Madrid cambia las normas sanitarias y abrirá Las Ventas el 2 de mayo

La Consejería de Sanidad permite un aforo del 40% para el festival taurino del 2 de mayo en el que se darán cita los diestros Enrique Ponce, El Juli, Miguel Ángel Perera, José María Manzanares y Paco Ureña

La plaza de toros de Las Ventas, sin actividad desde octubre de 2019, reabrirá sus puertas el próximo 2 de mayo para la celebración de un festival benéfico organizado por la propia Comunidad de Madrid, una vez que desde la Consejería de Sanidad se han modificado las normas sanitarias contra el covid en los espectáculos taurinos de la región.

De tal forma, para este festejo en el más importante coso de la capital -que concidirá con el cierre de campaña de las elecciones autonómicas del 4 de mayo- la monumental solo podrá ocuparse en 6.000 de sus de 23.000 localidades, es decir, el 40% del aforo permitido para actos taurinos según esas nuevas medidas publicadas hoy en el Boletín Oficial de la CAM.

El cartel del festival -modalidad taurina menor, para la que los diestros visten el traje corto y las reses pueden ser despuntadas legalmente- está compuesto por el rejoneador Diego Ventura, los matadores Enrique Ponce, El Juli, Miguel Ángel Perera, José María Manzanares y Paco Ureña y el novillero Guillermo Rodríguez, alumno de la Escuela Taurina José Cubero "Yiyo".

En tanto que, según informa la Consejería de Presidencia, los beneficios de este festejo se destinarán "a paliar la situación económica de los colectivos del sector taurino más afectados por la pandemia", todos los participantes actuarán desinteresadamente, como también cederán gratuitamente sus reses las ganaderías de El Capea, Juan Pedro Domecq, Garcigrande, Victoriano del Rio, Fuente Ymbro, Jandilla y El Parralejo.

Del mismo modo, se habilitará también una Fila O para canalizar otras aportaciones económicas de quienes no puedan estar en los tendidos de un festejo en cuya organización colaboran la Fundación del Toro de Lidia y la empresa Plaza 1, concesionaria de la plaza de Las Ventas, que no ha anunciado ningún otro festejo desde que finalizó la temporada de 2019.

La celebración de este festival es posible por la modificación que la Consejería de Sanidad de la CAM ha hecho a la ley del 19 de junio de 2020, según la cual a partir de hoy se permite un aforo del 40 por ciento, con un máximo de 6.000 personas, para "cualquier espectáculo relacionado con la actividad taurina", siempre contando con asientos preasignados, permaneciendo sentadas en todo momento y garantizando el uso de mascarilla".

La nueva norma indica también que "entre los grupos de personas que adquieran localidades conjuntamente (un máximo de seis) deberá existir, al menos, una localidad vacía, tanto por la fila delantera como por la trasera y a ambos lados del grupo".

Además, se especifica que "los eventos deberán disponer de un plan de actuación específico con las medidas de higiene y prevención que se consideren necesarias para garantizar la celebración de la actividad", al tiempo que "la circulación de las personas por el recinto deberá organizarse de manera que se respete la distancia de seguridad interpersonal".

En ese sentido, la apertura de puertas se realizará "con antelación suficiente para permitir un acceso escalonado, al igual que la salida del público se hará por zonas y de forma ordenada".

Otras medidas a aplicarse son la creación de zonas específicas para consumo de bebidas y comidas, cuya venta itinerante no estará permitida, como tampoco se podrá fumar "en los espacios al aire libre cuando no puedan garantizarse la distancia de seguridad de al menos dos metros con otras personas", mientras que las almohadillas "sólo podrán utilizarse si son desinfectadas antes y después de cada uso".

"En cualquier caso -advierte la ley- los promotores y organizadores, públicos o privados de estos espectáculos deberán solicitar a la Dirección General de Salud Pública de la CAM la evaluación del riesgo de cada evento".