España destinará las vacunas de Janssen, las primeras monodosis, al grupo de entre 70 y 79 años

Los primeros viales de la vacuna, la primera que se administrará en una sola dosis, llegarán a España en las próximas 48 horas

España tiene previsto destinar sus primeras vacunas monodosis de Janssen contra el COVID-19, que recibirá esta semana, a acelerar la inmunización del grupo de edad comprendido entre los 70 y 79 años, según ha anunciado este lunes la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Antes de tomar un vuelo de regreso a Madrid, la titular de Sanidad ha presenciado a primera hora de la mañana la llegada al aeropuerto de Gran Canaria de las 43.000 vacunas de Pfizer-BioNTech que corresponden a las islas en la remesa de esta semana (1,2 millones).

Darias ha explicado que ese millón de nuevas dosis de Pzifer se ha a dedicar, en su mayor parte, a acelerar el proceso de vacunación del grupo de mayores de 80 años con la segunda dosis de la pauta, puesto que el 90 % ya ha recibido la primera.

"Estoy convencida de que esta semana se va a producir ese impulso a la segunda dosis de los mayores de 80, porque, además, toca por el decalaje de los 21 días entre una vacuna y otra", ha señalado.

Además, se seguirán administrando vacunas con la tecnología de ARN-mensajero (Pfizer y Moderna) al grupo de edad de 70 a 79 años, al que también se orientarán las primera vacunas monodosis de Janssen, cuya llegada se espera para "el miércoles a primera hora".

Preguntada por la posibilidad de administrar la segunda dosis de AstraZeneca a candidatos menores de 60 años que ya se inyectaron la primera mediante con un consentimiento informado, la ministra ha dicho que se siguen examinando "todos los escenarios posibles" y se decidirá en virtud de que indique "la evidencia científica".

"Calma, hay tiempo. Daremos a conocer la mejor de las decisiones para esos casos de segunda dosis con AstraZeneca", ha señalado.

La ministra ha subrayado que durante el segundo trimestre del año España espera recibir, si se cumplen los compromisos firmados con los proveedores, 38 millones de dosis de diferentes vacunas, casi cuatro veces más que los 10 millones entregados en el primero.

Uno de los principales proveedores, ha detallado, será Pfizer, que tiene el compromiso de proporcionar a España 4,8 millones de dosis solo en abril, a razón de 1,2 millones a la semana.

Todo ello, ha añadido, permitirá "acelerar el ritmo de vacunación", con lo que el Gobierno de España mantiene su objetivo de haber vacunado al 70 % de la población diana (mayores de 16 años) "antes de que termine el mes de agosto".

"Las vacunas son seguras, son eficaces y salvan vidas. Lo estamos comprobando con hechos que están a la vista: por ejemplo, en las residencias de mayores, donde la letalidad ha descendido prácticamente a la misma (tasa) de aquellas personas que no están en residencias, o también con otros colectivos que están vacunados, como los sanitarios de primera línea", ha remarcado.

La nueva vacuna que se incorporará a las que ya se administran en España se basa en un "sector viral", lo que significa que utiliza virus que han sido modificados genéticamente para que no puedan causar la enfermedad, aunque sí transportan información suficiente para la producción de proteínas que desencadenan la respuesta inmune que el organismo necesita para protegerse del SARS-CoV-2.

Los datos obtenidos durante las diferentes fases clínicas en las que se ha testado esta vacuna revelan una eficacia superior al 85 por ciento en la prevención del COVID grave y que evita el cien por cien de las muertes, y los resultados demostraron además su eficacia contra las diferentes cepas y variantes, entre ellas las sudafricana y la brasileña.

Los viales de esta vacuna se pueden conservar en neveras convencionales, pero pueden además permanecer fuera de éstas durante las doce horas anteriores a su inoculación, por lo que numerosos expertos han valorado ya que puede contribuir de una forma muy eficaz a agilizar los procesos de vacunación.

En la actualidad los proyectos para generar vacunas contra el coronavirus responsable del COVID-19 superan los 300 en todo el mundo, y unos 80 se encuentran en fase de validación clínica, aunque la Unión Europea sólo ha aprobado cuatro: la de Pfizer/BioNtech, la de Moderna, la de AstraZeneca y la de Janssen Pharmaceutica.

RELACIONADO