Golpe casi mortal a la Superliga: los seis clubes ingleses hacen oficial su retirada

Los llamados 'Big Six' de Inglaterra claudican ante la presión brutal de aficionados y organismos gubernamentales

Desbandada de los seis clubes ingleses fundadores de la Superliga. Los llamados 'Big Six' de Inglaterra que habían confirmado su participación en la nueva Superliga europea, han dado marcha atrás este miércoles apenas dos días después de haberse vinculado como socios fundadores, según han anunciado de forma oficial tras el adiós del Manchester City, que fue el primero en hacerlo público.

Al Manchester City se le unieron el Tottenham, el Manchester United, el Arsenal, el Liverpool y el Chelsea, aunque este último no lo haya hecho oficial por el momento. El resto de entidades ratificaron que la aventura europea liderada por Florentino Pérez se resquebraja a las primeras de cambio.

El Manchester City fue el primero en firmar su adiós a la Superliga. Así lo confirmó el club con un breve comunicado. "El Manchester City Football Club puede confirmar que ha promulgado formalmente los procedimientos para retirarse del grupo que desarrolla planes para una Superliga europea", indicó a última hora de este martes.

El conjunto entrenado por Pep Guardiola ya mostró algunas reticencias en el nuevo formato a través de su técnico, que cuestionó si la Superliga sigue siendo deporte porque dejaría de existir "la relación entre el esfuerzo y la recompensa". Horas después aprobó su adiós de forma oficial mediante una nota pública en sus canales oficiales.

La noticia fue recibida de buen agrado por el presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin. "Estoy encantado de dar la bienvenida al City de nuevo a la familia del fútbol europeo. Han demostrado una gran inteligencia al escuchar las muchas voces, sobre todo sus aficionados, que han explicado los beneficios vitales que el sistema actual tiene para todo el fútbol europeo", señaló en un comunicado.

El esloveno celebró que el líder de la Premier inglesa haya tenido "valor para admitir un error". "Pero nunca he dudado de que tuvieran la capacidad y el sentido común para tomar esa decisión. El City es un activo real para el fútbol y estoy encantado de trabajar con ellos para un futuro mejor para el fútbol europeo", sentenció.

De igual forma, el Liverpool expresó que su participación en la Superliga "ha sido cancelada", mientras que el Arsenal -algo más extenso en el comunicado- reconoció que su decisión de abandonar la competición se debe a la respuesta contraria de sus aficionados.

"Nunca fue nuestra intención causar tanta angustia, sin embargo, cuando llegó la invitación para unirnos a la Superliga -sabiendo que no había garantías- no queríamos quedarnos atrás para asegurarnos proteger al Arsenal y su futuro (...) No necesitábamos que nos lo recordaran, pero la respuesta de los seguidores en los últimos días nos ha dado tiempo para una mayor profunda reflexión", indica el club 'gunner'.

Por su parte, el Tottenham, en palabras de su presidente, Daniel Levy, pidió disculpas por "la ansiedad y el malestar" creado en sus aficionados por la propuesta de Superliga (...) Agradecemos a todos los seguidores y sus opiniones consideradas", explica la entidad londinense, mientras que el United dice que se "baja" de la Superliga después de haber escuchado "atentamente" al gobierno, aficionados y a todos los interesados.

Los 'red devils', que mencionan al gobierno en su comunicado, adoptaron la decisión después de haber escuchado las palabras del primer ministro británico Boris Johnson, al que le parecía "una competición horrorosa, ridícula" y a cuyos organizadores les sacaría "tarjeta roja".

El adiós del Chelsea, aún no oficial

Al mismo tiempo, el Chelsea también podría haber optado por retirar su participación de la Superliga después de la enérgica protesta de sus aficionados este martes, aunque todavía no ha oficializado su adiós a la competición.

Un numeroso grupo de seguidores 'blues' protestaron contra la Superliga en los aledaños de Stamford Bridge antes del partido ante el Brighton, mostrando un rechazo rotundo al nuevo orden del 'Viejo Continente' e incluso impidiendo -durante unos minutos- el acceso al estadio del autobús de su equipo.

Además, estas decisiones han tenido como consecuencia la dimisión del vicepresidente ejecutivo del Manchester United, Ed Woodward, que dejó su puesto en los 'red devils', una dimisión que podría ser a raíz de las renuncias de Chelsea y City.

La amenaza de la Premier 'surte efecto'

La retirada del City y las dudas del Chelsea (y el posible efecto dominó que podría acarrear en el resto de clubes ingleses) ha llegado después de que la Premier League inglesa rechazase la Superliga "por unanimidad" de 14 de sus clubes, además de haber demandado a City, United, Chelsea, Liverpool, Tottenham y Arsenal, a los cuales pidió que dejaran de participar "inmediatamente".

"La Premier League, junto a la Federación Inglesa (FA), se reunió este martes con los clubes para discutir las implicaciones inmediatas de la propuesta de la Superliga. Los 14 clubes presentes en la reunión rechazaron por unanimidad y enérgicamente los planes para la competición", señaló la Premier en un comunicado.

Además, el campeonato inglés advirtió que "está considerando todas las acciones disponibles para evitar" que este proyecto "progrese" y para que sus seis equipos implicados (Manchester City, Manchester United, Chelsea, Liverpool, Tottenham y Arsenal) "rindan cuentas de acuerdo con la normativa".

"La Liga continuará trabajando con las partes claves interesadas, incluidos los grupos de aficionados, el Gobierno, la UEFA, la FA, EFL (Segunda División), PFA (Asociación de Jugadores) y LMA (Asociación de Entrenadores) para proteger los mejores intereses del fútbol y pedir a los clubes involucrados en la competición propuesta que dejen de participar inmediatamente", añadió.

RELACIONADO