Irene Lozano y la presidenta del Senado irán en la lista de Gabilondo para el 4-M

Irene Lozano dejará la presidencia del Consejo Superior de Deportes (CSD) para ocupar "uno de los primeros puestos" de la lista del PSOE que encabeza Ángel Gabilondo en las elecciones a la Comunidad de Madrid el próximo 4 de mayo, mientras que Pilar Llop, presidenta del Senado, ocupará el 'número 3' de la candidatura socialista para el 4-M.

Lozano fue nombrada secretaria de Estado para el Deporte el 28 de enero de 2020 y se convirtió en la segunda mujer que ocupaba el cargo después de la exesquiadora María José Rienda, designada al principio de la legislatura anterior tras la llegada del PSOE del Gobierno.

Tras la firma del primer convenio colectivo del fútbol femenino, que presidió en febrero de 2020, sus casi catorce meses al frente del CSD han estado marcados por la pandemia, en la que a mediados de abril del año pasado, un mes después de la declaración del estado de alarma, firmó los Pactos de Viana, entre la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga, que permitieron la vuelta del fútbol profesional en junio.

Escritora y periodista, Lozano (Madrid, 1971) fue nombrada secretaria de Estado después de haber estado algo más de un año al frente de España Global y con nueve años de experiencia en política, a la que llegó en 2011 de la mano de la entonces líder de UPyD Rosa Díez, para convertirse en diputada de esa formación desde entonces y hasta 2015.

Su derrota después en las primarias frente a Andrés Herzog en la candidatura de Renovadores UpyD provocó su marcha de la formación y su posterior incorporación como independiente al PSOE en las generales del 20 de diciembre de 2015.

Licenciada en Lingüística por la Universidad Complutense de Madrid, Lozano ganó el Premio Espasa de Ensayo (2005) por su libro "Lenguas en guerra" y colaboró con el presidente del Gobierno Pedro Sánchez en la redacción de su libro Manual de resistencia, en el que Sánchez narra su trayectoria política.

Pilar Llop podrá seguir al frente del Senado

La incorporación de Pilar Llop a las listas de Ángel Gabilondo para las elecciones del 4 de mayo no supone que ésta vaya a dejar de ser presidenta del Senado mientras la Asamblea de Madrid la vuelva a designar presumiblemente senadora autonómica, según se recoge en el Reglamento madrileño.

La actual presidenta del Senado es senadora por designación autonómica de Madrid y mantiene su escaño en la Cámara Alta a pesar de haberse disuelto el Parlamento madrileño porque es miembro de la diputación permanente de la Asamblea de Madrid.

Esto supone que no habrá ningún 'impasse' de tiempo en el que Llop deje de ser la presidenta del Senado porque, según se explica en el artículo 224.2 del Reglamento de la Asamblea de Madrid, los senadores designados continuarán en sus funciones, mientras conserven la plena condición de diputado, hasta la designación de aquellos que deban sustituirles.

De este modo, la inclusión de Llop en la candidatura del PSOE garantiza que pueda seguir siendo presidenta del Senado ya que, según Moncloa, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quiere mantenerla al frente de esta institución.

Llop, al ser elegida senadora por la Asamblea de Madrid necesita que el Parlamento madrileño vote de nuevo y refrende su escaño en el Senado una vez se configure de nuevo y, al estar en el número 3 de la lista presumiblemente podrá conseguir ser diputada, vuelva a ser ratificada de nuevo como senadora por designación autonómica.

Eso sí, el Senado no tendrá que volver a repetir la votación para elegirla de nuevo presidenta de la Cámara ya que no perderá en ningún momento la Presidencia.

No deja su escaño

Además, Llop no está obligada a dimitir de su escaño en el Senado porque es parlamentaria autonómica y, de hecho, tenía que ir necesariamente en las listas del PSOE de Madrid para poder continuar con su escaño en la Cámara Alta porque así está estipulado en el Reglamento del Senado.

Así, Pilar Llop no tendrá que seguir el mismo camino que su compañera en las listas del PSOE de Madrid y secretaria de Estado de Migraciones, Hana Jalloul, o el candidato de Unidas Podemos y vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, que sí que tendrán que abandonar sus puestos para concurrir a las elecciones ya que la Ley Electoral de la Comunidad de Madrid considera "ineligibles" a los candidatos que sean miembros del Ejecutivo estatal una vez que se presenten las listas electorales.