El PSG presiona a Kylian Mbappé para que renueve

La renovación o no de Kylian Mbappé por el París Saint-Germain entró en un momento decisivo, estiman los dirigentes del París Saint-Germain, que incrementaron la presión sobre el joven atacante para que aclare su futuro.

Según publican medios locales, las llamadas de la dirección del club al entorno del futbolista se han multiplicado en los últimos días, sabedores de que la buena racha que atraviesa el jugador atiza aún más las ambiciones de posibles compradores.

En las últimas semanas, el PSG cree que la tendencia apunta a que Mbappé se quedará en el club, a cambio de encontrar tres elementos clave: una subida salarial, un contrato de corta duración y un proyecto deportivo ambicioso.

La joven estrella del fútbol francés (22 años) es consciente de que en la actual situación de crisis sanitaria ningún club va a ofrecerle un salario superior al que pone sobre la mesa el PSG, 30 millones de euros netos anuales, 5 millones más de los que cobra en la actualidad.

Real Madrid, Manchester City o Liverpool, los potenciales compradores más serios, tendrían que añadir a esas cifras la importante indemnización de traspaso que exigiría el club francés, que pagó por el futbolista 180 millones de euros en 2017.

Pero Mbappé mantiene en su mente el plan de carrera que se fijó cuando comenzó a despuntar en el Mónaco, que debe desembocar en un gran club europeo.

Así lo dejó entrever cuando optó por el PSG en lugar de fichar por el Real Madrid, a quien dijo que tendría que esperar, porque quería madurar en su ciudad.

Por eso, según el diario L'Équipe, no quiere que su nuevo contrato con el PSG sea demasiado largo. El club aspira a que el futbolista luzca su camiseta, al menos, hasta 2022, cuando Catar, propietaria de la entidad, acoge el Mundial de fútbol.

El futbolista vería con buenos ojos un contrato hasta 2024 con el compromiso de dejarle salir un año antes, para que el club recupere una indemnización de traspaso.