Pfizer reconoce que es "probable" que sea necesaria una tercera dosis de refuerzo a los 12 meses

La farmacéutica estadounidense asegura también que es posible que la gente necesite ser vacunada contra el COVID cada año

El consejero delegado de la farmacéutica Pfizer, Albert Bourla, ha asegurado que "probablemente" sea necesaria una tercera dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 dentro de los doce meses después de haber sido completamente vacunado, para que la inmunización sea completa. También ha explicado que es posible que la gente necesite ser vacunada contra el COVID-19 de forma anual

"Es extremadamente importante suprimir el grupo de personas que pueden ser susceptibles al virus", dijo Bourla al canal de televisión CNBC en unas declaraciones difundidas este jueves.

El ejecutivo también indicó que estas dosis serán una herramienta importante para luchar contra las variantes de la covid que han demostrado ser más contagiosas.

Hasta el momento, se desconoce durante cuánto tiempo protegen las vacunas contra la covid-19, dado el corto recorrido de este producto.

Pfizer informó recientemente de que su vacuna contra la covid-19 tenía más de un 91 % de efectividad contra el virus y más de un 95 % contra los síntomas severos de la enfermedad y que esta protección se mantenía al menos durante seis meses después de haber recibido la primera dosis.

Asimismo, las personas que reciben la vacuna contra la covid-19 de Moderna, cuya composición es similar a la de Pfizer, siguen mostrando altos niveles de anticuerpos seis meses después de la segunda dosis, según un estudio publicado en la revista científica The New England Journal of Medicine a principios de mes.

El estudio divulgado por Pfizer mostró que su vacuna parece funcionar de manera similar contra la cepa del virus mayoritaria en Sudáfrica, uno de los países donde se probó el producto.

La farmacéutica Pfizer anunció el 26 de febrero que estudiaría la posibilidad de inyectar una tercera dosis a las personas vacunadas para intentar reforzar la protección ante las variantes más agresivas del coronavirus.

Bourla aseguró entonces que con esta tercera dosis se podría reforzar la respuesta de los anticuerpos entre 10 y 20 veces y subrayó que, al igual que la gente se vacuna anualmente contra la gripe, lo tendrá que hacer contra la covid-19 para estar protegido.

Este nuevo estudio se dirige a dos grupos de edad, las personas de entre 65 y 85 años y las comprendidas entre 18 y 55 años y serán elegidas del grupo que ya participó en los primeros ensayos llevados a cabo por la farmacéutica Pfizer en cooperación con BioNTech.

La Universidad de Oxford ha iniciado un nuevo estudio clínico para determinar si se pueden combinar dosis de las vacunas y obtener una respuesta inmunológica adecuada con dos dosis independientemente del fabricante. Los investigadores ya cuenta con la participación de la vacuna de AstraZeneca, Pfizer, Moderna y de la candidata de la estadounidense Novavax.

Pfizer, "columna vertebral" de la vacunación en UE

La Comisión Europea considera a Pfizer como "la columna vertebral" de la vacunación en Europa. Así lo ha asegurado en una rueda de prensa el portavoz jefe de la Comisión Europea, Eric Mamer, a propósito del consorcio formado entre la multinacional estadounidense Pfizer y el laboratorio alemán BioNTech.

Este miércoles, la CE anunció que Pfizer adelantará al segundo trimestre y empezará a entregar este mismo mes de abril 25 millones de vacunas (50 millones de dosis) que la farmacéutica tenía previsto entregar a la UE en el último tramo del año.

La propia presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, quien este jueves recibió la primera dosis de una vacuna sin precisar, también confirmó que Bruselas negociará con Pfizer la compra de 1.800 millones de dosis para 2022 y 2023, suficientes para el doble de la población de 447 millones de personas de la UE.

La apuesta por la vacuna de Pfizer se produce después de que la estadounidense Johnson & Johnson (Janssen) haya paralizado sus entregas a Europa mientras se aclara la relación entre unos pocos casos de trombos y el fármaco, suspendido también en EEUU, un problema similar al del fármaco de AstraZeneca, que además de incumplir con las entregas también ha generado dudas con su vacuna.

La UE tiene contratadas 300 millones de vacunas de Pfizer (600 millones de dosis) y 230 millones de vacunas de Moderna (460 millones de dosis).