La sangría en Cs no cesa: Melisa Rodríguez deja la ejecutiva por motivos personales

Amiga personal de Inés Arrimadas, fue relegada de la portavocía del partido tras el terremoto que causó la moción fallida en Murcia

La portavoz adjunta de Ciudadanos, Melisa Rodríguez, ha decidido dejar la ejecutiva permanente por motivos personales, aunque sigue como afiliada, y lo ha hecho agradeciendo a Inés Arrimadas, su "amiga y compañera", la oportunidad que le dio para formar parte de su equipo durante este último año.

Melisa Rodríguez, según ha explicado a través de una carta difundida en las redes sociales, comunicó a la dirección del partido el pasado 13 de febrero su intención de apartarse de la ejecutiva, pero es ahora, cuando el nuevo equipo ha echado a andar, señala, cuando ha decidido dar un paso al lado.

En este nuevo equipo que Arrimadas configuró a raíz de la crisis que se abrió por el terremoto que causó la moción fallida en Murcia, Rodríguez fue relegada de la portavocía de la formación, puesto que pasó a ocupar Edmundo Bal, a ser la portavoz adjunta.

También agradece en la misiva a Albert Rivera que la invitara a formar parte de un proyecto "de centro, liberal limpio y reformista", capaz de imprimir "sensatez y sentido de Estado" que tanto se necesita.

Y precisamente, la carta va acompañada de una fotografía en la que aparece ella junto a Arrimadas y el que fue el primer líder del partido y que dimitió tras el desastre electoral del 10N.

Una debacle en la que Cs se dejó 46 diputados (al pasar de 56 a diez), entre ellos Melisa Rodríguez, que no pudo renovar el escaño por Canarias que logró en las elecciones de 2015, 2016 y las del 26 de abril de 2019.

Igualmente en las redes sociales, Arrimadas ha agradecido a la exdirigente canaria el trabajo que ha hecho durante todos estos años, recuerda "tantos retos y momentos inolvidables juntas" y le desea muchísima suerte en esta nueva etapa fuera de la política.