La OMS apunta al origen animal del COVID y cierra la puerta a que saliera de un laboratorio

La misión científica encargada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de buscar el origen de la pandemia considera que lo más probable es que el coronavirus SARS-CoV-2 pasara del reino animal al ser humano, pero sigue sin determinar cómo ocurrió ese salto y la especie responsable.

La hipótesis del salto indirecto, es decir a través de una especie intermediaria, es a la que más peso dan en su informe final los expertos que han dedicado los últimos meses a intentar identificar la génesis de la crisis sanitaria en la que está inmerso el mundo desde hace más de un año.

Sin embargo, todavía no existe pistas suficientemente fuertes que apunten a una especie en particular, a pesar de que los pangolines han sido sobre los que más se ha sospechado.

En cambio, el equipo internacional que visitó Wuhan (China) -considerado el lugar donde se registró el primer brote- en busca de evidencias de cómo empezó la pandemia, considera que lo menos probable es que la propagación del virus haya sido consecuencia de un accidente de laboratorio.

La hipótesis del salto directo de la especie portadora del coronavirus a una persona les parece de una probabilidad mediana, pero un poco mayor que la de una introducción a través de algún alimento congelado.

Sobre la hipótesis inicial (transmisión a través de una especie intermediaria), que aparece en el informe como la más plausible, los científicos recuerdan que los datos genómicos recolectados entre los animales indican que los coronavirus más emparentados con el que causa el COVID-19 se han encontrado en murciélagos y pangolines, lo que indica que estos mamíferos pueden actuar como reservorios naturales. Sin embargo, las cosas no están nada claras porque "ninguno de los virus que se han identificado en estas especies es suficientemente similar al SARS-CoV-2 como para que sean sus progenitores directos", explica el informe.

Asimismo, el hecho de que en este periodo de pandemia otros varios mamíferos -como gatos o visones- hayan sido muy propensos al contagio indica que no puede excluirse que otro animal haya servido de puente.

Otro elemento que sirve de descargo al murciélago es que no se ha detectado el virus en muestra y análisis de poblaciones de murciélagos y otros animales silvestres en todo China. "Más de 80.000 muestras de animales silvestres, ganado y aves de corral se recolectaron en 31 provincias de China y no hubo resultados que pudiesen identificarse con el nuevo coronavirus", indica el informe.

De lo que no hay duda, porque la ciencia lo ha establecido, es que la gran mayoría de virus emergentes se originan en animales.

La investigación amplia el círculo de los animales que eventualmente pueden haber servido de intermediarios para el virus y transmisores al ser humano en un contacto próximo, que ahora incluye a conejos, perros, mapaches y gatos domesticados.

La teoría del accidente de laboratorio

Sobre la hipótesis de una accidente de laboratorio, la misión la considera poco probable, en primer lugar porque no hay registros de ningún laboratorio que haya estado trabajando antes de diciembre de 2019 con un virus cercano al SARS-CoV-2 o estudiando genomas que, combinados, podrían darle origen.

Sobre los tres laboratorios en Wuhan, que los científicos pudieron visitar brevemente y que trabajan con coronavirus, se comprobó que todos cumplían con altos estándares de bioseguridad y que estaban bien gestionados.

Según el informe, la ciudad de Wuhan y concretamente el mercado de Huanan no pueden considerarse definitivamente como el punto de origen de la pandemia. Las indagaciones indican que hubo casos iniciales que no tenían ninguna relación con el mercado de Huanan, en Wuhan, y que ahora se sabe que en diciembre había una considerable transmisión del virus en la comunidad que tampoco puede asociarse con ese lugar. Estas informaciones, puestas en perspectiva, "pueden sugerir que este mercado no fue la fuerte de origen del brote", plantea el informe.

EEUU y 13 países, 'preocupados' por el informe

EEUU y otros trece países expresaron este martes "preocupación" sobre el informe publicado por la OMS y pidieron más "transparencia" en las siguientes fases del estudio. "Nos unimos para expresar nuestra preocupación compartida con respecto al reciente estudio de la OMS en China, al mismo tiempo que reiteramos la importancia de trabajar juntos para el desarrollo y uso de un proceso rápido, eficaz, transparente, basado en la ciencia e independiente, que sea usado en las evaluaciones internacionales de este tipo de brotes en el futuro", dijeron los Gobiernos de los 14 países.

El comunicado conjunto fue distribuido por el Departamento de Estado en Washington y, además de EEUU, está firmado por Canadá, la República Checa, Dinamarca, Israel, Japón, Estonia, Letonia, Lituania, Noruega, Corea del Sur, Eslovenia, y el Reino Unido.

El grupo de países evitó cualquier señalamiento directo a China, pero consideró "esencial" expresar sus "preocupaciones compartidas" sobre el acceso que tuvieron los diecisiete científicos de la misión internacional de la OMS que visitaron durante 28 días Wuhan.

En concreto, los catorce países afirmaron que la misión internacional de científicos fue "retrasada significativamente" y "no tuvo acceso a datos y muestras del virus "originales y completas", ya que supuestamente solo se proporcionó a los científicos de la OMS los informes que habían elaborado previamente expertos chinos.

Por tanto, el equipo de la OMS no pudo revisar los datos originales sobre los que se basaron esos informes, algo que les habría permitido llegar a sus propias conclusiones sobre el origen y la forma en la que se extendió el virus, según han reportado medios estadounidenses como The Wall Street Journal.

"Misiones científicas como estas -afirmaron los catorce Gobiernos- deberían poder realizar su trabajo en condiciones que produzcan recomendaciones y hallazgos independientes y objetivos".

Por ello, pidieron que las siguientes fases del estudio sobre el origen del virus se desarrollen con "transparencia", "rapidez" y siguiendo "un proceso basado en pruebas".

RELACIONADO