Encuentran en Italia 29 millones de dosis de AstraZeneca almacenadas que iban a ser enviadas a Reino Unido

Un total de 29 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca se encuentran bloqueadas en la planta de la farmacéutica Catalent en Anagni, cerca de Roma, de las que una parte tenía que ser enviada a Reino Unido, según ha descubierto una investigación de la Unión Europea, según informó este miércoles La Stampa. A raíz de esta información, fuentes del Gobierno italiano han salido al paso, asegurando que iban a ser destinados a Bélgica y no al Reino Unido. Mientras, Bruselas pide explicaciones a la farmacéutica. Por su parte, AstraZeneca ha asegurado  que los 29 millones de dosis habían sido producidas fuera de la Unión Europea y que preveía repartir casi diez millones de ellas a los países del bloque antes de que acabara este mes.

"El sábado, la Comisión Europea pidió al presidente del Gobierno que verificase algunos lotes de vacunas que se encontraban en una planta de producción de Anagni (provincia de Roma)", dijeron las fuentes. El primer ministro italiano, Mario Draghi, informó al ministro de Sanidad, quien ordenó una inspección de la que resultó que los lotes, cuya cantidad no ha sido hecha pública, tenían como destino Bélgica y todas las expediciones están controladas por los Carabineros que se ocupan del departamento de sanidad, añadieron.

Sin embargo, el diario italiano precisa que se trata de una cantidad por la que estarían compitiendo Bruselas y Londres ya que para la UE se trata de "un suministro equivalente al doble de las dosis recibidas hasta ahora de la empresa anglosueca (16,6 millones). Mientras, para los británicos, esta cantidad de vacunas "es imprescindible para garantizar la segunda dosis a casi quince millones de ciudadanos".

El bloqueo de esta impresionante cifra de vacunas se descubrió gracias a la visita del comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, a la planta de Leiden, en Países Bajos, gestionada por Halix. Esta es una de las dos plantas que utiliza la empresa farmacéutica para producir el medicamento en la UE (la otra está en Seneffe, Bélgica).

El problema es que la planta de Halix no ha obtenido aún la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), por lo que sin su visto bueno, las dosis no se pueden ser entregadas a los países de la UE.

Esto, sin embargo, no es aplicable al Reino Unido que, de hecho, en los últimos meses del año pasado habría importado las vacunas producidas en la fábrica holandesa.

Pero ante la falta de una respuesta concreta a las preguntas de Breton sobre qué se hacía con las dosis que se producían en esta fábrica, se iniciaron las investigaciones que llevaron a la planta italiana.

"Fue en ese momento que el comisario francés comenzó a sospechar e inmediatamente informó de la situación a las autoridades italianas, que realizaron inspecciones en la planta de Catalent en Anagni, utilizada por AstraZeneca para el llenado y acabado de cada frasco", explica el rotativo de Turín.

El primer informe enviado a Bruselas dice que en los frigoríficos de los almacenes de esta localidad de la región del Lacio hay 29 millones de dosis de la vacuna y fuentes de la UE explicaron al diario que probablemente no todas fueron producidas por Halix, pero están preparadas para ser inyectadas y la farmacéutica pretendía enviarlas al Reino Unido y no a los países de la Unión Europea.

Exportaciones a terceros

Esta información surge cuando el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) Valdis Dombrovskis aseguraba que la Unión Europea está exportando vacunas contra el COVID a terceros países cuya situación epidemiológica es mejor. "La Unión Europea (UE) aún afronta una situación epidemiológica muy seria y continua exportando significativamente a terceros países cuya situación es menos seria que la nuestra", dijo Dombrovskis, durante la presentación de la modificación que hizo este miércoles Bruselas de su control sobre la exportación de las vacunas.

A la hora de exportar vacunas a terceros países, la UE tendrá en cuenta a partir de este miércoles si estos también envían dosis a los Veintisiete y a cuántos ciudadanos han vacunado ya. Hasta ahora, sólo se tenía en cuenta si la venta de dosis a terceros países impedía a las farmacéuticas cumplir con sus compromisos contractuales con la UE, de tal manera que entregaran menos dosis de las compradas.

"La UE es el único país productor en la OCDE que continúa exportando vacunas a países que tienen su propia capacidad de producción, pero cuando estos países no exportan a la UE, no hay reciprocidad", dijo Dombrovskis.

"Vemos que los continuos déficits en la producción no se distribuyen de forma justa entre los diferentes países que han firmado contratos", continuó el vicepresidente del Ejecutivo comunitario.

Dombrovskis aseguró que los cambios en el control sobre la exportación de vacunas no van dirigidos contra un país en concreto, pero "es evidente que en la UE también tenemos que garantizar la vacunación de nuestra propia población y estamos por detrás de lo programado".

"Si miramos específicamente al Reino Unido, desde la introducción del sistema de autorización de vacunas unos 10 millones de dosis se han exportado de la UE al Reino Unido y cero dosis se han exportado del Reino Unido a la UE", aseguró. "Es evidente que también tenemos que tener en cuenta a estos aspectos de reciprocidad y proporcionalidad", dijo Dombrovskis.