Exjefes de Estado y Premios Nobel piden eliminar las patentes de las vacunas

Hasta 170 personalidades mandan una carta abierta a Biden solicitando ayuda para lograr una vacuna asequible para todos

En una carta abierta más de 170 exjefes de Estado y de Gobierno y Premios Nobel han pedido este jueves al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que apoye la eliminación de los derechos de las patentes para las vacunas contra el COVID-19 y que busque una vacuna asequible a todos los países del mundo para acabar con la pandemia.

Entre los firmantes se encuentran el exprimer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, la expresidenta de Irlanda, Mary Robinson, el expresidente de Francia, François Hollande, la exprimera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark, el expresidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, y la expresidenta de Malawi, Joyce Banda, todos ellos Miembros de Club de Madrid, junto con más de 60 otros exjefes de Estado y de Gobierno que abarcan todos los continentes. Este llamamiento a Biden también ha sido respaldado por el profesor Joseph Stiglitz, la profesora Elizabeth H. Blackburn y el profesor Muhammad Yunus, Premios Nobel.

La carta fue enviada a la Casa Blanca cuando las autoridades sanitarias de Estados Unidos aconsejaron una pausa en el uso de la vacuna Johnson & Johnson. Una exención de las reglas de propiedad intelectual permitiría una ampliación de la fabricación en los EEUU y en todo el mundo, superando las restricciones artificiales de suministro.

Esta acción internacional, coordinada por la People's Vaccine Alliance, una coalición de más de 50 organizaciones entre las que se encuentran Club de Madrid, el Centro Yunus, Oxfam y ONUSIDA, advierte que, con la actual tasa de inmunización mundial, es probable que sólo el 10% de la población de la mayoría de los países pobres sea vacunada en el próximo año.

Los ex jefes de Estado y Premios Nobel animan al presidente Biden a tomar las medidas urgentes que sólo él puede tomar, para que este momento "sea recordado en la historia como el momento en que elegimos poner el derecho colectivo a la seguridad para todos por delante de los monopolios comerciales de unos pocos", como recoge el escrito.

En la carta abierta se pide específicamente al presidente Biden que apoye una propuesta de los gobiernos de Sudáfrica e India en la Organización Mundial del Comercio (OMC), para que se renuncie temporalmente a los derechos de las patentes relacionadas con las vacunas y los tratamientos contra el COVID-19, a fin de permitir la fabricación de genéricos en todo el mundo, advirtiendo que, al ritmo actual de vacunación, la mayoría de las naciones pobres tendrán que esperar al menos hasta 2024 para lograr la inmunización masiva contra el COVID-19.

Los líderes también pidieron que la eliminación de los derechos de las patentes vaya acompañada de un intercambio abierto de conocimientos y tecnología en materia de vacunas, y de una inversión mundial coordinada en investigación, desarrollo y capacidad de fabricación, subrayando que las amenazas a la salud pública son globales y que la inversión gubernamental estratégica, la acción, la cooperación mundial y la solidaridad son vitales.