Calviño urge a Bruselas a acelerar su examen de los planes de recuperación: "No hay tiempo que perder"

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, trasladará este viernes a la Comisión la "urgencia y necesidad" de que acelere los trámites para evaluar los planes nacionales de recuperación una vez hayan sido remitidos por los países del bloque con el objetivo de que las ayudas lleguen "cuanto antes" a la economía real y porque no hay "tiempo que perder" para impulsar la recuperación.

"Estoy segura de que esta tarde en la reunión del Ecofin va a haber bastantes Estados miembros que vamos a insistir en la urgencia y necesidad de que se aprueben cuanto antes estos planes de recuperación", ha dicho e declaraciones a los medios tras la reunión por videoconferencia del Eurogrupo y antes de participar en el encuentro virtual de los ministros de Finanzas de toda la UE (Ecofin).

En su opinión, la UE necesita que el estímulo que representan los 140.000 millones de ayudas debe "inyectarse" en la economía lo antes posible a fin de impulsar la "reactivación" prevista para la segunda mitad del año. "A las carencias que venía arrastrando España se ha unido el impacto de la pandemia y no tenemos tiempo que perder para conseguir que esas inversiones lleguen a la economía real", ha subrayado.

En cualquier caso, ha enfatizado que el "despliegue" del plan de recuperación en España no depende de que lleguen las ayudas europeas porque "afortunadamente" los Presupuestos Generales del Estado para este año prevén un volumen "muy significativo" de inversiones y los distintos Ministerios están planificando su ejecución desde el mismo 1 de enero. "No nos hemos parado esperando a que lleguen los fondos comunitarios. Tenemos un marco financiero y un marco legal aprobado en diciembre del año pasado que nos permite que hayamos estado dando pasos iniciales para el despliegue efectivo del plan de recuperación en el curso del año", ha explicado.

Así, ha explicado que el Gobierno espera recibir un anticipo de 9.000 millones de euros cuando el plan de reformas e inversiones español sea aprobado por la UE, algo que espera que suceda en junio. Calviño también cuenta con recibir un primer desembolso de 16.000 millones antes de que acabe 2021 para completar el volumen que España espera recibir este año del fondo 'Next Generation EU'.

Los últimos flecos del plan

Para desencadenar todo el proceso, España debe remitir a la Comisión Europea el Plan de Recuperación definitivo y la vicepresidenta económica ha insistido en que esto sucederá antes de que acabe el mes de abril.

"De aquí a final de mes nos quedan estos días para terminar de trabajar los flecos que quedan pendientes", ha asegurado Calviño, para después especificar que el Gobierno está trabajando "muy intensamente" con el Ejecutivo comuntiario para terminar los "detalles" del plan, que tienen que ver con el calendario de aplicación o estimaciones de costes, por ejemplo.

Una parte esencial de dicho plan será la reforma del mercado laboral, cuyo "diagnóstico" es "compartido" tanto a nivel nacional como internacional, a juicio de la vicepresidenta, quien ha destacado la importancia de abordar la "excesiva" temporalidad y precariedad, el elevado paro juvenil o el desempleo estructural.

Esto pasa, ha apuntado, por una "simplificación" de los contratos, como recoge el proyecto presentado esta semana por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, así como un "conjunto de acciones y reformas" que también contempla el plan. En la misma línea, Calviño también ha asegurado que "no existen discrepancias dentro del Gobierno" sobre esta cuestión, puesto que se coincide "tanto en la hoja de ruta como en las reformas" que es necesario impulsar de forma conjunta con patronal y sindicatos".

RELACIONADO