Sánchez refuerza la candidatura de Gabilondo en su afán de conquistar Madrid con la ministra Reyes Maroto

La ministra de Industria sería la vicepresidenta económica regional si el PSOE gobierna tras el 4-M y provocaría otra crisis de Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, está metido de lleno en la campaña para el 4-M en la Comunidad de Madrid y está dispuesto a lo que sea con tal de que el PSOE arrebate el gobierno al PP de Isabel Díaz Ayuso. El último movimiento para conseguirlo no lo esperaba nadie y demuestra el ansia por conquistar la región. La nueva carta sobre la mesa es la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, que será la vicepresidenta económica de la Comunidad de Madrid si el candidato socialista, Ángel Gabilondo, forma gobierno en la región tras las elecciones del próximo 4 de mayo. Según han confirmado fuentes socialistas, Maroto, economista de profesión, no puede concurrir a las elecciones porque las listas para el 4-M ya están cerradas, pero sí podría ser elegida miembro del Gobierno si Gabilondo suma los números suficientes para ser presidente de la Comunidad de Madrid.

De darse esta circunstancia, la ministra de Industria, Comercio y Turismo sería la segunda persona que saldría del Gobierno para formar parte del Ejecutivo regional porque Gabilondo contaría también en su gabinete con Hana Jalloul, que ha sido secretaria de Estado de Migraciones con Pedro Sánchez y que sí va en la lista del PSOE al 4-M, como número 2. Y Sánchez, por lo tanto, tendría que hacer otra crisis de Gobierno y nombrar un nuevo titular de la cartera de Industria

Gabilondo avanzó hace unos días que si es elegido presidente formará "el primer gobierno paritario de la historia" de la Comunidad de Madrid.

Reyes Maroto ya conoce la política madrileña, puesto que fue diputada en la Asamblea desde mayo de 2015 hasta que en junio de 2018 fue nombrada ministra de Industria.

En las elecciones de mayo de 2015 ocupó el puesto número 20 de la lista de Gabilondo, y en los tres años en los que fue diputada de la Asamblea fue portavoz de la Comisión de Presupuestos, Economía, Empleo y Hacienda.

Además, entre octubre de 2017 y junio de 2018 fue secretaria del área de Desarrollo Sostenible de los socialistas madrileños.

Maroto empieza cargando contra Ayuso

Reyes Maroto, ya inmersa en la campaña este mismo viernes, ha criticado la falta de gestión de Ayuso y ha asegurado que "no asume ninguna responsabilidad" y que su único logro ha sido "generar incertidumbre, inestabilidad".

"Su único logro ha sido generar incertidumbre, inestabilidad convocando elecciones" cuando hay una pandemia, ha señalado la ministra, tras mantener una reunión con el sector turístico de Cádiz.

Al ser preguntada sobre las críticas de la presidenta en funciones de la Comunidad de Madrid al gobierno, la ministra ha señalado que Isabel Díaz Ayuso "no asume ninguna responsabilidad" y achaca "todos los problemas de la comunidad de Madrid" al gobierno central.

"Lo que Ayuso tiene que explicar a los madrileños es por qué esta comunidad en un año no ha puesto ni un euro para ayudar a empresas, cuando son muchas las empresas que han podido perder su negocio y sus trabajadores si el gobierno no las hubiera rescatado", ha añadido.

También -ha agregado- "tiene que explicar por qué en vez de reforzar la sanidad ha construido un hospital de pandemias con un sobre coste de cien millones de euros".

En su opinión la "falta de gestión" de Díaz Ayuso es la que ha abocado a "unas elecciones irresponsables que desde luego el PSOE sale a ganar con el mejor candidato y con un gobierno solvente".

La ministra ha respondido a las críticas de la presidenta madrileña sobre los riesgos del aeropuerto de Barajas recordando que en este, como en todos los aeropuertos españoles, las medidas de prevención y seguridad se han adoptado a nivel europeo con "un protocolo similar en todos los países de la UE".

"Puedo asegurar que tanto por Bajaras, como por el aeropuerto de Jerez, el de Málaga o como cualquier aeropuerto los controles son exhaustivos", por lo que "todos los que llegan a España llegan con una PCR negativa".