Los 27 examinan hoy el fondo de recuperación sin que ningún país haya enviado todavía su plan

Crece el miedo a que las primeras ayudas se retrasen por los problemas de Alemania y Polonia para ratificar su estrategia

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) evalúan este viernes los avances para la puesta en marcha del fondo de recuperación de 800.000 millones de euros a quince días de que finalice el plazo para enviar los planes de reformas e inversiones, algo que no ha hecho todavía ningún gobierno, y con el miedo de que las primeras ayudas se retrasen por los problemas de Alemania y Polonia para ratificar el plan.

Estaba previsto que el encuentro de este viernes fuera presencial y tuviera lugar en Lisboa con motivo de la presidencia de turno que este semestre ostenta Portugal, pero la pandemia ha obligado a cambiar el formato y finalmente los debates tendrán lugar por videoconferencia.

La jornada comienza con un debate en el Eurogrupo sobre las tareas pendientes para completar la Unión Bancaria en el que no habrá decisiones y se quedará en una mera actualización de los trabajos por delante. Posteriormente, los ministros del euro abordarán otra vez la necesidad de armonizar los marcos nacionales de insolvencia empresarial y el Banco Central Europeo (BCE) presentará su reciente informe sobre la posible creación del euro digital.

El Eurogrupo finalizará su reunión antes de que acabe la llamada con una reflexión sobre sus políticas de transparencia y por la tarde la reunión pasará a reunir a los veintisiete responsables de Economía y Finanzas del bloque.

Será en este foro donde se abordarán los avances para poner en funcionamiento el fondo de recuperación de 800.000 millones de euros (750.000 millones a precios de 2018) con el que la UE quiere impulsar su economía de los estragos de la pandemia.

La discusión tendrá lugar dos semanas antes de que se llegue a la fecha límite fijada para el envío a Bruselas de los planes nacionales de inversiones y reformas con los que los Estados miembros absorberán los subsidios y los préstamos que tienen asignados.

Por el momento, ningún gobierno ha remitido a la Comisión Europea su estrategia, pero fuentes europeas señalan que España, Portugal, Grecia y Francia son los países más avanzados y que los primeros documentos podrían llegar a la capital europea a lo largo de la semana que viene. Finlandia y Países Bajos, por el contrario, han anunciado públicamente que enviarán sus planes después del 30 de abril.

Una vez recibidos, el Ejecutivo comunitario dispondrá de un plazo de dos meses para evaluar los planes y después los documentos deberán recibir luz verde del resto de socios. Será sólo entonces cuando Bruselas podrá hacer los primeros desembolsos, pero siempre que el fondo de recuperación haya sido ratificado en todos los parlamentos nacionales.

Por el momento el fondo ha sido ratificado por 17 países y todavía no ha superado el procedimiento en Alemania, Polonia, Irlanda, Países Bajos, Finlandia, Estonia, Lituania, Austria, Rumanía y Bulgaria.

La atención está puesta en el caso de Alemania, país cuyo Tribunal Constitucional está examinando la base legal del plan anticrisis, y en el de Polonia, que no ha ratificado el fondo por una disputa política entre los partidos que forman el Gobierno.