Michel se disculpa "solemnemente" ante Von der Leyen por el desplante en Ankara

El presidente del Consejo Europeo ha pedido perdón también a “todas las mujeres que se hayan podido sentirse ofendidas”

El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, se disculpó este martes "solemnemente" ante la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, tras no reaccionar ante el desplante diplomático que sufrió en la reunión que ambos mantuvieron la semana pasada con el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, en Ankara.

Ambos explicaron durante casi dos horas a puerta cerrada a los líderes de los grupos del Parlamento Europeo, incluido el presidente David Sassoli, su reunión con Erdogan, marcada por el 'Sofagate', como se conoce al momento en el que el jefe de Estado turco y Michel se sentaron en dos sillas en el centro de la sala, mientras Von der Leyen quedaba relegada a un sofá lateral.

De acuerdo a diversas fuentes, Michel se disculpó “solemnemente” ante Von der Leyen por el incidente -ya que él no reaccionó ni reclamó una silla adicional- y pidió perdón también a “todas las mujeres que se hayan podido sentirse ofendidas”, al tiempo que insistió "en la unidad y el espíritu de equipo de la UE".

Michel mantuvo que no se levantó de la silla para no estropear “un viaje importante que llevaban tanto tiempo preparando” para tratar de mejorar las relaciones con Turquía.

Von der Leyen, por su parte, recalcó que un hecho como éste “no va a volver a suceder”. También, según fuentes presentes en la reunión, recordó que ya había criticado la retirada de Turquía de la Convención de Estambul y explicó que la situación fue “desagradable” para ella.

La alemana mencionó en varias ocasiones un futuro documento de "modus vivendi" entre las dos instituciones, que está siendo elaborado actualmente, para que haya unas guías claras sobre cómo proceder en viajes en los que ambos representen a la Unión Europea.

Hasta ahora, el Consejo ha defendido que, según el Tratado de Lisboa, el presidente de esta institución recibe el estatus de jefe de Estado y el de la CE recibe el de primer ministro, mientras que la Comisión mantiene que ambos presidentes deben ser tratados al mismo nivel.

Una cuestión de protocolo y género

A la salida del encuentro, la presidenta del grupo socialdemócrata, Iratxe García, relató que Von der Leyen les había reconocido la incomodidad de la situación en la que se vio “no solo a nivel personal sino por lo que representaba por la imagen en la que la mujer queda relegada a segundo plano en una reunión de alto nivel”.

“Podemos entender que ha habido un fallo de protocolo, pero estoy segura que esta circunstancia no hubiera ocurrido si en la reunión hubiera habido tres hombres”, aseguró García.

Los socialdemócratas, añadió, han pedido a Michel y Von der Leyen que en dos semanas presenten una propuesta sobre cómo prevenir este tipo de conflictos diplomáticos, ya que esta “no es una anécdota más”.

Por su parte, el presidente del grupo popular, Manfred Weber, alertó de que la visita ha sido “un aviso de que la política exterior europea no está preparada para las duras realidades que enfrenta Europa”.

“Cuando no estamos unidos, nuestros competidores y enemigos no desperdician la oportunidad de dividirnos más. Esperamos que nuestros líderes formen un frente común, más allá del protocolo, cuando representen a la UE en el mundo”, dijo en la reunión, según señalaron a Efe fuentes de su entorno.

Preguntado al término del encuentro si se había creído las disculpas de Michel, el copresidente de los Verdes en la Eurocámara, Philippe Lamberts, dijo que sí y recalcó que el belga "ha visto el desastre que ha habido" y "no es tonto".

La sociedad civil pide su dimisión

Si bien García explicó que durante la reunión no se había abordado una posible dimisión de Michel por esta crisis, la Fundación Millenia para el empoderamiento y la igualdad de las mujeres sí va a enviar una carta abierta a Michel, respaldada por casi 9.500 rúbricas, para pedirle que deje el cargo por su actitud en Ankara.

La Junta de Mujeres Líderes Políticas (WPL, en sus siglas en inglés) instó esta semana a sus colegas masculinos a deshacerse de "estereotipos nocivos" y cambiar la imagen de los "roles de liderazgo".