Echenique advierte que la "amenaza reaccionaria" de las derechas españolas es "más peligrosa" que el COVID

Ofrece a Sánchez colaboración para constituir un frente común para desalojar a Ayuso de la Puerta del Sol, algo que es una "obligación democrática"

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha asegurado que la "amenaza reaccionaria" y "trumpista" de las derechas españolas es "posiblemente más peligrosa" que el propio coronavirus y tiene como su "vanguardia" a la presidenta madrileña en funciones, Isabel Díaz Ayuso.

Por ello, ha ofrecido al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, colaboración para constituir un frente común para desalojarla de la Puerta del Sol (sede del gobierno autonómico), algo que es una "obligación democrática", y reeditar en Madrid el Gobierno de coalición a nivel estatal.

En su intervención durante la comparecencia de Sánchez en el Congreso, Echenique ha subrayado que Unidas Podemos y PSOE mantienen "discrepancias" que aún mantienen, pues son fuerzas políticas que representan a veces intereses contrapuestos, pero por encima de eso ha puesto los elementos que tienen en común.

Por tanto, ha reivindicado la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado "más sociales de la historia", el despliegue de los fondos europeos, la confección del escudo social y el plan de vacunación ante la pandemia que "está funcionando", si bien ha planteado la necesidad de abrir el debate sobre liberar de las patentes de las farmacéuticas para aumentar la producción

Toda una acción legislativa frente al "ruido constante" de los que intentan "aprovechar la tragedia" para "recuperar el poder que creen suyo por nacimiento", puesto que a su juicio una de las certezas de esta crisis es que las recetas "neoliberales" y de "austeridad", aparte de ser "crueles", no sirven para superar la pandemia, algo que sí logra el refuerzo de la gestión y los servicios públicos.

"Cuando venzamos al virus la amenaza reaccionaria seguirá ahí"

Pero además Echenique ha aludido, en el plano político, se ha generado un "movimiento político reaccionario" que "amenaza" las "bases" de la democracia y ante el que las fuerza progresistas no pueden estar divididas. "Cuando venzamos al virus la amenaza reaccionaria seguirá ahí", ha enfatizado.

Según su análisis, la "derecha y ultraderecha" española ha adoptado elementos propios de ese movimiento reaccionario que encarnan del exministro del Interior italiano Matteo Salvini, el presidente brasileño Jair Bolsonaro, la política francesa Marine Le Pen y, sobre todo, el expresidente estadounidense Donald Trump.

Para Echenique esta deriva consiste en socavar principios democráticos como poner en duda resultados electorales o no reconocer la legitimidad de gobiernos, lo que se apreció en Estados Unidos con el asalto al Capitolio por seguidores de Trump.

No obstante, ha afirmado que también ve elementos propios de esta dinámica en "los tres partidos de la foto de Colón", al acusarles de "abrazar sin complejos el 'lawfare' (guerra judicial) contra sus adversarios políticos", que explica el bloqueo en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) o el "aumento de la agresividad" de sus "brazos mediáticos" que despliegan la "mentira y difamación" como "práctica habitual". Además, ha denunciado el "creciente acoso callejero" que incluso se extiende a los entornos familiares de los rivales políticos, en clara referencia al caso del exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias.

Es más, Echenique ha censurado que la "evolución trumpista" de la derecha y ultraderecha" implica "estigmatizar" a numerosos colectivos del país, como el caso de los "independentistas" catalanes o vascos, los "comunistas", los "homosexuales" o las "feministas" mediante la "vampirización" de conceptos como la patria lo bandera, que "retuercen" para "dividir" y captar votos mediante el "odio".

También ha aludido a los comicios madrileños del 4 de mayo al aseverar que la "vanguardia trumpista de la foto de Colón", que provoca "clasismo" y "aporafobia", la encarna Ayuso.

Es "obligación democrática" desbancar a Ayuso

De esta forma ha ironizado con el "heat" de la campaña de Ayuso, el concepto libertad, para recriminar que en el caso del PP significa "libertad para financiarse ilegalmente", para "empadronar millonarios", "despedir barato" a los trabajadores o "desahuciar a los pobres".

"Están atrincherados en Madrid y es obligación democrática sacarlos de ahí", ha espetado Echenique para destacar, a continuación, que no van a tener "ni media palabra" contra el resto de fuerzas progresistas para no desmovilizar el voto de izquierda.

Finalmente, Echenique ha recalcado que si los números dan tras las elecciones madrileñas, está convencido de que llegarán a un acuerdo con el PSOE para poder gobernar también en Madrid a pesar de las diferencias.