La exposición a los rayos del sol puede reducir el riesgo de muerte por COVID-19

La exposición a los rayos del sol puede reducir el riesgo de muerte por COVID-19, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Edimburgo (Escocia) y que ha sido publicado en el 'British Journal of Dermatology'.

Para alcanzar esta conclusión, los expertos compararon todas las muertes registradas por COVID-19 en los Estados Unidos de enero a abril de 2020 con los niveles de radiación ultravioleta de 2.474 condados estadounidenses durante el mismo período de tiempo.

Así, observaron que las personas que viven en áreas con el nivel más alto de exposición a los rayos UVA, que constituye el 95 por ciento de la luz ultravioleta del sol, tenían un menor riesgo de morir por Covid-19 en comparación con aquellas con niveles más bajos. El análisis se repitió en Inglaterra e Italia con los mismos resultados.

Los investigadores tomaron en cuenta factores que se sabe están asociados con una mayor exposición al virus y el riesgo de muerte, como la edad, el origen étnico, el estado socioeconómico, la densidad de población, la contaminación del aire, la temperatura y los niveles de infección en las áreas locales.

Una explicación del menor número de muertes, que los investigadores están siguiendo, es que la exposición a la luz solar hace que la piel libere óxido nítrico, lo que puede reducir la capacidad del coronavirus para replicarse, como se ha encontrado en algunos estudios de laboratorio.

Investigaciones anteriores del mismo grupo han demostrado que una mayor exposición a la luz solar está relacionada con una mejor salud cardiovascular, con una presión arterial más baja y menos ataques cardíacos. Como la enfermedad cardiaca es un factor de riesgo conocido para morir por COVID-19, esto también podría explicar los últimos hallazgos.