Casado arremete contra UP por "justificar" los "ataques", Abascal responsabiliza a Marlaska y Robles defiende a la Policía

Líderes políticos reaccionan a los ataques contra el mitin de Vox en un creciente clima de crispación ante el 4-M

Las reacciones en torno a las protestas violentas ocurridas este miércoles en un mítin de Vox en Vallecas se han sucedido a la largo de este jueves por la mañana, con diferentes posiciones y dejando entrever un incremento de la crispación política a menos de un mes de las elecciones del 4-M. El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha arremetido contra Unidas Podemos por "justificar" los "ataques", mientras el líder de Vox, Santiago Abascal, ha responsabilizado de lo ocurrido al Ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska. La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado por su parte que "ningún tipo de violencia tiene cabida", a la vez que ha salido en defensa de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Margarita Robles ha realizado este jueves estas manifestaciones a los periodistas tras visitar junto con la ministra de Sanidad, Carolina Darias, la base aérea de Getafe (Madrid) para agradecer la participación de la Fuerzas Armadas en el transporte de vacunas desde la península a Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla.

Ha sido preguntada por los disturbios ocurridos este miércoles en Vallecas en los que 35 personas resultaron heridas, de ellas 21 policías nacionales, en un acto que congregó a unos 350 asistentes al mitin de Vox y alrededor de 500 manifestantes contrarios al mismo. La Policía Nacional detuvo a cuatro jóvenes, tres de ellos menores de edad, después de que parte de los manifestantes contrarios al acto lanzaran contra los asistentes botellas y otros objetos, como adoquines.

"Quiero aprovechar para mandar un mensaje de apoyo a las Fuerzas de Seguridad del Estado que realizan, al igual que las Fuerzas Armadas, un trabajo comprometido con los derechos y con las libertades", ha añadido Margarita Robles.

"Ataques inaceptables" para Casado

Para el líder del PP, Pablo Casado, se trata de unos "ataques inaceptables" que sufrió Vox este miércoles en el acto de presentación de la candidatura a las elecciones madrileñas del 4 de mayo y ha arremetido contra Podemos por "justificar y alentar" lo ocurrido en ese acto electoral.

Casado ha puesto el foco en Podemos, después de que varios dirigentes del partido morado hayan acusado a Vox de ir a Vallecas a "provocar" e "insultar" a los vecinos de este barrio que protestaban contra su presencia en un acto de precampaña electoral. Además, desde Podemos se ha acusado a Abascal de saltarse un cordón policial con la intención de generar una carga.

"Mi preocupación es que haya partidos que forman parte del Gobierno de España que justifican y alientan estos ataques inaceptables en cualquier Estado Democrático", ha proclamado, para pedir "máxima severidad" ante esos ataques.

Casado ha recalcado que los hechos ocurridos "a cualquier demócrata le producen una absoluta repulsa". "Quiero condenar rotundamente los actos de violencia que sufrieron ayer los representantes de Vox, con su presidente Santiago Abascal a la cabeza, y su candidata Rocío Monasterio", ha enfatizado.

El presidente de los 'populares' ha asegurado que "en democracia el arma es la palabra" y ha agregado que "cualquier piedra arrojada sobre un demócrata" la sufren los demás, aunque "sean de otro partido político".

"Lamentablemente el nuestro ha sufrido también ese tipo de agresiones y también en el distrito de Vallecas", ha manifestado, para añadir que en el pasado él también tuvo que salir de algún Pleno de la Asamblea de Madrid "escoltado" cuando era diputado autonómico.

El presidente del PP ha expresado su "máximo agradecimiento" a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que han "preservado el orden público". Dicho esto, ha aprovechado para solicitar a los responsables políticos que les dén "todos los medios personales y materiales para que no se encuentren en circunstancias" como las que se vieron este miércoles, cuando "algún cafre quitó el casco a un policía nacional y empezó a golpearle".

En la misma línea, el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha condenado los disturbios "por parte de la izquierda" y ha pedido a Pedro Sánchez que dé "un puñetazo encima de la mesa" para acabar con el Gobierno de coalición con Podemos por "amparar" estos actos violentos.

Abascal arremete contra Marlaska

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha negado haber provocado las agresiones que se produjeron y ha acusado al Ministerio del Interior de dar órdenes "ilegales" a las fuerzas de seguridad para no actuar.

En una entrevista en Antena3, Abascal ha considerado que las calles adyacentes a la denominada 'plaza roja' de Vallecas deberían haber sido cortadas antes del mitin y ha urgido al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, a que "impida" que los dirigentes de Vox puedan volver a ser agredidos en el acto de esta tarde en Vicálvaro o en cualquier otro barrio de Madrid.

"Que se les mantenga a raya y a distancia, y que actúen", ha señalado tras negar que provocara a los que manifestantes al romper el cordón policial para encararse con ellos.

"Yo subí a la tribuna y cuando vi aquello, que nos lanzaban adoquines, botellas... me pareció imprescindible enseñar que a solo 18 pasos estaban las personas que lanzaban los objetos y que Marlaska y Sánchez no querían hacer nada para que no se impidiese el libre ejercicio de los derechos fundamentales", ha añadido.

El líder de Vox ha reconocido el trabajo de las fuerzas policiales "que aguantaron lo indecible y que habían recibido las órdenes ilegales de no actuar" y ha insistido en que Marlaska es el responsable de "todas las agresiones".

Un total de 35 personas, entre ellas 21 policías nacionales, resultaron heridos durante los disturbios que comenzaron con la llegada al acto de la candidata de Vox a las elecciones de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, y el líder nacional del partido.

"Lo que ocurrió fue extremadamente grave" y el ministro del Interior podía "haber impedido el paso" cortando las calles adyacentes y "sin embargo tuvo una actuación criminal", ha señalado también en otra entrevista en Telecinco.

"No aceptamos que no podamos ir a cualquier sitio. Nosotros no distinguimos entre Madrid, Gerona o Bilbao y tampoco entre barrios...en todas partes hay gente que nos quiere escuchar y en Vallecas tuvimos el 12 % de los votos", ha recordado al tiempo que ha dicho que no pensó que se pudieran producir esos disturbios.

El dirigente de Vox ha acusado al PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid de alentar las agresiones al firmar un manifiesto para que Vox no acudiera a Vallecas y ha afirmado que "el vicepresidente en la sombra es un auténtico criminal y mentiroso" ya que es Pablo Iglesias el que "ha defendido el terrorismo y ha incorporado a ETA a la dirección de el Estado".

Asimismo, ha habido reproches a la izquierda desde Ciudadanos, cuyo candidato a las elecciones, Edmundo Bal, ha lamentado que Iglesias disculpara "la violencia, porque se ejercitaba contra una opción política distinta de la suya".

Desde el PSOE, su candidato a las próximas elecciones de Madrid, Ángel Gabilondo, ha pedido frenar la “espiral de violencia” en la campaña electoral y ha advertido que “el extremismo llama al extremismo” y que “la primera responsabilidad es la de los políticos que se presentan a las elecciones”.

Más Madrid y Podemos hablan de "provocación"

Más crítico contra Vox ha sido Más Madrid, cuya candidata, Mónica García, ha señalado que, ante "sus malos datos en las encuestas", el partido "negacionista de la intolerancia", Vox, "ha estado pidiendo casito" y por eso acudió a Vallecas a hacer "turismo de provocación".

También el candidato de Podemos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha sido rotundo en su critica a Vox y ha defendido que en ningún otro país europeo se "blanquearía" a Vox como a su juicio se ha hecho con los disturbios de Vallecas, donde se ha presentado a los "ultras" como buenos y "a los vecinos que rechazan el fascismo" como malos.

En un vídeo difundido a través de las redes sociales sobre los disturbios con motivo del mitin de Vox del miércoles, Iglesias ha defendido que "todo el mundo sabe perfectamente a lo que iban" los de Santiago Abascal y recuerda que fue el propio presidente de Vox quien pidió a sus seguidores dirigirse hacia los manifestantes. "Abascal desde la tribuna les dice que a por ellos y, rodeado de sus matones, rompe a empujones el cordón policial provocando una carga", dice Iglesias, que cuestiona que en los medios de comunicación se hayan remarcado las agresiones por parte de los manifestantes contrarios al mitin, algunos de los cuales lanzaron botellas y adoquines.