Iglesias reivindica su labor en el traspaso de carteras a Díaz y Belarra: "Ha sido un honor, adelante compañeras"

Díaz reivindica a las mujeres y Belarra promete que luchará por la ley de vivienda, en un acto con todos los ministros de UP presentes

El hasta ahora vicepresidente del Gobierno, el líder de Podemos y candidato a las elecciones en la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha dado el relevo este miércoles a las dos nuevas ministras: Yolanda Díaz como vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo y Economía Social y a Ione Belarra como ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030. "Ha sido un honor, adelante compañeras", ha asegurado Iglesias durante el acto de traspaso de carteras que se ha convertido en un acto de reivindicación de los éxitos de Podemos en el Gobierno. En su toma de posesión, Díaz ha querido recordar a las mujeres, los jóvenes y las personas vulnerables: "Las mujeres no aceptamos más brechas ni más machismo". Belarra ha prometido seguir trabajando por las tareas pendientes, como una ley de vivienda que "pinche la burbuja" y regule los alquileres como se acordó en el pacto de Gobierno con el PSOE.

Durante el traspaso de carteras que ha tenido lugar en la sede del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, Iglesias ha señalado el "inmenso orgullo y honor" que supone trasladar estos cargos a Belarra y a Díaz, dos mujeres que han demostrado inteligencia y capacidad de trabajo. Iglesias, que ha acudido al acto vestido de manera informal -con vaqueros y americana-, ha sido recibido junto con la ministra de Trabajo y con la nueva vicepresidenta con un fuerte aplauso y algún vítore por parte de los asistentes.

El vicepresidente ha traspasado primero la cartera de Derechos Sociales y Agenda 2030 a la hasta ahora secretaria de Estado Ione Belarra a la que ha valorado por su "inteligencia política" y por su "firmeza" en sus convicciones. "Has demostrado sobradamente tu inteligencia política, tu capacidad de trabajo y tu firmeza", ha destacado Iglesias antes de puntualizar que el Ministerio "b" y mostrar su convencimiento de que seguirá logrando "enormes avances" también con el equipo dirigido por el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, y con el del nuevo secretario de Estado de Agenda 2030, Enrique Santiago.

Acto seguido, Iglesias ha tenido elogios para la nueva vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, a la que ha señalado como "la mejor ministra de Trabajo de la historia de nuestra patria" y a la que ha agradecido su "excelente" trabajo con la puesta en marcha de los ERTE durante esta crisis económica provocada por la pandemia.

"Estoy convencido de que vas a ser una magnífica vicepresidenta y que jugarás un papel fundamental en el futuro democrático de España", ha insistido el líder de Podemos que este miércoles recalca nuevamente la posibilidad de que Díaz sea la primera presidenta del Gobierno.

Al acto de traspaso de carteras han asistido el ministro de Consumo, Alberto Garzón; la ministra de Educación, Isabel Celaá; ministra de Igualdad, Irene Montero, y el titular de Universidades, Manuel Castells.

Iglesias reivindica los éxitos

Durante su discurso Iglesias se ha referido a los éxitos que "hemos conseguido" con el Gobierno de coalición al poner por delante el interés general y un "escudo social" para afrontar la crisis y ha instado a las ministras a que la "seña de identidad" siga siendo el principio constitucional que marca el artículo 128 de la Constitución y que fija la primacía del interés general.

"No hay mejor garantía de que con estas dos mujeres tanto desde el ministerio de Derechos Sociales como desde la vicepresidencia se va a seguir trabajando para cumplir la Constitución", ha recalcado.

"A mí me toca ahora seguir trabajando desde el puesto creo que puedo ser mas útil. Ha sido un honor ser vicepresidente del Gobierno de España. Adelante compañeras", ha concluido tras una intervención en el que ha evitado pronunciar el cargo de Vicepresidencia segunda y tercera y tras el que ha recibido un largo aplauso.

Díaz tiende la mano a las personas trabajadoras

Yolanda Díaz ha destacado por su parte el peso y la relevancia inédita que pasa a tener su cartera ministerial dentro del Ejecutivo, una responsabilidad que ha asumido con la máxima de que "nada se construye sobre la precariedad y la desigualdad".

"No estaríamos aquí si no fuese por las personas trabajadoras de este país. A ellas nos debemos y a ellas les tendemos hoy la mano", ha dicho la vicepresidenta, que ha agradecido a los agentes sociales su generosidad y la voluntad compartida de encontrar soluciones y llegar a acuerdos.

"Si recuperamos, transformamos y modernizamos el empleo, estaremos recuperando, modernizando y transformando nuestra economía y nuestro país, tal como nos pide Europa y tal como estamos decididas a hacer, siempre de la mano del diálogo social", ha añadido.

A Iglesias le ha dedicado un especial agradecimiento por haber impulsado desde la vicepresidencia segunda la articulación de un escudo social de derechos "que es un ejemplo para las democracias europeas y una promesa de porvenir y dignidad para este país".

Para Díaz, la preocupación por los demás debe seguir guiando al Gobierno, "siempre en el lado contrario del inmovilismo y de la parálisis, siempre por delante de los que no ayudan, ni suman, ni toman partido, ni se comprometen".

Belarra trabajará por las tareas pendientes

En el turno de traspaso de cartera a Ione Belarra, Iglesias ha elogiado la "inteligencia política" de Belarra, su capacidad de trabajo, su empatía hacia los más vulnerables y su "firmeza imprescindible para que se cumpla el programa" de Gobierno acordado entre Unidas Podemos y los socialistas.

Y la nueva ministra, que ha dedicado los primeros minutos de su discurso a elogiar el trabajo de Iglesias y a confesar su admiración por él, se ha comprometido a esforzarse al máximo para llevar a buen puerto las tareas pendientes, desde la citada ley de vivienda, hasta las mejoras en el ingreso mínimo vital, al plan de choque para la dependencia, la estrategia de desarrollo sostenible o la ley contra la violencia hacia la infancia.

En opinión de Belarra, lo "más admirable"de Iglesias, que deja el Gobierno para "seguir dando la batalla clave contra los enemigos de la democracia", es que nunca ha olvidado que su misión es luchar por las personas más vulnerables, jóvenes, o mayores, por las personas trabajadoras, quienes no tienen empleo o no pueden pagar el alquiler.

"A todos se ha debido siempre Pablo y por eso ha merecido y va a seguir siempre mereciendo, me temo, el odio de quienes envenenan al pueblo, de los que le roban", ha subrayado la nueva ministra, quien ha destacado la importancia en estos momentos de los derechos sociales y los servicios públicos.

Se ha comprometido así a trabajar por el derecho a la salud, a la vivienda, a la educación, a una vida digna para los mayores y las personas con diversidad funcional y también por el derecho a la cultura. "Queremos el pan, pero también queremos las rosas", ha manifestado.

En este contexto, ha resaltado la importancia de los objetivos fijados en la Agenda 2030 y ha abierto las puertas del Ministerio a la sociedad civil para trabajar juntos por un Estado del bienestar que ponga los cuidado en el centro y que sea "feminista, ecologista y comunitario".

En su discurso ha dado también la bienvenida a Enrique Santiago, que se hará cargo de la Secretaría de Estado para la Agenda 2030 que hasta ahora dirigía ella.