Aluvión de críticas a Irene Montero por su uso del lenguaje inclusivo: "Hijo, hija, hije", "niño, niña, niñe"...

Dirigentes de PP, Cs y Vox han tachado de "ridícula" a la ministra por emplear términos que aluden a un tercer género más allá del masculino y femenino

Partido Popular, Ciudadanos y Vox han cargado duramente en las redes sociales contra la ministra de Igualdad, Irene Montero, a raíz de una intervención en un acto de campaña el pasado viernes con colectivos LGTBi y trans junto al candidato de Unidas Podemos a la Presidencia regional, Pablo Iglesias, en el que empleó términos del lenguaje inclusivo como "hije", "niñe" "todes" o "escuchades".

En el acto, Montero advirtió de que una victoria de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en los comicios del 4 de mayo supondrá el crecimiento de la "LGTBifobia, del odio y del racismo". Además, auguró que en estos comicios las personas LGTBi y trans "se juegan su día a día", el "poder ser quienes son", tanto en la calle como en los puestos de trabajo "sin tener que ocultarlo" con "miedo", como a su juicio pretende la "extrema derecha".

En este contexto, la ministra de Igualdad empleó términos del lenguaje inclusivo para aludir a un tercer género más allá del masculino y del femenino. "Nos ha costado tanto ser escuchados, escuchadas, escuchades...", afirmó Montero en su discurso en el que también dijo que debe garantizarse que "uno, una, une pueda ser quien es sin miedo a nada".

Montero también llegó a asegurar que si Ayuso ganaba las elecciones, "una familia si así lo desea podrá llevar a terapia de conversión a su hija, hijo, hije, a ver si deja de ser maricón, bollera, bisexual o trans".

Su uso del lenguaje inclusivo en el acto ha sido duramente criticado desde la oposición en las redes sociales al considerarlo "exagerado", "ridículo" y "estúpido".

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, calificó en su cuenta personal de Twitter de "ridiculez, estupidez, memez" la intervención de Montero.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, también se hizo eco de las palabras de Montero en su perfil de Twitter, advirtiendo de que "la igualdad se defiende con propuestas y trabajo, favoreciendo la conciliación o luchando contra la brecha salarial". "Pero la ministra Irene Montero prefiere dedicar el tiempo a atacar a la lengua española y hacer este ridículo", añadía.

Toni Cantó también ha tachado de “ridículo” el uso por parte de la ministra de este tipo de lenguaje o Fran Carrillo, parlamentario de Ciudadanos en Andalucía, que ha llegado a calificar de "mema" a la ministra.

Vox tampoco ha desaprovechado la intervención de Montero para cargar contra ella, aunque con más sorna que el resto. "Hijes, a esto están dedicando el dinero, lo que trabajáis todos los días".

No obstante, algunos usuarios de las redes sociales han querido mostrar su apoyo a la ministra por emplear el lenguaje inclusivo para fomentar la igualdad y conseguir una sociedad feminista.