Casado abronca a Sánchez por su "chulería" a la hora de gobernar y ofrece su ley para evitar otro estado de alarma

"¿Pero usted quién se cree que es? ¿Dónde se cree que está?", le ha soltado al presidente nada más subir a la tribuna

El presidente del PP, Pablo Casado, ha abroncado este miércoles al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que ha acusado de intentar vender al Congreso "una pizza recalentada ocho veces", de no tener "vergüenza", y de gobernar con "chulería", y le ha vuelto a ofrecer el 'plan b' jurídico diseñado por el PP para evitar que haya que decretar otro estado de alarma.

"¿Pero usted quién se cree que es? ¿Dónde se cree que está?", le ha soltado al presidente nada más subir a la tribuna en el debate sobre los fondos europeos para la recuperación, recriminándole que no haya enviado a la Cámara ese plan y que haya optado por hacer una "comparecencia ómnibús" en lo que considera un "auténtico desprecio al Parlamento". "¿A usted no se le cae la cara de vergüenza, señor Sánchez? ¿Cómo tiene la desfachatez de venir aquí con esa arrogancia? Es un insulto a los fallecidos, un insulto a los españoles, un insulto a los parados. Tenga respeto a esta Cámara", le ha exigido Casado, que también le ha acusado de "chulería".

El líder de la oposición considera que Sánchez ha despreciado al Congreso, al colgar en un tuit el plan de recuperación y no haberlo llevado a debate ni a votación. Le ha acusado además de "tomar el pelo" porque Bruselas va a pedir reformas.

Tras denunciar que el Gobierno ha incumplido el propio mecanismo de recuperación europeo al no pactar ese plan con los agentes implicados en el mismo, el líder del PP se ha mostrado convencido de que Sánchez está retrasando la confección de la estructura presupuestaria del plan para anunciarla aprovechando la campaña electoral madrileña.

Para evitar otro estado de alarma ante el que acaba el 9 de mayo, su plan es registrar una modificación puntual de la ley de 1986 de medidas especiales en materia de salud pública para añadir "dos líneas más" y poder aprobarla en 15 días por procedimiento de urgencia al ser de artículo único. "Basta de excepcionalidad constitucional y de echar la culpa a las comunidades autónomas", ha dicho.

También le ha pedido que deje de hablar de vacunas porque "empieza a ser gafe con la vacunación", le ha dejado claro que "ya no cuela" su intento de "vender una pizza recalentada ocho veces" y le ha comparado con Napoleón Bonaparte por su empeño de "gobernar por decreto". Y ha comparado al presidente del Gobierno con "Pedro y el lobo", porque anuncia medidas que después no se materializan.

Por otro lado, el líder del PP ha afirmado que el presidente del Gobierno quiere seguir dando "a dedo" las ayudas como ha hecho con la aerolínea "chavista" Plus Ultra y ha señalado que eso debería explicase en una comisión de investigación, como ha pedido el Grupo Popular en el Congreso. "Y en vez de ayudar a aerolíneas fantasma, debería ayudar a las empresas españolas estratégicas", ha demandado.

Además, Casado ha recalcado que España va a ser el país "con más paro", "solo superado por Venezuela, Sudán, Bosnia y Palestina". "Enhorabuena, es usted el campeón de la creación de empleo en plena pandemia. Qué vergüenza", ha exclamado.

Campaña contra Ayuso

Además, le ha acusado de "asustar" a los madrileños para hacer campaña contra la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, por cuestionar los datos de la pandemia en Madrid. "Le rectifica hasta Simón", ha espetado. Casado ha animado a Sánchez a acudir a más mítines electorales en Madrid ante las elecciones del 4 de mayo porque, según ha dicho, de esa forma estará "asegurada" la mayoría absoluta para la lista del PP que encabeza Díaz Ayuso.

El propio Sánchez ha deslizado varias referencias a la campaña de Madrid, entre ellas, el ataque a Ayuso por intentar comprar la vacuna rusa Sputnik al margen del Gobierno de España y también ha insinuado que el Gobierno regional tiene la culpa de que haya aumentado en Madrid el número de personas que rechazan la vacuna de AstraZéneca, mucho mayor que en otros territorios.

Sánchez ha afeado además a Casado que haya acudido al Congreso a "gritar" y con un estilo "faltón" y lo ha achacado a que está "impaciente por participar en la campaña de Madrid". "Y me pregunto, ¿será que no le dejan?", le ha espetado con sorna.

Casado ha recalcado que, antes de las elecciones generales de 2019, Sánchez "ya malgastó 20.000 millones de euros en decretos electoralistas" como, a su entender, va a hacer ahora ante la campaña madrileña. "Le tengo que decir una cosa de Madrid. Siga usted yendo a mítines en Madrid. Como siga apareciendo, la mayoría absoluta está asegurada. Gracias señor Sánchez", ha enfatizado, para añadir que "no sabe" si al candidato socialista, Ángel Gabilondo, le van a "gustar mucho las apariciones" del presidente del Gobierno.

Después de un duro debate entre Sánchez y Casado, el líder del PP ha criticado que el presidente del Gobierno suba a la tribuna a "mentir y engañar" y le ha echado en cara que acuse al PP de incoherencia cuando él mismo prometió en campaña que "jamás" pactaría con Bildu ni con Pablo Iglesias porque le quitaba "el sueño".

Tras criticar que Sánchez pida unidad cuando su Gobierno es una "jaula de grillos", Casado ha censurado también que Sánchez acuse a los demás de división cuando él viene "a reabrir la historia de España y debates morales que hasta las históricas feministas del PSOE no pueden entender".

Finalmente, y tras quejarse de que el Gobierno haya rechazado las propuestas del PP, el líder de los 'populares' ha planteado a Pedro Sánchez vacunarse "juntos" para dar "tranquilidad, sobre todo a los mayores". "Vamos a vacunarnos y decir que es seguro, cuando nos toque. No queremos incumplir ese inédito plan de vacunación que no existe", ha aseverado, para insistir en que vacunarse es seguro ambos podrían "dar ejemplo de ello" a los ciudadanos.