Iglesias no se presentará a la reelección como líder de Podemos y apuesta por una "renovación" y un estilo más coral

Señala a "una serie de compañeras más jóvenes" como las responsables de "desplegar tareas de liderazgo" en unos años

El exvicepresidente segundo del Gobierno y candidato por Unidas Podemos a las elecciones madrileñas del 4 de mayo, Pablo Iglesias, ha anunciado este viernes que no se presentará a la reelección como secretario general de la formación morada al tiempo que ha apostado por una "renovación" de los equipos y por un estilo "más coral".

En una entrevista en TVE, recogida por Europa Press, Iglesias ha defendido que "no debería" volver a optar a liderar Podemos después de haberse presentado "tres veces". "Cuando se vuelva a producir el congreso, es lógico que haya una renovación. Tenemos un sistema que garantiza que los cargos se deben ir renovando", ha señalado.

En esta línea, Iglesias ha dejado claro que para él los "cargos y la comodidad no es lo fundamental", y ha señalado que ahora le toca "jugar un rol" que es el de "ganar las elecciones a la derecha y a la ultraderecha". "Y, cuando llegue el momento de dar paso a los compañeros, lo haremos y volveremos a frustrar las expectativas", ha añadido.

Así, y tras recordar que todo deberá ser decidido por los inscritos, Iglesias ha apuntado a "una serie de compañeras más jóvenes" que él mismo y que "se han formado muy bien estos años". "Van a tener que desplegar tareas de liderazgo", ha aseverado, insistiendo en que Podemos se encaminará a un "estilo diferente al del pasado".

De esta manera, si "hace siete años la condición de posibilidad" para lograr una victoria electoral era "un chico con coleta que salía mucho por la tele", las opciones de Podemos ahora pasan por un "liderazgo más colectivo" que, a su juicio, va a "reforzar muchísimo" al espacio.

El liderazgo de Yolanda Díaz llevará a UP "a un resultado mejor"

Con todo, Iglesias ha señalado que "para eso falta tiempo". "Yo aportaré mi granito de arena", ha continuado el secretario general de Podemos, que también se ha referido a la figura de la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, una dirigente que "lo va a hacer mejor y va a llevar a Unidas Podemos a un resultado mejor".

"Yo soy consciente del rol que he jugado para que hubiera Gobierno de coalición, pero creo que es evidente que el liderazgo de Yolanda aporta y suma más, y para mí eso es un gran éxito de nuestro espacio político. Su estilo va a ser más difícil de atacar que a mí, que me han puesto a caldo por una manera de ser", ha opinado.

A su juicio, la aceptación de Díaz por un espectro de la población más amplio es lo que puede llevar a Unidas Podemos a ganar las elecciones y a la actual vicepresidenta a la propia Presidencia del Gobierno.

Eso sí, y pese a señalar a Díaz como la próxima gran figura dentro de Unidas Podemos, Iglesias ha dejado claro que se debe seguir cuidando la "diversidad de un espacio" donde está Podemos, Izquierda Unida o En Comú Podem.

"Hay sensibilidades que se pueden ver representadas por el estilo y el liderazgo de Yolanda", ha señalado el exvicepresidente del Ejecutivo, que ha advertido de que sería un "error" que alguien "pretendiera" que Díaz fuera "quien no es". "Yolanda tiene otro estilo, y es el que toca", ha añadido.

En este contexto, y pese a lo "amable en sus formas", Iglesias ha avisado a los que piensen que Díaz no va a conseguir que se cumplan los compromisos suscritos en el acuerdo de gobierno entre PSOE y UP. "Yolanda viene del sindicalismo, deberían verla negociar: algunos negociadores me pueden echar de menos", ha afirmado.

Acusa al PP de Madrid de ir siempre a elecciones "haciendo trampas"

Iglesias ha acusado además al PP de Madrid de concurrir siempre a las elecciones "haciendo trampas" y de "presumir la compra" de diputados autonómicos, como en la pasada moción de censura de Murcia, o "la compra histórica" de los exparlamentarios socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que impidieron que el PSOE e IU llegaran al Gobierno regional en 2003.

"Hemos visto que se han comprado al secretario de Cs y está trabajando en la calle Génova. Han ido a todas las elecciones haciendo trampas porque se financiaban ilegalmente. Ahora tenemos una oportunidad para sacar de las instituciones a una formación estructuralmente corrupta, el PP de la compra histórica de Tamayo y Sáez, que habla de una degradación que no se merecen los madrileños", ha apuntado.

El líder de Podemos ha asegurado que perciben muchos nervios en la derecha y ultraderecha "para que no haya un gobierno progresista de Madrid". "Nosotros tenemos números. Se nota el miedo de la derecha. Cada vez estamos más cerca para sumar. Vamos a seguir pateando los barrios y ciudades de sur y vamos a sumar al final. Lo que me importa es que las tres izquierdas sumen, yo tengo que jugar mi papel. Es evidente que cuando anuncié mi candidatura cambió la campaña y las expectativas", ha comentado.

El exvicepresidente del Gobierno de España ha insistido que en esta campaña no lanzará ninguna crítica a organizaciones progresistas porque "la imagen de pelearnos constantemente" les afectó en el pasado "y genera una enorme desmovilización".

"A mí no me van a escuchar una crítica a Gabilondo o Mónica García. Esta campaña no va de vótame a mí. Solo quiero perdirles a la gente de Vallecas, Parla, Pinto, de los pueblos de la Sierra, de barrios en la hay una desmovilización enorme, que vayan a las urnas. Yo estaré donde me coloquen los ciudadanos, pero salimos para ganar y crear un gobierno de coalición", ha apuntado.

"Abascal fue con sus matones a romper el cordón policial"

Iglesias ha vuelto a referirse a los incidentes del miércoles en la llamada Plaza Roja de Vallecas culpando al líder de Vox, Santiago Abascal, de lo ocurrido. Según ha explicado, Abascal "fue con sus matones a romper el cordón policial y provocó la primera carga de la Policía".

En ese punto, el aspirante de Unidas Podemos a la Comunidad ha criticado la "dinámica de blanqueamiento a la ultraderecha" por parte de muchos medios de comunicación, incluida la televisión pública. "El fascismo, el machismo, la homofobia no es una opción respetable, y creo que el blanqueamiento que hace Vox de los gobierno de la dictadura y quien hace abiertamente apología del terrorismo de los GAL es muy peligroso de la democracia", ha manifestado.

Pablo Iglesias ha señalado que va mucho a Vallecas porque su madre vive allí y que sus vecinos dieron ante el mitin de Vox "un ejemplo de dignidad". "A mí me corresponde decir la verdad y en democracia no todas las cosas son admisibles. No es admisible reivindicar el fascismo y la dictadura. Muchos vecinos no pueden decirlo y por eso yo lo digo", ha declarado.

Preguntado por la gestión que realizó el Gobierno de Manuela Carmena entre 2015 y 2019, el secretario general de la formación morada ha reconocido que "se podrían haber hecho las cosas mejor", pero que fue el mejor de la Historia de la capital desde el de Tierno Galván. "Por supuesto se han hecho cosas mal pero aquí no voy a tener una mala palabra con las opciones políticas que tenemos que sumar. La gente de los barrios saben lo que es un gobierno de derecha con la ultraderecha. Que el día 4 no decidan por ellos en el barrio Salamanca", ha apostillado.

RELACIONADO