Catalunya de hacer una "negociación entre comillas" para formar govern donde han mostrado "más una disputa por hegemonizar el espacio independentista que una voluntad real de construir un proyecto para Cataluña".

En una entrevista a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el exministro de Sanidad socialista ha expresado su intención de volver a presentar su candidatura a la Generalitat cuando la presidenta del Parlament, Laura Borrás, abra una segunda ronda de investidura, que, entiende, "no debe demorarse demasiado", y a la que está obligada ante la "investidura fracasada" de Pere Aragonès.

En su opinión, ERC y Junts han vuelto a demostrar "la misma falta de entendimiento que ya provocó el adelanto electoral y, dos meses después de las elecciones, "el camino que se proponen es una vía muerta a ninguna parte".

A juicio de Illa, "lo que estamos viendo en estas conversaciones entre ambas formaciones independentistas no nos lo merecemos los catalanes" porque, desde su punto de vista, "por la vía de los ultimátums y por la vía de forzar las cosas no se llega a ninguna parte".

Por ese motivo, el candidato socialista cree que "hay que abrir un tiempo nuevo en Cataluña", porque "la otra alternativa ya se ha constatado que no funciona, y no estaríamos aquí ni hubiéramos llegado hasta aquí si se hubiera respetado, para empezar, el Estado de Derecho".

En este punto, ha rememorado "con afecto" las gestiones que llevó a cabo el lehendakari Iñigo Urkullu para que "no se aceptara esa transgresión unilateral del Estado de Derecho", que fue el referéndum del 1 de octubre de 2017.

Ante esa realidad, Illa ha remarcado que la actual apuesta de ERC y Junts por plantear "una disputa para hegemonizar el espacio independentista" es lo que "explica que haya habido ya tres fracasos a la hora de poder gobernar".

Preguntado por si ve factible, o respaldaría un gobierno en solitario de ERC con apoyo exterior de Junts o la CUP, el candidato socialista ha afirmado que esa alternativa es "más de lo mismo" porque supone "no movernos de donde estamos".

Para Illa, esa y otras fórmulas en la misma línea "requieren el apoyo de un partido antisistema como la CUP, que no ha sido ni tan siquiera capaz de dar apoyo a la policía catalana en los acontecimientos de extrema violencia vividos en Cataluña en pasadas semanas".

Gobierno con los Comunes

A la pregunta de si considera que Carles Puigdemont sigue mandando en Junts, Illa ha afirmado que "los circuitos de la toma de decisiones independentistas son complejos y, por lo visto, y a lo que parece, sigue teniendo un rol importante, sí".

El presidente del PSC en el Parlament catalán ha afirmado que, en esa segunda ronda de investidura, planteará de nuevo un gobierno bipartito con los Comunes y trabajará para obtener los apoyos necesarios para lograr una mayoría necesaria entre las otras formaciones de izquierdas presentes en el Parlament de Cataluña.

En caso de no salir adelante su posible candidatura, ha reiterado que el PSC "nunca" ha seguido políticas obstruccionistas y haría una política útil y, en ningún caso mantendría una "obstruccionista".

Pero, de gobernar, ha detallado que su primera labor sería abordar las tres prioridades que tienen todos los gobiernos en estos momentos. "Combatir el virus en primer lugar, reactivar la economía y garantizar que nadie se quede atrás", ha enumerado.

Lograrlo requiere de gobiernos "fuertes" y el camino, en su opinión, "no es ninguno que plantee un horizonte divisivo para la sociedad catalana como es apostar por la vía del independentismo".

Vacunación

Preguntado por cómo observaba la gestión sanitaria tras su salida del Ministerio de Sanidad para ser el candidato del PSC a los comicios catalanes, ha afirmado que se ha hecho de una forma "razonablemente bien" porque en España no se han hecho las cosas "ni mucho mejor ni peor" que en otros países del entorno.

En este sentido, ha indicado que a todos les gustaría que el proceso de vacunación iniciado a finales de diciembre de 2020 "fuera más rápido pero los objetivos de llegar al verano con 70% de inmunizados, tanto en el conjunto de Europa como en España, están al alcance de la mano".

Según ha apuntado, "doy mi apoyo explícito a las decisiones que se han ido tomando en ese sentido, porque se han tomado desde la actitud de prudencia que es aconsejable, incluida paralizar la inoculación a la espera de analizar causas trombos", algo que ha calificado asimismo de "decisiones acertadas".

En este sentido, sobre si es partidario de retrasar la segunda dosis para alcanzar un mayor espectro de población con las vacunas disponibles actuales, Illa ha afirmado que todo el proceso de vacunación "es muy complejo y hay que adaptarlo a las últimas evidencias que se vayan dando", por lo que se ha mostrado partidario de que ese debate sea "técnico y toda esa discusión esté muy guiada por esos criterios técnicos".

Polarización en Madrid

Respecto a su visión de los próximos comicios a la Comunidad de Madrid, Illa ha afirmado sentirse muy reconocido en el perfil de hacer política de Ángel Gabilondo porque es la opción "más sensata".

En su opinión, es defendible ese estilo "sosegado y alejado de improvisaciones e inmediateces a las que nos han acostumbrado en los últimos años, porque el candidato socialista está más pendiente del trabajo de fondo que de los titulares de mañana".

En este sentido, y también enlazando con la coordinación autonómica durante el proceso de vacunación, Illa ha afirmado que una de las decisiones más claras durante esta pandemia ha sido "la necesidad de lealtad entre instituciones", algo que no ha visto en "ciertas administraciones donde parece que no se ha aprendido esa necesidad de lealtad en la toma de decisiones, cuando lo que hace falta es precisamente un esfuerzo por coordinar a la hora de las decisiones conjuntas".