Francia asegura que la UE se plantea prescindir de la vacuna de AstraZeneca en el segundo semestre de 2021

Los países europeos celebran la Pascua católica en un momento en el que miran con preocupación la evolución de los datos de la pandemia del coronavirus y la ocupación de los hospitales, mientras la vacunación avanza lentamente. Sobre este último punto la Unión Europea (UE) estará suficientemente aprovisionada en vacunas a partir del segundo semestre, de forma que desde entonces podría prescindir de las de AstraZeneca, según ha afirmado este viernes la secretaria de Estado francesa de Industria, Agnès Pannier-Runacher, quien no obstante subrayó su confianza en el preparado de ese laboratorio.

En una entrevista radiofónica la secretaria de Estado gala de Industria puso el acento en que la UE "necesita AstraZeneca hasta finales del primer semestre" y recordó que la UE tiene una paleta de contratos que le va a permitir recibir 300 millones de dosis en el segundo trimestre, después de los 100 millones en el primero.

La secretaria de Estado francesa añadió que "a partir del segundo semestre las entregas de vacunas van a ser muy importantes en Europa y, efectivamente, no es imposible que no necesitemos recurrir a AstraZeneca".

Reiteró su confianza en el proceso de autorización al que fue sometido la vacuna de AstraZeneca por la Agencia Europea del Medicamento (AEM), que -dijo- tiene fama de ser "particularmente dura" en sus evaluaciones.

Recordó que la AEM  "ha sido muy clara" al indicar que el beneficio de la utilización de esa vacuna es "suficientemente importante" si se pone en relación con los riesgos de efectos secundarios. También que ya hay más de diez millones de personas a las que ya se le ha administrado. No obstante, persiste una cierta controversia sobre si existe alguna relación entre la vacuna y unos pocos casos de trombosis en personas a las que se había administrado. En Francia, alguno de estos casos han llegado a la Justicia.

La vacuna rusa

Por otro lado, Francia mantiene una actitud más que cauta sobre la vacuna Sputnik V que la AEM está examinando desde hace semanas con vistas a su autorización en la UE, como lo puso en evidencia este viernes el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Clément Beaune.

En otra entrevista al canal BFMTV, Beaune afirmó que aunque con carácter general París no quiere privarse "de ninguna solución útil", antes de plantearse la posibilidad de encargarla hace falta "la validación científica".

Y sobre todo, hizo hincapié en que por el momento se están produciendo pocas dosis de la vacuna rusa, de forma que si recibiera la certificación de la AEM "en el mejor de los casos llegará a finales de junio" cuando la UE ya no tendrá los problemas de escasez actuales.

Por su parte, Rusia ha desarrollado una tecnología y está trabajando en una segunda, que permite "actualizar" sus vacunas anticovid en dos días para hacerlas más eficaces ante nuevas mutaciones del virus, informó Alexandr Ginzburg, el director del Centro Gamaleya, que creó la vacuna Sputnik V.

El científico opinó que para este otoño la humanidad no podrá vencer al coronavirus, pero dentro de Rusia la situación será más "controlable", gracias al avance de la vacunación.

Hasta ahora, la Sputnik V ha sido registrada en 59 países con una población total de más de 1.500 millones de personas. El último país en autorizar el uso de la vacuna rusa ha sido Panamá, que se suma así a otros estados latinoamericanos, como Argentina, Venezuela y México, que ya registraron el preparado ruso.

Mientras tanto, Italia alcanzó este jueves el récord en vacunaciones inoculando a 300.000 personas. Actualmente se ha vacunado con la primera dosis a 10 millones de personas, mientras que 3,2 millones están completamente inmunizadas.

Récord de vacunación en Italia

Mientras tanto, Italia alcanzó este jueves el récord en vacunaciones inoculando a 300.000 personas. Actualmente se ha vacunado con la primera dosis a 10 millones de personas, mientras que 3,2 millones están completamente inmunizadas.

Media Italia seguirá hasta el 20 de abril en zona "roja roja" la de mayores restricciones, con la imposibilidad de salir de casa si no es por trabajo o urgencias y con tiendas y restaurantes cerrados, según los datos del seguimiento epidemiológico publicados hoy.

Alemania registró en las pasadas 24 horas 21.888 positivos por coronavirus y 232 muertos, mientras la incidencia acumulada a siete días se mantiene estable en los 134,0 casos por cada 100.000 habitantes. En total, el país más poblado de la UE ha comunicado 2.855.061 contagios y 76.775 muertes con o por coronavirus.

La cifra de enfermos graves por covid se mantiene al alza. Actualmente hay en las ucis alemanas 3.729 personas ingresadas por covid (49 más que el día anterior), de las que el 56 % se encuentran intubadas.

Según cifras del Ministerio de Sanidad, hasta el 31 de marzo se había inyectado al menos una dosis de las vacunas contra la covid a 9,6 millones de personas (11,6 % de la población). De éstas, 4,1 millones (el 5,0 %) habían recibido también la segunda y estaban completamente inmunizadas. La canciller alemana, Angela Merkel, lamentó este jueves que la Semana Santa arranque por segundo año consecutivo bajo el signo de la pandemia tras meses de "grandes restricciones" y aseguró comprender la "gran decepción" que esto significa.

Por su parte, Ucrania superó este viernes los 1,7 millones de casos de covid-19 tras registrar nuevos récords diarios de contagios y decesos. En las últimas 24 horas notificó 19.893 nuevos casos de coronavirus, el máximo desde el inicio de la pandemia. Ucrania también confirmó 433 muertes en la última jornada relacionadas con el coronavirus, la cifra más alta desde hace algo más de un año. El país, con una población de 41 millones habitantes, acumula más 1,71 millones de casos de covid-19 y 33.679 fallecimientos.