España arranca la Semana Santa con 7.586 casos, 590 muertes, la incidencia al alza y posible cierre de bares

La pandemia suma en los últimos 8 días 42.992 contagios y 2.100 decesos, así como un incremento de la incidencia de 10 puntos

Hoy es Viernes de Dolores y España arranca su segunda Semana Santa en pandemia, y aunque este año la población no está confinada, encara este período vacacional con restricciones, como los cierres perimetrales y límite de personas en las reuniones, y con una lenta estrategia de vacunación en proceso.

El objetivo: frenar la cuarta ola de la covid-19 porque, aunque muy lentamente, los indicadores aumentan y constatan la tendencia al alza en los contagios de coronavirus, que este viernes suman 7.586 nuevos positivos y sitúan en 138 casos la incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes.

El Ministerio de Sanidad ha notificado 590 muertes más en las últimas 24 horas, una cifra que no se alcanzaba desde la segunda semana de febrero, y que elevan a 75.010 los fallecimientos desde el inicio de la pandemia.

La presión en las ucis se mantiene este viernes con un 18,4 % de ocupación con 1.830 enfermos de covid ingresados en cuidados intensivos; también la hospitalaria: un 6 % de las camas de los centros están ocupadas por 7.679 enfermos de covid.

Para intentar revertir la tendencia ascendente y con el propósito de reducir la movilidad y los contactos en Semana Santa, Sanidad y las comunidades acordaron hace dos semanas restricciones de obligado cumplimiento, y aunque se planteó la posibilidad de endurecerlas con un adelanto del toque de queda o cierres en hostelería y comercios no esenciales, finalmente se ha descartado.

Nuevo 'semáforo' para la hostelería

Precisamente este viernes, la Comisión de Salud Pública ha dado luz verde este viernes a una batería de recomendaciones que pasan por endurecer los aforos y las restricciones en lugares cerrados como el interior de los locales de hostelería a partir de 150 casos por 100.000 habitantes de incidencia, algo ya vigente desde octubre, pero que ahora extiende también a las terrazas cerradas.

Desde octubre, Salud aconsejaba el cierre de los interiores de los establecimientos hosteleros a partir del nivel 3 con una incidencia superior a los 150 casos, pero ahora intensifica las restricciones endureciendo los niveles de aforo y considerando las terrazas cerradas también como interiores, entendiendo como tales aquellas que tienen al menos tres paramentos y techo.

Las recomendaciones aprobadas son una actualización del documento de 'Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de la covid-19' vigente desde el pasado 22 de octubre que, según fuentes del Ministerio de Sanidad, estará vigente desde esta misma tarde, si bien insisten en que es una "guía" de recomendaciones que no son de carácter obligatorio.

El endurecimiento de aforos no se ciñe a solo a la hostelería, sino a otros ámbitos como ceremonias, velatorios o gimnasios.

Según estas fuentes, lo aconsejable es que la Comunidad de Madrid cerrara el interior de los locales de hostelería así como las terrazas cubiertas, que han proliferado desde el inicio de la pandemia.

El documento establece cuatro niveles de alerta a modo de semáforo que determinan una serie de actuaciones proporcionales al nivel de riesgo de transmisión del coronavirus y que son adaptables según la situación y el contexto de cada territorio.

En esta ocasión especifica las medidas recomendadas en el nivel 4 -antes solo lo hacía hasta el 3-, en el que anteriormente solo recomendaba "medidas excepcionales, tras una evaluación específica de la situación, que podrán incluir la limitación de la movilidad de las personas, cierres perimetrales u otras restricciones del movimiento".

Según estos indicadores epidemiológicos, Madrid, Cataluña, País Vasco, Melilla y Ceuta están en estos momentos en nivel alto de riesgo, por lo que se les aplicaría la recomendación de cerrar el interior de los bares para contener los contagios. De acuerdo a esta nueva actualización, el interior de la restauración debería estar al 50 % en los niveles más bajos de riesgo, lo que afectaría a todas las comunidades salvo Extremadura.

Un 2,5% de los españoles ya está inmunizados

En este contexto, la vacunación contra el coronavirus ha alcanzado las 7.067.371 dosis administradas en las últimas 24 horas y además se han superado los 2,5 millones de españoles con pauta completa gracias a las dos inoculaciones necesarias, cifra que supone que un 5,2 % de la población ya está inmunizada.

Los datos facilitados este viernes por el Ministerio de Sanidad apuntan que en las últimas 24 horas se ha inyectado 227.635 vacunas, cifra ligeramente superior a la de este jueves y que permite recuperar el ritmo de inoculaciones al volver a administrarse las de AstraZeneca después de su paralización cautelar.

La mayoría de las vacunas administradas en la última jornada corresponden al laboratorio Pfizer, en concreto 171.130 viales, en tanto que de AstraZeneca se han inyectado 40.456 y de Moderna, 16.049 en las últimas 24 horas.

Según estos mismos datos, desde que en diciembre comenzó la campaña de vacunación las comunidades han aplicado el 83,1 por ciento de los sueros entregados, mientras la inmunización completa alcanza el 35,5 por ciento de las dosis administradas.

Por territorios continúa Andalucía a la cabeza de las dosis administradas, con 1.330.326 vacunas, seguida de Cataluña, con 1.095.847, y Madrid, que todavía no ha alcanzado el umbral del millón de dosis y se queda con 943.113.

El mismo orden se repite en cuanto a las inmunizaciones, puesto que casi hay medio millón de andaluces con pauta completa (en concreto 489.306), así como 397.561 catalanes y 306.011 madrileños.

RELACIONADO