Marcelino: "Consideramos al Barça favorito, pero no siempre gana el favorito"

El entrenador del Athletic Club, Marcelino García Toral, no dudó en considerar "favorito" al FC Barcelona para la final de Copa del Rey de este sábado (21.30 horas), pero también recordó que en el fútbol "no siempre gana el favorito", además de apelar a ofrecer su "máximo nivel" para olvidar la derrota ante la Real Sociedad de hace dos semanas.

"Lo importante es que seamos nosotros mismos. No pudimos desarrollarlo ante la Real y ahora cada uno de nosotros tiene que ver por qué ha ocurrido esto y en eso estamos. Consideramos al Barça favorito pero no siempre el favorito gana. Ganará el que juegue mejor durante 90 minutos y aproveche mejor sus oportunidades", indicó el técnico asturiano en la rueda de prensa previa a la final que se disputará en La Cartuja.

"La pasada final es historia y lo que nos ocupa ahora es lo que va a suceder mañana durante 90 minutos. Estamos muy ilusionados, estamos seguros de haber encontrado el porqué de no ser nosotros mismos en la final con la Real y sabemos que nuestro rendimiento fue inferior al que ofrece nuestra capacidad. Ahora tenemos otra final por delante ante un equipo que está acostumbrado a ganar finales, pero eso no nos quita la ilusión para poder llevarnos la Copa a Bilbao", añadió.

Preguntado por el Barça, Marcelino dijo que "está por encima la idea de juego que la disposición táctica que vayan a ocupar en el campo". "Durante los últimos encuentros también la han ido cambiando según discurría el partido. Sabemos que, independientemente de que con que sistema juegan, conocemos sus grandes virtudes con jugadores de un nivel como te exige un club tan poderoso en el mundo como es el Barca".

"Tenemos que fijanros en nosotros mismos, intentar sacar nuestro máximo rendimiento porque sólo de esa forma podremos ganar la final. El resultado es producto del juego y eso va unido a que nosotros saquemos lo mejor de nosotros mismos", incidió el preparador asturiano.

En relación a los "errores" que cometieron en la final ante la Real, Marcelino no quiso desvelar absolutamente todo, pero sí dio algunas razones. "Hay situaciones que se quedan dentro para nosotros. Ese análisis profundo y sus conclusiones solo nosotros las sabemos. La incomodidad que nos generó el partido de la Real pudo transformarse en miedo a perder y eso fue lo que nos sucedió. Cuando uno experimenta esa sensación mental está claro que te vas olvidando de lo que tienes que hacer en el juego y la idea que tienes que plasmar para lograr la victoria", manifestó.

"Puede que haya un casancio físico mayor (que ante la Real) porque desde entonces hemos jugado muchísimos partidos con muchísima exigencia. Llegar a esta final también nos supuso grandes esfuerzos, en todas las eliminatorias tuvimos que remontar. Jugamos una prórroga contra el Betis y el Levante y todo eso unido a la Liga. Pero para este partido, después de una semana sin actuar, tenemos el punto físico y mental óptimo. No podemos mirar más allá", apuntó.

"Estoy como un cañón"

En relación a su estado de ánimo, Marcelino dijo que está "como un cañón". "Estoy como un cañón, ¿cómo están los jugadores? Muy similar a mí, estamos en una situación muy buena para encarar el partido. Todo ese trascurrir, el antes, el durante y el después de esa final me hace pensar que estos futbolistas, nuestros jugadores, jugaron con una mochila enorme encima de sus hombros", dijo al ser nuevamente preguntado por la Real.

"Y estoy seguro de que este sábado no nos va a suceder esto. Espero y deseo, porque va a ser así -independiemente del resultado-, que esta mochila no nos condicionará el rendimiento. Ahora es una situación nueva, me considero un privilegiado por volver a vivrla. Creo que la afición del Athletic tiene que estar orgullosa por jugar tres finales en tres meses y pensamos que este éxito, sin ningún tipo de duda, queremos convertirlo en felicidad absoluta. Y la única felicidad absoluta sería ganar esta Copa. Los jugadores y esta grandisima afición se lo merecen", espetó.

"Suponer que vamos a tener una posesióN similar a la del Barça es apartamos de la realidad, y no es que no seamos capaces, es que le pasa a la mayoría de equipos del mundo. Ni el PSG, ni el Real Madrid pudieron ganarla. No vamos a jugar diferente de cómo solemos hacer ni de cómo lo hicimos anteriormente en partidos contra el Barça", avanzó.

"Tenemos que intentar parar esas vías de progresión y finalización que tienen y a la vez nosotros hacerles daños. Tenemos que hacer suficientes ocasiones de gol para ganar. Luego habrá que tener eficacia, con la que hemos tenido recientemente, no ganaríamos esta final, pero esto no está en nuestra mente ni en nuestras piernas. Así que hay que tener esa determinación para correr, jugar, cabeza y corazón. Eso es lo que nos puede llevar a ganar", aseguró Marcelino.

"Creo que sí he conseguido (ser un poco psicólogo), pero las palabras tienen que venir refrendadas con hechos, tuve una tristeza la otra vez, no podía sentirme de otra manera. Si me hubiera sentido de otra manera no tendría corazón y sería una piedra. Si por un problema que tenemos dejamos de vivir y tener ilusión, entonces ¿en qué nos convertimos? Hay que mirar hacia delante, disfrutar, sufrir, es imposible ganar al Barça sin sufrir, y eso es lo que tenemos que tener. Humildad, ilusión y sacrificio. Estamos convencidos en poner todos esos valores en el campo", agregó.

Por último, el técnico rojiblanco dijo que "en principio" podrá contar con "todos los jugadores", incluido Yuri Berchiche, y avisó que si juega Piqué el Barça ganará en "experiencia" con un futbolista que "ha jugado muchísimos partidos de este nivel, que sabe cómo afrontarlos y no le pesa la responsabilidad para tomar decisiones correctas".

"Es un muy buen defensor, intuitivo, ganador de acciones e iniciando desde atrás permite una salida fluida del balón. Si no está al máximo nivel, no sé qué pasará. En ese baremo hay muchos porcentajes pero nosotros contamos con que va a jugar. En mi opinión lo que más determinante será es que los ofensivos no estén a su máximo nivel, sobre todo Messi", finalizó.