El Gobierno español expresa su rechazo a la Superliga europea

El Ejecutivo pide a Real Madrid, Barça y Atlético una solución dialogada

El anuncio de la nueva Superliga europea ha provocado un terremoto en el fútbol del 'Viejo Continente', así como de gobiernos de varios países. En España, el Gobierno no apoya la Superliga de fútbol promovida por varios clubes europeos y ha pedido a los presidentes de los tres equipos españoles que la defienden, Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid, que dialoguen para conseguir una solución pactada.

Según ha informado Moncloa, el rechazo a esta propuesta se fundamenta en que entiende que ha sido pensada y propuesta sin contar con las organizaciones representativas de este deporte, tanto a nivel nacional como internacional. Informa de que el ministro de Cultura y Deporte, Jose Manuel Rodríguez Uribes, ha mantenido reuniones y conversaciones durante toda la jornada con las partes más representativas del fútbol español y continental.

En concreto, Rodríguez Uribes ha conversado con los presidentes de la UEFA, RFEF y Liga de Fútbol profesional, así como con los presidentes del Real Madrid, Fútbol Club Barcelona y Atlético de Madrid. Uribes ha defendido ante sus interlocutores que debe volverse a la senda del diálogo y del acuerdo en los ámbitos de decisión y organización a los que estos mismos clubes pertenecen para conseguir una solución pactada que sea conveniente al fútbol y al deporte en general, así como a los organismos nacionales e internacionales, a los equipos, los profesionales y la afición en general. "El espíritu deportivo -recalca el Gobierno- debe quedar patente a través de la búsqueda de un acuerdo amplio".

Según Moncloa, el Gobierno ha constatado la disposición de todas las partes a este diálogo a lo largo de las conversaciones mantenidas por el ministro Rodríguez Uribes y desea que fructifique con un acuerdo beneficioso para todos.

Horas antes, Rodríguez Uribes había manifestado que antes de expresar una opinión absoluta sobre la creación de una Superliga europea prefería reunirse con todas las partes implicadas y escucharlas. Pero ya apeló a un acuerdo al entender que los "planteamientos que suponen un choque de trenes no son buenos" para nadie.

También la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, se ha manifestado al respecto y, en una entrevista en Onda Cero, ha remitido a las conversaciones de Uribes y ha señalado que "el fútbol es mucho más que un juego".

"Para muchas personas -ha añadido- el fútbol es parte de su identidad, de su historia personal. Ese sueño donde David puede vencer a Goliath, donde todo puede ocurrir, y creo que este sueño que representa el fútbol también es importante mantenerlo".

Rechazo de Johnson y Macron

Por su parte, los ejecutivos de Francia y Reino Unido, encabezados por Emmanuel Macron y Boris Johnson, han hecho público su total desacuerdo con la decisión unilateral decisión de doce grandes clubes. El presidente de la República Francesa ha llegado a calificar el proyecto como "una amenaza al principio de solidaridad y el mérito deportivo".

El Palacio del Elíseo ha emitido un comunicado al diario L'Équipe en el que asegura que "el Estado francés apoyará toda iniciativa de la Liga de Fútbol Profesional, la Federación Francesa de Fútbol, la UEFA y la FIFA para proteger la integridad de las competiciones federativas nacionales y europeas". Y agradece "la posición de los clubs franceses de rehusar participar en la Superliga".

Por su parte, el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, asegura que "los planes para una Superliga europea serían muy perjudiciales para el fútbol" y asegura además, que hará "todo lo que pueda" para evitarlo y anima a la Premier League, UEFA y FIFA a "tomar medidas". "Es una medida que golpeará a la competición doméstica. Los clubes deben consultar a los aficionados antes de dar estos pasos", advierte.

El CSD "Es prematuro pronunciarse"

El presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, consideró "prematuro" pronunciarse sobre el proyecto de la Superliga europea de fútbol que disputarían 20 clubs, entre ellos el Real Madrid, FC Barcelona y Atlético de Madrid, y que antes hablará con los equipos, RFEF y LaLiga.

"Vamos a hablar con todas las partes implicadas, los clubs que están detrás de este proyecto, la federación y LaLiga, y después de hablar con todos nos pronunciaremos. Creo que es fundamental escuchar a todos y ver cómo van a afrontarlo", dijo antes de asistir al Desayuno informativo con el candidato socialista a la presidencia de la Comunidad de Madrid Ángel Gabilondo.

José Manuel Franco subrayó que su "gran preocupación" es velar "por el conjunto del deporte y el deporte base". "Esperemos que haya algún tipo de acuerdo. Es prematuro pronunciarse. Vamos a estudiar con calma lo que está sucediendo y hablar con todas las partes implicadas", señaló el presidente del CSD.

Doce clubes europeos, entre ellos el Real Madrid, el FC Barcelona y el Atlético de Madrid, han anunciado este lunes la fundación de una Superliga integrada por 20 equipos, aunque expresaron su intención de mantener conversaciones con la UEFA y FIFA.

Dicha competición, que se jugaría "lo antes posible", estaría compuesta por Milan, el Arsenal, Atlético de Madrid, Chelsea, FC Barcelona, Inter, Juventus, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Real Madrid y Tottenham Hotspur, clubs fundadores, y se invitará a otros tres para que puedan unirse antes de la temporada inaugural.

RELACIONADO