El politólogo francés Olivier Duhamel admite haber abusado de su hijastro

El politólogo Olivier Duhamel, uno de los analistas y académicos más famosos de Francia, admitió este miércoles haber abusado sexualmente de su hijastro, indicaron los medios franceses.

Duhamel, según la emisora France Info, fue interrogado por la Brigada de Protección de Menores de la Policía en el marco de la investigación abierta el pasado 5 de enero por la Fiscalía de París por violación y agresiones sexuales.

Las pesquisas se lanzaron después de que su hijastra, la jurista Camille Kouchner, denunciara en su libro 'La Familia grande' esos abusos. Camille Kouchner destacó en esa obra que los hechos sucedieron cuando su hermano mellizo era adolescente.

Los hermanos, que tienen ahora 45 años, son hijos de Bernard Kouchner, cofundador de Médicos Sin Fronteras y ministro de Exteriores francés (2007-10), pero se criaron con Duhamel, segundo marido de su madre, Évelyne Pisier, autora y profesora de pensamiento político fallecida en 2017.

La polémica surgida tras la acusación de incesto motivó que Duhamel, de 70 años, dimitiera en enero tanto como presidente la Fundación Nacional de Ciencias Políticas (FNSP), la entidad que gobierna la prestigiosa Universidad de Sciences Po, como de otras funciones. El académico es hijo de un diputado y en su dilatada e impresionante carrera también ha sido, entre otras cosas, miembro del Consejo Constitucional entre 1983 y 1995 y eurodiputado socialista de 1997 a 2004.

La acusación contra él sacudió el país y derivó en el nacimiento de un nuevo #Metoo, en el que otras víctimas contaron en las redes sus propios casos de incestos.

Duhamel no fue la única personalidad conocida en el punto de mira: el productor Dominique Boutonnat, responsable de éxitos como Intouchables (Intocables) y presidente del Centro Nacional Cinematográfico (CNC), fue arrestado en febrero tras haber sido acusado por su ahijado de agresión sexual y tentativa de violación.

Con la acusación a Duhamel también cayeron el filósofo Alain Finkielkraut, despedido de la cadena LCI por haberse preguntado en antena si pudo haber consentimiento, y el director de Sciences Po Frédéric Mion, que renunció a su cargo en febrero después de que se le reprochara no actuar pese a haber estado al tanto de los presuntos abusos.

La emisora France Info detalló este miércoles que como los hechos denunciados por Kouchner han prescrito el politólogo no puede ser interrogado bajo arresto ni tampoco ser procesado, por lo que no habrá juicio, aunque la investigación prosigue en búsqueda de otras potenciales víctimas.