Sánchez presume tras la salida de Iglesias de Gobierno feminista: con más mujeres que hombres y cuatro vicepresidentas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al anunciar este martes los cambios que ha introducido en el Ejecutivo a causa de la salida de Pablo Iglesias, ha hecho una cerrada defensa de la unidad y el feminismo que evidencia el gabinete de coalición. Sánchez, en una comparecencia en el Palacio de la Moncloa que se ha podido seguir deforma telemática, ha confirmado los cambios ya previstos y ha nombrado vicepresidenta tercera a Yolanda Díaz, ha ascendido a la Vicepresidencia segunda a Nadia Calviño y ha hecho ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 a Ione Belarra.

No ha dado sorpresa alguna en la composición prevista de su gabinete y ha ratificado la nueva estructura que había pactado para mantener "intacto", según ha dicho, el acuerdo suscrito con Unidas Podemos.

Sánchez informó previamente de los cambios en su Ejecutivo al Rey, quien este miércoles presidirá en el Palacio de la Zarzuela el acto de promesa de la Constitución por parte de Díaz y Calviño para sus respectivas vicepresidencias y de Belarra para el departamento de Derechos Sociales y Agenda 2030.

El jefe del Ejecutivo ha agradecido a Iglesias su labor en el Gobierno tras formar parte del mismo durante algo más de un año después del acuerdo al que llegaron para "sacar a España del bloqueo y ofrecer un camino de estabilidad política necesaria para el país y de progreso para el conjunto de la sociedad española". En este tiempo ha recordado que han tenido que enfrentarse al reto de gestionar la pandemia de coronavirus.

Sánchez ha señalado que desde las diferentes visiones y propuestas de PSOE y Unidas Podemos, en el Gobierno de coalición siempre ha prevalecido la unidad, la responsabilidad y el interés general. Así, ha afirmado que seguirá siendo para continuar ofreciendo estabilidad a España hasta las próximas elecciones generales en 2023. "Desde la máxima lealtad a España vamos a continuar en nuestro empeño con humildad, discreción y mucha determinación para abordar los desafíos que tenemos por delante", ha añadido.

Antes de su comparecencia, Sánchez ha mantenido una reunión informal con las que a partir de ahora serán sus cuatro vicepresidentas: Carmen Calvo, Nadia Calviño, Yolanda Díaz y Teresa Ribera. Flanqueado por ellas ha posado posteriormente en las escalinatas de acceso al edificio del Consejo de Ministros.

En su intervención ha puesto en valor que con los cambios anunciados este martes, su Ejecutivo deja de ser paritario para tener más mujeres que hombres entre sus miembros, además de cuatro vicepresidentas a las que ha calificado de "capaces, competentes, ejemplares e intachables". Ha añadido que encabeza un Gobierno feminista, que aboga por la igualdad efectiva, que es el sexto del mundo y el cuarto de la Unión Europea con más porcentaje de mujeres y el único que cuenta con cuatro vicepresidentas.

Refiriéndose en concreto a Calviño, Díaz y Belarra ha dicho que son mujeres que en distintas responsabilidades en el Gobierno han desempeñado una labor destacable frente a la pandemia con actitud resolutiva y una disposición constructiva en los peores momentos frente al coronavirus. "Han demostrado que la fórmula para los grandes consensos son la unidad, el diálogo y un esforzado servicio público", ha añadido antes de expresar su absoluta confianza en ellas.

A juicio de Sánchez, con independencia de las preferencias políticas, todos los españoles pueden sentirse orgullosos de comprobar cómo España vuelve a convertirse en una referencia internacional en derechos y libertades y, en este caso concreto, en la igualdad real.

El presidente del Gobierno ha reiterado que su prioridad sigue siendo hacer frente a la emergencia sanitaria, económica y social, y ha insistido en que 2021, sobre todo a partir del segundo trimestre, es el año de la vacunación y la recuperación.

Sexto Gobierno de Sánchez y tercero en coalición

Los cambios anunciados este martes en la composición del Consejo de Ministros suponen el tercer Gobierno de coalición que preside Sánchez y el sexto desde que accedió a la Moncloa. Después de la salida de Pablo Iglesias del Gobierno para ser candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones del 4 de mayo, Sánchez ha optado por este mero ajuste para cumplir la cuota de Unidas Podemos en el Gabinete.

Las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019 permitieron el acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos para conformar el primer Ejecutivo de coalición de la actual etapa democrática y el más numeroso de este periodo, con 22 ministros.

El primer cambio de este Gobierno lo realizó Sánchez en enero, una remodelación tras la salida de Salvador Illa para ser candidato a la presidencia de la Generalitat de Cataluña y que implicó su sustitución en el Ministerio de Sanidad por Carolina Darias y el relevo de ésta en la cartera de Política Territorial y Función Pública por el primer secretario del PSC, Miquel Iceta.

La vicepresidencia segunda de Calviño, la tercera de Díaz y la entrada de Belarra como ministra implican ahora la segunda remodelación del Gabinete en la actual legislatura, la XIV, y el sexto Gobierno que preside.

El primero que formó, tras prosperar la moción de censura que presentó contra Mariano Rajoy en la XII legislatura, duró menos de una semana, desde el 7 al 12 de junio de 2018, ya que su primer ministro de Cultura y Deporte, Maxim Huerta, dimitió tras conocerse que defraudó a Hacienda 218.000 euros.

Huerta fue sustituido por José Guirao, y ese nuevo Gabinete fue modificado de nuevo casi tres meses después, el 11 de septiembre, tras el cese de Carmen Montón, sustituida por María Luisa Carcedo como ministra de Sanidad ante supuestas irregularidades en la obtención de un máster en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Aunque no hubo nuevos ministros en casi dieciséis meses, sí hubo un reajuste de competencias después de que el 20 de mayo de 2019 el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, asumiera el despacho ordinario de los asuntos del Ministerio de Política Territorial y Función Pública tras la renuncia de Meritxell Batet para optar a la presidencia del Congreso.

Todos los miembros de ese Gabinete siguieron en funciones ante la imposibilidad de una investidura en la XIII legislatura, donde sólo hubo un ausencia más a partir del 30 de noviembre de 2019 al abandonar el Gobierno el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, tras ser designado como Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Seguridad. Su cartera la asumió provisionalmente la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Ese fue el último Gobierno en solitario presidido por Sánchez antes del acuerdo que alumbró el actual de coalición con Unidas Podemos.

RELACIONADO