Los disturbios se extienden desde hace una semana por el Ulster tras el Brexit

La situación ha llegado a su límite cuando la semana pasada la Policía decidió no procesar a 24 políticos del Sinn Féin por asistir a un funeral, violando las medidas de la pandemia

Las tensiones han crecido en los últimos meses en la región del Ulster por los acuerdos comerciales que se han adoptado tras el 'Brexit', una situación tensa que ha llegado a su límite cuando la semana pasada la Policía decidió no procesar a 24 políticos del Sinn Féin por asistir a un funeral, violando las medidas establecidas por el Gobierno para tratar de controlar la pandemia.

Al menos unas 2.000 personas asistieron al multitudinario funeral en recuerdo del antiguo miembro del IRA Bobby Storey, entre ellas la viceprimer ministra de Irlanda del Norte, Michelle O'Neill, que tuvo lugar en junio del año pasado.

Los violentos disturbios se extienden desde hace una semana por Derry, Ballymena, Carrickfergus, Portadown y Newtonabbey y han dejado más de 40 policías heridos.