Políticos y expertos insisten en que son más los riesgos que los beneficios el no vacunarse

La consejera de Sanidad de Navarra, el presidente de la Junta de Andalucía o el viceconsejero de Sanidad de Madrid animan a la población a vacunarse

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, se ha vacunado contra el Covid-19 con la vacuna de AstraZeneca y ha asegurado que son "muchísimos más los beneficios" de la vacuna frente a los riesgos de pasar una enfermedad que "está ocasionando complicaciones graves como hospitalizaciones y UCI", Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía, también se ha pronunciado en los mismos términos asegurando que "vacunarse es seguro".

Induráin, de 61 años, ha acudido este sábado a las 10.45 a las instalaciones del antiguo colegio de Maristas de Pamplona, donde se ha instalado un nuevo punto de vacunación, para recibir la primera dosis de AstaZeneca. "Me vacuno con la vacuna que está definida para mi grupo poblacional y que es la que está recogida en la estrategia", ha remarcado. Se trata, según ha explicado, de la primera consejera del Gobierno de Navarra en ser vacunada.

La consejera ha agradecido a los profesionales que están vacunando y que están "colaborando en el impulso tan importante que está tomando la vacunación, por lo que supone de prevención de la enfermedad, de complicaciones graves y de ser un bien común". También ha destacado la respuesta y la "responsabilidad colectiva" de la ciudadanía que ha decidido vacunarse.

Induráin ha señalado que comprende la desconfianza hacia la vacuna de AstraZeneca "por los cambios que ha habido" y ha señalado que "nuestro papel ahora es comunicar, transmitirlo bien, explicar y decir el porqué de estos cambios" y "explicar que tenemos un buen sistema de farmacovigilancia". En este sentido, ha asegurado que en la Comunidad foral "no hay una pérdida de confianza tan importante" como en otras comunidades respecto a la vacuna, si bien ha reconocido que "puede haber algo de subida" respecto al dato inicial del 3% de personas que rechazan ser vacunadas.

Santos Induráin ha afirmado que los beneficios de la vacuna de AstraZeneca respecto a sus riesgos "son muchísimos más" y "eso es lo que tenemos que transmitir a la población" y "luego que cada ciudadano decida". Y ha resaltado la importancia de la vacuna para "prevenir la enfermedad pero sobre todo complicaciones graves, hospitalizaciones y muertes, como estamos observando en los grupos que ya se han vacunado y se han inmunizado".

Moreno, en la misma línea

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha manifestado que "vacunarse es seguro y la única solución para frenar el virus".

"Lo haré en cuanto llegue mi turno. Tengo confianza plena en la sanidad pública y en sus magníficos profesionales", asegura Moreno en un tuit, sin hacer distinción en su mensaje de la farmacéutica que fabrique la vacuna.

Se pronuncia así después de que hayan surgido dudas sobre la vinculación entre las dosis de AstraZeneca y la aparición de trombos. De hecho, el viernes el vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (Ciudadanos), se ha mostrado partidario de "retirar de forma inmediata" las vacunas de AstraZeneca y empezar la segunda dosis "con otras vacunas", si bien ha subrayado que es una cuestión que está en estudio y en los próximos días el comité de expertos decidirá.

Rechazo en Madrid

Las alrededor de 29.000 citas que la Comunidad de Madrid había expedido para en toda la región solo han acudido 10.800 personas. Zapatero, viceconsejero de Salud de Madrid, ha señalado el número de personas que confirmaron que acudirían a la cita hasta las 21.00 horas de este jueves. Solo habían confirmado que irían este viernes el 45% de las citadas: 8.486 en el Hospital Enfermera Isabel Zendal, 4.297 en el Wanda Metropolitano y 2.092 en el WiZink Center.

"Vuelvo a insistir a los ciudadanos de Madrid que, por favor, sigan nuestras recomendaciones y se vacunen con cualquier vacuna", porque todas reducirán drásticamente los contagios y la mortalidad, ha dicho Zapatero. Ha insistido en que la Agencia Europea del Medicamento solo indicó el miércoles que "se añadiría como efecto secundario muy poco frecuente la aparición de trombos", pero que en ningún momento recomendó "detener la vacunación ni limitarla por grupos de años."