Merkel propone un confinamiento urgente y corto para bajar la curva de contagios

La canciller alemana cree que un confinamiento corto atajar de raíz el aumento de casos y la incidencia acumulada se sitúa en 129,2 por 100.000 habitantes

La canciller alemana, Angela Merkel, está contemplando seriamente la posibilidad de declarar un nuevo confinamiento nacional de corta duración para atajar de raíz el aumento de casos y la incidencia del coronavirus registrados en los últimos días y facilitar la campaña de vacunación actualmente en curso en el país, según fuentes de su partido, la Unión Cristiano Demócrata (CDU).

"Se trata de levantar un puente hacia una mayor normalidad. Y se trataría de un puente muy corto", han parafraseado a Merkel las fuentes de su partido.

El ministro principal del estado de Renania del Norte-Westfalia -- y considerado como uno de los principales candidatos para suceder a Merkel al frente de la Cancillería --, Armin Laschet, propuso una medida similar, un "cierre puente" para cortar de raíz los contagios y acelerar la campaña de vacunación.

Las autoridades de Alemania han confirmado este domingo un centenar aproximado de muertos por coronavirus durante el último día y 17.800 nuevos contagios más, en un momento en el que el país se acerca al umbral de los tres millones de contagios en el marco de la pandemia.

El Instituto Robert Koch, el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, ha indicado a través de su página web que durante las últimas 24 horas se han detectado 17.855 casos y 104 fallecidos más, lo que sitúa los totales en 2.998.268 y 78.353, respectivamente.

Asimismo, ha apuntado que la tasa de incidencia acumulada durante los últimos siete días es de 129,2 casos por cada 100.000 habitantes, con cerca de 248.000 casos activos, frente a la incidencia de 120,6 registrada el sábado

Por otra parte, ha cifrado en alrededor de 2.671.200 el total de personas recuperadas hasta la fecha de la COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, incluidas unas 9.600 durante las últimas 24 horas.

El director del RKI, Lothar Wieler, ha calificado la situación de "muy, muy grave". Los datos recabados en más de 70 hospitales del país demuestran que las UCI se están volviendo a llenar y que los hospitalizados son cada vez más jóvenes.

Precisamente este domingo, la red ferroviaria alemana ha aprobado una normativa a nivel federal que prohíbe a la ciudadanía utilizar sus servicios si no se cuenta con una mascarilla.

Una portavoz de Deutsche Bahn ha explicado al diario 'Welt am Sonntag' que hasta ahora la cifra de negacionistas ha sido baja, pero a partir de ahora y durante seis meses las autoridades contarán con una normativa para poder expulsar a quien no utilice la mascarilla.

No se podrán utilizar los trenes regionales ni de larga distancia ni se podrá acceder a las estaciones si no se lleva mascarilla e incluso se podrán presentar cargos penales si hay reincidencia.