Dinamarca dejará de administrar definitivamente la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca

El gobierno socialdemócrata danés y siete partidos más acuerdan relajar las restricciones a viajes a partir de la próxima semana

Las autoridades sanitarias danesas han confirmado este martes la eliminación definitiva de la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford de su plan de inmunización, debido al vínculo del fármaco con eventos trombóticos "muy raros". En rueda de prensa, el director de la Junta Nacional de Salud de Dinamarca, Soren Brostrom, ha detallado que la decisión se ha tomado debido al "buen control" de la pandemia en el país europeo y la disponibilidad de otras vacunas.

Las autoridades sanitarias no han descartado que la vacuna de AstraZeneca pueda volver a utilizarse en el futuro "si la situación cambia", ha informado el diario 'Jyllands-Posten'. Tanja Erichsen, un alto cargo de la Agencia Danesa de Medicamentos, ha indicado que las autoridades "están de acuerdo" con la Agencia Europea del Medicamento (EMA) en que la vacuna es "eficaz", pero ha reiterado que, debido a la situación epidemiológica en Dinamarca, "es mejor" dejar de usar la vacuna.

Dinamarca suspendió la administración del fármaco de AstraZeneca el 11 de marzo, después de que se constataran varios casos de personas jóvenes que habían sufrido trombosis tras recibirlo. En el país europeo ha muerto una mujer de 60 años por uno de estos episodios después de ser inoculada.

Cerca de 150.000 personas han recibido la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca en Dinamarca, que había comprometido 5,2 millones de dosis.

Acuerdo para la desescalada

El gobierno socialdemócrata danés y siete partidos más han cerrado un acuerdo para levantar de forma progresiva desde la próxima semana las restricciones de viajes para entrar y salir del país introducidas por la pandemia de COVID-19.

Dinamarca desaconseja desde febrero todos los viajes fuera del país y obliga a un test y una cuarentena de diez días para poder entrar en sus fronteras, cerradas para todos los extranjeros salvo en algunas excepciones como motivos familiares.

Desde el día 21, se volverán a dividir los países en colores de acuerdo con su situación epidémica y aunque se mantiene la obligación de presentar un test a la vuelta, se elimina la de la cuarentena para quienes hayan estado en lugares en "amarillo".

"Se ha acabado con lo de que todo el mapa mundial esté en rojo. Vuelven las recomendaciones actualizadas cada semana. Es un paso importante para abrir los viajes de ocio de forma gradual y segura", dijo hoy al canal TV2 el ministro de Exteriores, Jeppe Kofod.

La segunda fase (1 de mayo) permitirá que daneses y extranjeros vacunados de países del área Schengen de contagio bajo puedan entrar y salir sin obligación de someterse a un test ni a cuarentenas y se relajarán las exigencias generales de las pruebas para el resto.

A partir del 14 de mayo se eliminará la exigencia de tener un motivo reconocido para los extranjeros del área Schengen procedentes de países con bajo o medio contagio, y se elevará a la vez la incidencia semanal de nuevos casos para que los países no aparezcan en rojo, de 30 a 60 por 100.000 habitantes.

La última fase comenzará el 26 de junio o cuando se haya implementado un "pasaporte de covid" para toda la Unión Europea, lo que permitirá los viajes de vacunados sin restricciones, mientras el resto deberá someterse a alguna medida.

Inicio de reapertura

La situación epidémica se mantiene estable desde hace un mes en Dinamarca, que la semana pasada tenía la tercera incidencia de nuevos casos más baja en los últimos 14 días, con 129,15 por 100.000 habitantes, por detrás de Islandia y Portugal.

Las autoridades danesas iniciaron en marzo una reapertura de la actividad económica y social, vinculada en gran medida a la presentación de un certificado que acredite que se está vacunado, se ha pasado la covid-19 o se ha dado negativo en un test.

Los centros comerciales de tamaño medio, tiendas no esenciales y peluquerías funcionan desde este mes y las escuelas han normalizado la enseñanza presencial, parcial en la educación media y superior.

En las próximas semanas reabrirán restaurantes, cafés, locales de actuaciones y teatros, para quienes presenten el certificado (salvo los menores de 15 años), y se permitirá de nuevo el deporte organizado en espacios interiores.