Guerra en el fútbol europeo

Macron y Johnson cargan contra la Superliga y muestran su total rechazo

El presidente francés felicita a los clubes de su país por negarse a participar: "Atenta contra la solidaridad y el mérito deportivo"

El anuncio de la creación e una Superliga europea de fútbol ha provocado un terremoto que va más allá de lo deportivo. Tras las reacciones de completo rechazo por parte de instituciones deportivas como LaLiga, UEFA, la Premier o los clubes franceses, llegan las políticas. Los ejecutivos de Francia y Reino Unido, encabezados por Emmanuel Macron y Boris Johnson, han hecho público su total desacuerdo con la decisión unilateral decisión de doce grandes clubes. El presidente de la República Francesa ha llegado a calificar el proyecto como "una amenaza al principio de solidaridad y el mérito deportivo".

El Palacio del Elíseo ha emitido un comunicado al diario L'Équipe en el que asegura que "el Estado francés apoyará toda iniciativa de la Liga de Fútbol Profesional, la Federación Francesa de Fútbol, la UEFA y la FIFA para proteger la integridad de las competiciones federativas nacionales y europeas". Y agradece "la posición de los clubs franceses de rehusar participar en la Superliga".

Por su parte, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, asegura que "los planes para una Superliga europea serían muy perjudiciales para el fútbol" y asegura además, que hará "todo lo que pueda" para evitarlo y anima a la Premier League, UEFA y FIFA a "tomar medidas". "Es una medida que golpeará a la competición doméstica. Los clubes deben consultar a los aficionados antes de dar estos pasos", advierte.

El CDS español: "Es prematuro pronunciarse, vamos a escuchar a todas las partes"

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, consideró "prematuro" pronunciarse sobre el proyecto de la Superliga europea de fútbol que disputarían 20 clubs, entre ellos el Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid, y que antes hablará con los equipos, RFEF y LaLiga.

"Vamos a hablar con todas las partes implicadas, los clubs que están detrás de este proyecto, la federación y LaLiga, y después de hablar con todos nos pronunciaremos. Creo que es fundamental escuchar a todos y ver cómo van a afrontarlo", dijo antes de asistir al Desayuno informativo con el candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid Ángel Gabilondo.

José Manuel Franco subrayó que su "gran preocupación" es velar "por el conjunto del deporte y el deporte base". "Esperemos que haya algún tipo de acuerdo. Es prematuro pronunciarse. Vamos a estudiar con calma lo que está sucediendo y hablar con todas las partes implicadas", señaló el presidente del CSD.

Doce clubes europeos, entre ellos el Real Madrid, el FC Barcelona y el Atlético de Madrid, han anunciado este lunes la fundación de una Superliga integrada por 20 equipos, aunque expresaron su intención de mantener conversaciones con la UEFA y FIFA.

Dicha competición, que se jugaría "lo antes posible", estaría compuesta por Milan, el Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, FC Barcelona, Inter, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Real Madrid y Tottenham Hotspur, clubs fundadores, y se invitará a otros tres para que puedan unirse antes de la temporada inaugural.

La FIFA y LaLiga rechazan enérgicamente la Superliga

La FIFA ha mostrado este lunes su rechazo a la creación de la Superliga europea, una competición "separatista y cerrada" que no respeta los principio de "solidaridad, inclusión, integridad y redistribución económica", y ha pedido a todas las partes implicadas que mantengan "un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado" por "el bien del fútbol".

"La FIFA desea aclarar que se mantiene firme en favor de la solidaridad en el fútbol y de un modelo de redistribución equitativa que pueda contribuir al desarrollo del fútbol como deporte, especialmente a nivel mundial. El desarrollo el fútbol mundial es la misión principal de la FIFA", señaló en un comunicado.

Previamente, la UEFA, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), LaLiga, la Federación Inglesa de Fútbol (FA), la Premier League, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A criticaron el "cínico proyecto" de creación de la Superliga europea, que según ellos solo busca "el interés propio de unos pocos" en un momento en el que es imprescindible "la solidaridad", y anunciaban que tomarían "medidas" si se llevase a cabo.

El organismo rector del fútbol mundial explicó que cualquier competición debe regirse por "los principios básicos de solidaridad, inclusión, integridad y redistribución económica equitativa". "Además, los órganos rectores del fútbol deberían emplear todos los medios legales, deportivos y diplomáticos para garantizar que esto siga siendo así", subrayó. "En este contexto, la FIFA solo puede expresar su desaprobación a una liga separatista europea cerrada fuera de las estructuras futbolísticas internacionales y sin respetar los principios antes mencionados", añadió.

"La FIFA siempre defiende la unidad en el fútbol mundial y pide a todas las partes involucradas en debates acalorados que entablen un diálogo tranquilo, constructivo y equilibrado por el bien del deporte y con un espíritu de solidaridad y juego limpio. La FIFA, por supuesto, hará todo lo que sea necesario para contribuir a un camino armonizado hacia los intereses generales del fútbol", concluyó.

RELACIONADO