Principio de acuerdo entre el Gobierno afgano y los talibán para la conferencia de Turquía

Las guías de conversación comprenden la posibilidad de un gobierno de transición bajo los principios islámicos

Los talibán y el Gobierno afgano han alcanzado un principio de acuerdo sobre los puntos a discutir en la próxima conferencia de paz de Turquía, considerada como un momento crucial para la evolución del frágil proceso de paz en el país, y ahora atascado por la falta de entendimiento entre las autoridades y los insurgentes.

El documento recogido por Tolo News comprende nueve puntos de conversación, entre los cuales destaca la consolidación de un alto el fuego a nivel nacional -- algo pactado en conversaciones previas pero nunca garantizado realmente a tenor de la violencia que lleva sacudiendo el país los últimos meses -- y el establecimiento de algún tipo de Gobierno de transición, pendiente de saber si con elecciones de por medio.

Este tema es particularmente espinoso porque el presidente afgano, Ashraf Ghani, ya ha manifestado su intención de que solo abandonará el cargo previas elecciones en el país y ha declarado que nunca aceptará una sustitución directa en el poder, a sabiendas de la animadversión que despierta entre los talibán, que le consideran un mero títere de Estados Unidos.

Sin ir más lejos, este mismo domingo Ghani ha manifestado en Kabul que "el punto clave es la legitimidad en todos los procesos de transición de la guerra a la paz", uno cuya base será "la Constitución actual" y cuya herramienta "son las elecciones para la transferencia de poder a un sucesor en base a la voluntad popular".

Sin embargo, hay que aclarar que el documento sí contempla la celebración en algún momento de "elecciones libres y transparentes que garanticen el futuro político de Afganistán y garanticen que la repetición de una guerra civil deja de ser una posibilidad".

Afganistán, sin injerencias externas

También cabe destacar que Gobierno y talibán se han comprometido a discutir pasos a tomar para "impedir que Afganistán se convierta en fuente de amenaza para otros países" -- una petición procedente de Estados Unidos --, a cambio de "la protección de Afganistán de injerencias externas".

Otros puntos comprenden el ejercicio de "esfuerzos conjuntos para la paz sin acusaciones mutuas", la "participación política bajo los principios islámicos", o el establecimiento de "esfuerzos sinceros para una coexistencia pacífica".

La cumbre de Turquía, inicialmente convocada para el 16 de abril aunque su celebración pende de un hilo, pretende reunir a negociadores del Gobierno afgano, los talibán, la ONU, EEUU, Turquía y Qatar en medio de enormes fricciones sobre los temas a discutir, la incógnita sobre la retirada total de las fuerzas estadounidenses y la continuación de la violencia en el país, donde más de un centenar de personas han muerto en incidentes a lo largo de la semana pasada, 57 de ellas civiles, según datos de la cadena.