Junts se plantea investir a Pere Aragonès y no entrar en el Govern si no hay acuerdo

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, ha descartado este martes el escenario de una repetición electoral en Cataluña y ha afirmado: "Si JxCat considera que no debe entrar en el Govern, hará oposición". En declaraciones a Catalunya Ràdio, Borràs ha dejado la puerta abierta a que, si no es posible alcanzar un acuerdo de legislatura con ERC, JxCat facilite la investidura de Pere Aragonès pero no repita coalición con los republicanos y pase a la oposición.

Según ha dicho, "se está trabajando" para que haya un gobierno "fuerte, sólido, estable" en el que ERC y JxCat "puedan trabajar con confianza".

En caso de no ser posible un acuerdo de legislatura con ERC, que a su juicio aún está "lejos", ha descartado consumir la cuenta atrás de dos meses para investir al nuevo president, antes de que sean convocadas automáticamente nuevas elecciones en Cataluña.

"Este escenario no se producirá", ha garantizado. "Si JxCat considera que no debe entrar en el Govern, hará oposición. Pero se garantizará que este Govern pueda tirar adelante sin tener que someter al país a unas nuevas elecciones", ha dicho.

Por otra parte, Borràs ha instado a ERC a cumplir lo acordado y a facilitar "por sentido de la responsabilidad" la sustitución del diputado de JxCat Jaume Alonso-Cuevillas como secretario segundo de la cámara catalana. La presidenta del Parlament ha justificado el relevo de Cuevillas, a quien quiere sustituir por Aurora Madaula, para "poder trabajar con la máxima solidez" desde la Mesa del Parlament en un contexto de "dificultad", ante las posibles impugnaciones de las que pueden ser objeto determinadas decisiones parlamentarias.

Cuevillas, que fue abogado del expresidente catalán Carles Puigdemont, se declaró partidario, en una entrevista en Vilaweb, de no tramitar las resoluciones controvertidas sobre el Rey o la autodeterminación y se preguntó: "¿Hemos de dejar que nos inhabiliten sin pena ni gloria por una tontería?".

Pese a defender el derecho de este a expresar su opinión contraria a la desobediencia "simbólica", Borràs ha recordado que ella dejó claro que no va a permitir "injerencias externas" que socaven los debates en el Parlament: "Es verdad que no admito cuestiones" sobre este asunto, ha sentenciado.

RELACIONADO